Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Síndrome del túnel carpiano

Generalidades del tema

Los huesos del codo

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano es el entumecimiento, hormigueo, debilidad y otros problemas en la mano debidos a la presión sobre el nervio mediano en la muñeca.

El nervio mediano y varios tendones se extienden del antebrazo a la mano a través de un pequeño espacio en la muñeca llamado túnel carpiano. El nervio mediano controla el movimiento y la sensibilidad del pulgar y de los tres primeros dedos (no el meñique).

¿Qué causa el síndrome del túnel carpiano?

La presión sobre el nervio mediano causa el síndrome del túnel carpiano. Esta presión puede provenir de una inflamación o cualquier cosa que haga que el túnel carpiano se reduzca. Hay muchas cosas que pueden causar esta inflamación, como:

  • Enfermedades como hipotiroidismo, artritis reumatoide y diabetes.
  • Hacer los mismos movimientos con la mano una y otra vez, sobre todo si se dobla la muñeca (las manos más abajo de las muñecas), o hacer los mismos movimientos con la muñeca una y otra vez.
  • Embarazo.

¿Cuáles son los síntomas?

El síndrome del túnel carpiano puede causar hormigueo, entumecimiento, debilidad o dolor en los dedos o la mano. Algunas personas podrían tener dolor en el brazo entre la mano y el codo.

Los síntomas ocurren con más frecuencia en el pulgar, el dedo índice, el dedo medio y la mitad del dedo anular. Si tiene problemas con los otros dedos, pero el dedo meñique está bien, esto puede ser una señal de que tiene el síndrome del túnel carpiano. La sensibilidad del dedo meñique proviene de un nervio diferente.

Es posible que note los primeros síntomas en la noche. Es posible que pueda sentir alivio agitando la mano.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del túnel carpiano?

El médico le preguntará si tiene algún problema de salud, como artritis, hipotiroidismo o diabetes, o si está embarazada. Le preguntará si se lesionó recientemente la muñeca, el brazo o el cuello. Su médico querrá saber sobre su rutina diaria y las actividades recientes que pudieran haberle lastimado la muñeca.

Durante el examen, su médico comprobará la sensibilidad, la fuerza y la apariencia del cuello, los hombros, los brazos, las muñecas y las manos. Es posible que le sugiera pruebas, como análisis de sangre o prueba de los nervios.

¿Cómo se trata?

Los síntomas leves generalmente pueden ser tratados con cuidado en el hogar. Usted puede:

  • Dejar de hacer actividades que le provoquen entumecimiento y dolor. Reposar la muñeca durante más tiempo entre actividades.
  • Colocarse hielo en la muñeca de 10 a 15 minutos, 1 o 2 veces cada hora.
  • Probar con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para aliviar el dolor y reducir la hinchazón.
  • Usar una tablilla (férula) para la muñeca por la noche. Esto le quita presión al nervio mediano.

Cuanto antes empiece el tratamiento, mejores serán sus probabilidades de detener los síntomas y prevenir daños a los nervios a largo plazo.

También es posible que necesite medicamentos para el síndrome del túnel carpiano o para un problema de salud que le hizo ser propenso a tener el síndrome del túnel carpiano.

La cirugía es una opción. Pero se suele realizar solo cuando los síntomas son tan graves que la persona no puede trabajar ni hacer otras actividades, incluso después de varias semanas a meses de otro tratamiento.

¿Cómo se puede evitar que vuelva el síndrome del túnel carpiano?

Para evitar que vuelva el síndrome del túnel carpiano, cuide su salud general. Mantenga un peso saludable. No fume. Haga ejercicio para mantenerse fuerte y flexible. Si tiene un problema de salud crónico, como artritis o diabetes, siga los consejos de su médico para mantener su afección bajo control.

También puede tratar de cuidar bien sus muñecas y manos:

  • Trate de mantener la muñeca en una posición neutral.
  • Use toda la mano para asir objetos, no solo los dedos.
  • Al escribir con un teclado, mantenga las muñecas rectas, con las manos un poco más arriba que las muñecas. Relaje los hombros cuando tenga los brazos a los lados.
  • Si puede, cambie de mano con frecuencia cuando haga movimientos repetitivos.

