Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Candidiasis oral

Generalidades del tema

¿Qué es la candidiasis oral?

Las candidiasis oral es una infección por hongos en forma de levadura que causa manchas blancuzcas (aftas) en la boca y en la lengua. Las candidiasis oral es más común en bebés y en adultos mayores, pero puede aparecer a cualquier edad. La candidiasis oral en los bebés no suele ser grave.

¿Cuál es la causa de la candidiasis oral?

La candidiasis oral aparece cuando un hongo en forma de levadura que se llama Candida, normalmente presente en el cuerpo, crece en forma descontrolada.

En los bebés, la Candida causa candidiasis oral debido a que el sistema inmunitario de los bebés todavía no es lo suficientemente fuerte como para controlar el crecimiento del hongo en forma de levadura. Las personas mayores contraen candidiasis oral porque su sistema inmunitario puede debilitarse con la edad.

Algunas personas contraen candidiasis oral cuando toman determinados medicamentos, como antibióticos o corticosteroides inhalados. Las personas que tienen ciertos problemas de salud, como diabetes o VIH, también tienen mayores probabilidades de tener candidiasis oral.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más comunes de la candidiasis oral son manchas blancuzcas (aftas) que se adhieren al interior de la boca y a la lengua.

En los bebés, es fácil confundir la candidiasis oral con leche o leche de fórmula. Tiene un aspecto similar al requesón o a la leche cuajada. No intente limpiar ninguna de estas manchas debido a que puede enrojecerlas y provocar dolor. Algunos bebés con candidiasis oral pueden estar irritables y no quieren comer.

Hable con su médico si cree que su hijo tiene candidiasis oral.

¿Cómo se diagnostica la candidiasis oral?

En la mayoría de los casos, los médicos pueden diagnosticar candidiasis oral con solo mirar las manchas blancuzcas. Su médico también le hará preguntas acerca de su salud. Si su médico considera que otro problema de salud como la diabetes podría estar relacionado con la candidiasis oral, es posible que también le haga pruebas para detectar esa afección.

¿Cómo se trata?

La candidiasis oral suele tratarse con un medicamento antimicótico recetado, como nistatina líquida. En la mayoría de los casos, usted deberá colocar el medicamento directamente sobre las manchas blancuzcas. Cuando un bebé tiene candidiasis oral, el hongo en forma de levadura puede causar una dermatitis del pañal al mismo tiempo que la candidiasis oral. Su médico podría recetarle una crema o pomada de nistatina para la zona del pañal.

Para tratar la candidiasis oral en los adultos, al principio, es probable que use medicamentos que se colocan directamente sobre las manchas blancuzcas, como un líquido o una tableta o pastilla para chupar. Si estos medicamentos no dan resultado, es posible que su médico le recete una pastilla antimicótica.

¿Cómo se puede manejar la candidiasis oral?

Si su bebé tiene candidiasis oral, podría ser útil:

  • Limpiar las tetillas del biberón, los chupetes (chupones) y otros artículos que su bebé pueda ponerse en la boca. Hierva los artículos o lávelos con agua caliente y jabonosa.
  • Secarse los pezones y aplicarse una loción de lanolina después del amamantamiento. Su médico también puede recetarle un medicamento que puede