Preguntas frecuentes

Aprender sobre el síndrome del túnel carpiano:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Síndrome del túnel carpiano: ¿Debería operarme?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Cuidado de la muñeca: Cómo prevenir el síndrome del túnel carpiano

Causa

El síndrome del túnel carpiano se presenta cuando al combinarse afecciones de salud y actividades se produce una presión en el nervio mediano en la zona donde pasa por el túnel carpiano en la muñeca. Esta presión provoca los síntomas. Cualquier factor que disminuya la cantidad de espacio en el túnel carpiano, que aumente la cantidad de tejido en el túnel o que aumente la sensibilidad del nervio mediano, puede conducir al síndrome del túnel carpiano.

Entre los factores que ayudan a provocar el síndrome del túnel carpiano, se encuentran:

  • Las afecciones o enfermedades que pueden causar o contribuir al dolor de brazo o a la hinchazón de las articulaciones y de los tejidos blandos del brazo, o a la reducción del flujo de sangre a las manos. Estas incluyen la obesidad, la artritis reumatoide, la gota, la diabetes, el lupus y el hipotiroidismo.
  • Movimientos repetitivos de la mano y de la muñeca. Estos pueden hacer que se hinchen las membranas que rodean a los tendones (tenosinovitis).
  • Fracturas de muñeca, huesos dislocados, crecimiento del hueso en huesos en proceso de curación o espolones óseos. Estos pueden ocupar espacio en el túnel carpiano y ejercer más presión sobre el nervio mediano.

El síndrome del túnel carpiano es una afección común relacionada con el trabajo. Puede ser causado por un trabajo que requiera:

  • Movimientos enérgicos o repetitivos de las manos.
  • Vibración mano-brazo.
  • Trabajar durante mucho tiempo en una misma posición o en una posición incómoda.

Usted tiene aún más probabilidades de tener síndrome del túnel carpiano si tiene estos problemas relacionados con el trabajo, junto con otras afecciones de salud.

En algunos casos, no se puede encontrar la causa del síndrome del túnel carpiano.

Síntomas

La mayoría de las veces, los síntomas leves del túnel carpiano afectan a la mano y en ocasiones al antebrazo, pero pueden extenderse hasta el hombro. Los síntomas incluyen:

  • Entumecimiento o dolor en la mano, el antebrazo o la muñeca que lo despierta por la noche. (Sacudir o mover los dedos puede aliviar el entumecimiento y el dolor).
  • Ocasionalmente, hormigueo, entumecimiento, sensación de "pinchazos" o dolor. La sensación es similar a cuando se le "duerme" la mano.
  • Entumecimiento o dolor que empeora mientras está usando la mano o la muñeca. Es más probable que lo sienta cuando tome un objeto con la mano o flexiona la muñeca.
  • Dolor agudo ocasional en el antebrazo, entre el codo y la muñeca.
  • Rigidez en los dedos al levantarse por la mañana.

Si tiene síntomas moderados o graves del túnel carpiano, puede tener entumecimiento o disminución de la fuerza y prensión en los dedos, el pulgar o la mano. Puede ser difícil:

  • Hacer movimientos simples de la mano, como cepillarse el cabello o sujetar un tenedor. Podría dejar caer accidentalmente objetos.
  • Apretar un objeto entre el pulgar y el índice. (Esto se conoce como pérdida de la fuerza para pellizcar).
  • Usar el pulgar mientras hace tareas simples como abrir un frasco o usar un destornillador. Con el síndrome del túnel carpiano, a largo plazo los músculos del pulgar se vuelven más pequeños y más débiles (se atrofian).

Los síntomas ocurren con mayor frecuencia en las partes de la mano a las que llega el nervio mediano: el dedo pulgar, el dedo índice, el dedo cordial (medio) y la mitad del dedo anular. El nervio mediano no afecta al dedo meñique. Así que si su dedo meñique está afectado, es posible que no tenga el síndrome del túnel carpiano.

Los síntomas ocurren con frecuencia en las dos manos, pero generalmente son peores en una mano que en la otra. Es posible que note los primeros síntomas en la noche. Las personas con el síndrome del túnel carpiano, por lo general, pueden conciliar el sueño, pero es posible que el dolor o el entumecimiento los despierte.

No todos los dolores en la muñeca o en la mano son causados por el síndrome del túnel carpiano. Hay muchas otras afecciones con síntomas similares, como:

  • Una lesión en los músculos, en los ligamentos, en los tendones o en los huesos.
  • Problemas de los nervios en los dedos, el codo o el cuello.
  • Artritis en la articulación del pulgar o de la muñeca.

Qué sucede

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano suelen aparecer gradualmente. Los síntomas suelen mejorar si suspende o cambia una actividad que esté propiciando esta condición.

La mayoría de los casos leves del síndrome del túnel carpiano mejoran con el tratamiento. Por lo general, no hay daño permanente en el nervio mediano. Los síntomas pueden mejorar por sí mismos cuando:

  • Disminuye la acumulación de líquido, como, por ejemplo, después del embarazo.
  • Cambia o suspende la actividad que ha causado el síndrome del túnel carpiano.
  • Mejoran otros problemas de salud que causan o contribuyen a los síntomas del túnel carpiano.

El síndrome del túnel carpiano a largo plazo puede causar:

  • Una pérdida de la sensibilidad y la coordinación en los dedos y en la mano. Los músculos del pulgar pueden debilitarse y atrofiarse. Esto puede hacer que sea difícil asir y sostener objetos.
  • Daño permanente al nervio mediano. Es posible que tenga problemas para usar la mano.

El síndrome del túnel carpiano es una de las causas más comunes de ausentismo laboral.

Qué aumenta el riesgo

Los factores que le hacen correr el riesgo de tener síndrome del túnel carpiano incluyen:

  • Problemas de salud o enfermedades que pueden causar dolor de brazo o hinchazón de las articulaciones y de los tejidos blandos del brazo, o una reducción del flujo de sangre a las manos. Estas incluyen obesidad, artritis reumatoide, diabetes, lupus, hipotiroidismo, y esclerosis múltiple.
  • Ser mujer. Las mujeres con edades entre los 40 y 60 años tienen el mayor riesgo. Las mujeres embarazadas cerca del final de su embarazo tienen con frecuencia síntomas a corto plazo. También se considera que tienen riesgo las mujeres que toman píldoras anticonceptivas, las que están atravesando la menopausia o las que toman estrógeno.
  • Movimientos de la mano y de la muñeca y actividades que requieren movimientos repetitivos, especialmente en posiciones incómodas.
  • Fumar. Puede contribuir al síndrome del túnel carpiano al afectar el flujo de sangre al nervio mediano.
  • Fracturas de muñeca, huesos dislocados, crecimiento del hueso en huesos en proceso de curación, o espolones óseos. Estos pueden ocupar espacio en el túnel carpiano y ejercer más presión sobre el nervio mediano.
  • Tumores y otros crecimientos (como gangliones). Estas causas poco comunes del síndrome del túnel carpiano suelen ser benignas.
  • El desgaste normal de los tejidos de la mano y la muñeca causados por el envejecimiento.

Cuándo llamar al médico

Llame al 911 o vaya a una sala de urgencias inmediatamente si nota una pérdida repentina de sensibilidad en el brazo.

Llame a su médico si:

  • Tiene entumecimiento, hormigueo, debilidad o dolor en los dedos o en la mano, que reaparece o que no ha desaparecido después de 2 semanas de tratamiento en el hogar.
  • Ha experimentado gradualmente poca o ninguna sensibilidad en los dedos o en la mano.
  • No puede hacer movimientos simples de la mano o se le caen objetos accidentalmente.
  • No puede apretar los dedos pulgar e índice o no aprieta con fuerza.
  • No puede utilizar el pulgar normalmente (disminución de la fuerza del pulgar).
  • Tiene problemas en el trabajo debido a dolor en los dedos o en la mano.

Espera vigilante

Puede tratar en el hogar los síntomas leves de dolor o entumecimiento en la muñeca y en la mano. Puede probar con el tratamiento en el hogar durante 1 o 2 semanas antes de llamar al médico.

A quién consultar

Para revisar los síntomas, se sugiere consultar primero al médico que atiende sus otros problemas de salud, especialmente otras afecciones que puedan contribuir al síndrome del túnel carpiano. (Afecciones de salud como la artritis reumatoide, el hipotiroidismo o la diabetes pueden conducir al síndrome del túnel carpiano). O bien, puede optar por consultar a:

Para realizarse más pruebas, consulte a:

Para el tratamiento, consulte a:

  • Un cirujano ortopédico.
  • Un fisioterapeuta o terapeuta ocupacional especializado en las manos o en lesiones por uso excesivo.
  • Un especialista que identifique situaciones laborales que contribuyen a lesiones por movimientos repetitivos (un especialista en ergonomía).
  • Un cirujano de la mano.

Para la cirugía, consulte a:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

El síndrome del túnel carpiano se suele diagnosticar mediante:

  • Antecedentes médicos. El médico le preguntará acerca de cualquier problema de salud o enfermedades, lesiones previas, síntomas actuales o actividades diarias que puedan estar causando los síntomas.
  • Diagrama de la mano. Es posible que le pidan que ayude a llenar un diagrama de la mano para mostrar en dónde tiene entumecimiento, hormigueo o dolor.
  • Examen físico, incluida una comparación de la fuerza de las dos manos.

Más pruebas

Si los síntomas son graves, si el tratamiento no quirúrgico no ha mejorado los síntomas o si los síntomas no son claramente causados por el síndrome del túnel carpiano, el médico puede recomendar:

  • Pruebas para los nervios, que examinan el nervio mediano.
  • Radiografías. Estas pueden detectar problemas óseos causados por lesiones anteriores, artritis, huesos rotos o dislocados recientemente o tumores. Las radiografías no se utilizan para diagnosticar el síndrome del túnel carpiano. Pero pueden ser útiles para encontrar signos de artritis o una lesión antigua o nueva en la muñeca o en el cuello que puedan estar provocando más síntomas.
  • Ecografía, para examinar el tamaño del nervio mediano. Es económica, cómoda y rápida. Pero su uso para el diagnóstico del síndrome del túnel carpiano aún no está comprobado y es poco común.
  • Examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). Mediante este estudio por imágenes se puede detectar hinchazón en el nervio mediano, estrechamiento del túnel carpiano o problemas de circulación de la sangre a través del túnel carpiano.
  • Análisis de sangre. En ocasiones, se realizan para comprobar si hay algún problema de tiroides, artritis reumatoide u otro problema médico.

Generalidades del tratamiento

El objetivo del tratamiento para el síndrome del túnel carpiano es permitirle volver a su función y actividades normales y evitar el daño a los nervios y la pérdida de la fuerza muscular en los dedos y en la mano.

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Tratamiento en el hogar, como por ejemplo cambiar o evitar las actividades que puedan estar causando los síntomas y usar una tablilla (férula) para la muñeca
  • Fisioterapia. Esta incluye ultrasonido, estiramiento y ejercicios de amplitud de movimiento. En algunas clínicas, es posible que estas terapias las realice un terapeuta ocupacional.
  • Medicamentos, como antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para aliviar el dolor y reducir la hinchazón. En algunos casos, se pueden considerar los corticosteroides orales o las inyecciones de corticosteroides en el túnel carpiano.
  • Cirugía. A veces, se recomienda la cirugía cuando otros tratamientos no han ayudado, cuando ha tenido el síndrome del túnel carpiano durante mucho tiempo o si hay daño en los nervios o riesgo de daño a los nervios.
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Síndrome del túnel carpiano: ¿Debería operarme?

Para pensar

El tratamiento para el síndrome del túnel carpiano se basa en la gravedad de la afección y toma en cuenta si existe algún daño en los nervios, o si otro tratamiento ha ayudado. Si los síntomas son leves, es probable que pueda aliviar el dolor con 1 o 2 semanas de tratamiento en el hogar.

Prevención

Para ayudar a prevenir el síndrome del túnel carpiano:

  • Cuide bien su estado general de salud. Esto incluye mantener un peso saludable, no fumar y hacer ejercicio regularmente.
  • Mantenga fuertes y flexibles los músculos del brazo, la mano y los dedos.
  • Deje de hacer cualquier actividad que crea que pudiera ser la causa del entumecimiento o del dolor en los dedos, la mano o la muñeca.
  • Haga movimientos de mano y de muñeca que distribuyan la presión y el movimiento uniformemente en la mano y la muñeca. Por ejemplo, mantenga las muñecas rectas o ligeramente flexionadas. Evite las actividades que flexionen o tuerzan las muñecas durante largos períodos de tiempo.
  • Cambie de mano y de posición con frecuencia cuando esté haciendo movimientos repetitivos. Tome descansos y descanse las manos.
  • Utilice una postura correcta.
  • Si tiende a retener líquidos, restrinja el consumo de sal.
  • Use una tablilla para la muñeca cuando no pueda controlar el movimiento de la muñeca, como por ejemplo mientras duerme. Una tablilla puede mantener su muñeca en una posición neutral, es decir, sin que se flexione demasiado hacia adelante o hacia atrás, y para reducir la presión sobre los dedos, la mano o la muñeca.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Cuidado de la muñeca: Cómo prevenir el síndrome del túnel carpiano

Si cree que ciertas actividades laborales le están causando entumecimiento o dolor en los dedos, la mano o la muñeca, hable con el departamento de recursos humanos. Pregunte acerca de diferentes formas de hacer su trabajo, cambios en su equipo, asignación de otros trabajos o la posibilidad de una evaluación ergonómica de su espacio y procedimientos de trabajo. Para obtener más información, vea el tema Ergonomía en la oficina.

En las rutinas diarias en el hogar o durante sus pasatiempos, piense en cambiar aquellas actividades en las que hace movimientos repetitivos con los dedos, la mano o la muñeca. Entrénese para utilizar otras posiciones o técnicas que eviten el esfuerzo en la mano o la muñeca.

Tratamiento en el hogar

Tratamiento en el hogar para el síndrome del túnel carpiano:

  • Puede aliviar el dolor y prevenir un daño mayor o permanente al nervio mediano.
  • Puede aliviar completamente los síntomas si inicia el tratamiento a partir del momento en que aparecen los síntomas.

Si tiene síntomas leves, como hormigueo ocasional, entumecimiento, debilidad o dolor en los dedos o en la mano, siga estos pasos para reducir la inflamación:

  • Descanse los dedos, la mano y la muñeca. Deje de hacer las actividades que cree que puedan estar causando entumecimiento y dolor. Cuando los síntomas mejoren, retome la actividad gradualmente. Mientas lo hace, mantenga las muñecas rectas o ligeramente flexionadas.
  • Colóquese hielo en la muñeca de 10 a 15 minutos cada vez, una o dos veces cada hora.
  • Considere tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para aliviar el dolor y reducir la hinchazón. Los estudios no han demostrado que los AINE sean eficaces para el síndrome del túnel carpiano, pero pueden ayudar a aliviar los síntomas.
  • Use una tablilla (férula) para la muñeca durante la noche para mantener la muñeca en una posición neutral y aliviar la presión sobre el nervio mediano.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Cuidado de la muñeca: Cómo prevenir el síndrome del túnel carpiano

Cuando el dolor haya desaparecido, comience con ejercicios de flexibilidad y fuerza para el brazo y la muñeca. Aprenda las mejores posiciones y posturas para movimientos de la mano y de la muñeca.

Medicamentos

Los medicamentos pueden aliviar la hinchazón, la inflamación y el dolor en la muñeca o la mano relacionados con el síndrome del túnel carpiano. La reducción de la inflamación en la muñeca aliviará la presión sobre el nervio mediano en el túnel carpiano y aliviará sus síntomas.

Opciones de medicamentos

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden aliviar el dolor y la inflamación se consiguen con o sin receta médica. Funcionan mejor cuando el tendón está inflamando. Los AINE no alivian la presión sobre el nervio mediano, pero pueden hacerlo sentir mejor.

Los corticosteroides pueden ser una opción de tratamiento cuando los AINE no alivian eficazmente el dolor y la inflamación. Son medicamentos antiinflamatorios potentes. Tienen efectos secundarios que deben ser considerados. Los corticosteroides se pueden tomar en forma de pastilla o ser inyectados en la muñeca por un médico.

Para pensar

Los medicamentos deben usarse junto con otras medidas (como el hielo, el descanso y las tablillas) para reducir el dolor y la inflamación.

Corticosteroides:

  • Por lo general, no se usan hasta después de haber probado tratamientos no quirúrgicos (como el reposo, el hielo, las tablillas o los medicamentos antiinflamatorios) durante varias semanas y no observar ninguna mejoría.
  • A menudo, proporcionan un alivio temporal (durante varias semanas o más). Los corticosteroides inyectados suelen proporcionar resultados más duraderos que los orales. Pero los medicamentos orales o los inyectados rara vez proporcionan alivio permanente de los síntomas del túnel carpiano.

Cirugía

La mayoría de las personas con síndrome del túnel carpiano son tratadas sin cirugía. La cirugía se considera solo cuando:

  • Los síntomas no han mejorado después de varias semanas o meses de tratamiento no quirúrgico. Esto significa que tiene síntomas continuos, pero no hay señales de daño en los nervios. El daño a los nervios haría que la cirugía fuera más urgente.
  • Los síntomas graves restringen las actividades diarias normales, como, por ejemplo, cuando:
    • Hay una pérdida persistente de la sensibilidad o de la coordinación en los dedos o en la mano.
    • Hay una disminución de la fuerza en el pulgar.
    • El dolor perturba mucho el sueño.
  • Hay daño en el nervio mediano (que se evidencia por los resultados de la prueba de los nervios y por la pérdida de la función de la mano, del dedo pulgar o del dedo) o hay riesgo de daño al nervio.
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Síndrome del túnel carpiano: ¿Debería operarme?

Opciones de cirugía

La cirugía más común para aliviar los síntomas del túnel carpiano consiste en cortar el ligamento carpiano transversal para aliviar la presión sobre el nervio mediano en la muñeca. Hay dos técnicas para esta cirugía:

  • Cirugía abierta para la liberación del túnel carpiano. La cirugía abierta requiere un período de recuperación más largo y deja una cicatriz más grande que la cirugía endoscópica. Pero puede haber menos posibilidades de otras complicaciones.
  • Cirugía endoscópica para la liberación del túnel carpiano. La recuperación es más rápida que con la cirugía abierta. Las cicatrices sanan con mayor rapidez, son más pequeñas y tienden a ser menos dolorosas a los 3 meses después de la cirugía. Pero es posible haya una probabilidad ligeramente mayor de que necesite otra cirugía en el futuro.

Actualmente, algunos cirujanos hacen una cirugía de liberación por incisión pequeña. Esto requiere una incisión más pequeña que la cirugía abierta estándar de liberación del túnel carpiano. Puede reducir el tiempo de curación y cicatrización. Pero además permite al cirujano ver el ligamento directamente durante la cirugía para minimizar el peligro para propio nervio. Este procedimiento puede ser prometedor. Sin embargo, por el momento hay pocos estudios en comparación con la cirugía abierta del túnel carpiano o con los procedimientos endoscópicos.

Para pensar

A menudo, las pruebas de los nervios (prueba de velocidad de conducción del nervio y electromiograma) se realizan antes de la cirugía. Es más probable que la cirugía tenga éxito si los resultados de las pruebas del nervio indican la presencia del síndrome del túnel carpiano.

La decisión sobre si se debe usar la cirugía abierta o la endoscópica depende de la experiencia que tenga el médico con los procedimientos. La cirugía endoscópica del túnel carpiano utiliza un equipo muy técnico y se obtienen mejores resultados cuando el médico ha hecho el procedimiento varias veces.

Después de la cirugía, es importante evitar cualquier actividad que pueda haber causado el síndrome del túnel carpiano. O bien, puede cambiar la manera en que la hace.

Otro tratamiento

Otros tratamientos para el síndrome del túnel carpiano incluyen:

  • Fisioterapia. Esta incluye ultrasonido, estiramiento y ejercicios de amplitud de movimiento. En algunas clínicas, es posible que estas terapias las realice un terapeuta ocupacional.
  • Tablillas para la muñeca.
  • Reentrenamiento (aprender nuevas formas de hacer actividades) y consideraciones ergonómicas (por ejemplo, mantener la postura correcta del cuerpo y usar un equipo que sea adecuado para su fuerza y capacidad).
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Cuidado de la muñeca: Cómo prevenir el síndrome del túnel carpiano

Tratamientos complementarios y alternativos

Algunas personas prueban con tratamientos complementarios y alternativos para ayudar a aliviar los síntomas de hormigueo, entumecimiento, debilidad o dolor que sienten en los dedos o la mano. No hay pruebas sólidas de que sean de ayuda.1 Algunos de estos tratamientos incluyen:

  • Acupuntura.
  • Yoga.
  • Terapias manuales, como la movilización.
  • Vitamina B6 (piridoxina). Las dosis altas de vitamina B6 pueden causar problemas en los nervios (neuropatía). Hable con su médico antes de usar suplementos de vitamina B6.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS)
Dirección del sitio web: www.orthoinfo.aaos.org

American Society for Surgery of the Hand (ASSH)
6300 North River Road
Suite 600
Rosemont, IL  60018-4256
Teléfono: (847) 384-8300
Fax: (847) 384-1435
Correo electrónico: info@assh.org
Dirección del sitio web: www.assh.org
 

ASSH is a professional organization of hand surgeons that provides education to the public about hand problems, such as Dupuytren's disease, carpal tunnel syndrome, and tennis elbow. ASSH also provides education about surgery, preventive tips to keep your hands safe, and an online tool to find a hand surgeon.


Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Academy of Orthopaedic Surgeons (2008, reaffirmed 2011). Clinical Practice Guideline on the Treatment of Carpal Tunnel Syndrome. Available online: http://www.aaos.org/Research/guidelines/CTStreatmentguide.asp.

Otras obras consultadas

  • American Academy of Orthopaedic Surgeons (2007). Clinical guideline on diagnosis of carpal tunnel syndrome. Available online: www.aaos.org/Research/guidelines/CTSdiagnosisguide.asp.
  • American Academy of Orthopaedic Surgeons (2008, reaffirmed 2011). Clinical Practice Guideline on the Treatment of Carpal Tunnel Syndrome. Available online: http://www.aaos.org/Research/guidelines/CTStreatmentguide.asp.
  • American Academy of Orthopaedic Surgeons and American Academy of Pediatrics (2010). Carpal tunnel syndrome. In JF Sarwark, ed., Essentials of Musculoskeletal Care, 4th ed., pp. 436–440. Rosemont, IL: American Academy of Orthopaedic Surgeons.
  • Bednar MS, Light TR (2006). Hand surgery. In HB Skinner, ed., Current Diagnosis and Treatment in Orthopedics, 4th ed., pp. 535–596. New York: McGraw-Hill.
  • Mercier LR (2008). The forearm, wrist, and hand. In Practical Orthopedics, 6th ed, pp. 105–141. Philadelphia: Mosby Elsevier.
  • National Institute of Neurological Disorders and Stroke (2009). Carpal tunnel syndrome fact sheet. Bethesda, MD: National Institutes of Health. Available online: http://www.ninds.nih.gov/disorders/carpal_tunnel/detail_carpal_tunnel.htm.
  • Palmer KT, et al. (2007). Carpal tunnel syndrome and its relation to occupation: A systematic literature review. Occupational Medicine, 57(1): 57–66.
  • Piazzini DB, et al. (2007). A systematic review of the conservative treatment of carpal tunnel syndrome. Clinical Rehabilitation, 21(4): 299–213.
  • Thomsen JF, et al. (2008). Carpal tunnel syndrome and the use of computer mouse and keyboard. A systematic review. BMC Musculoskeletal Disorders, 9: 134. Available online: http://www.biomedcentral.com/1471-2474/9/134.
  • Zhao M, Burke D (2008). Median neuropathy (carpal tunnel syndrome). In WR Frontera et al., eds., Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation: Musculoskeletal Disorders, Pain, and Rehabilitation, 2nd ed., pp. 173–177. Philadelphia: Saunders Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Herbert von Schroeder, MD, MSc, FRCSC - Cirugía de mano y microvascular
Última revisión 2 octubre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.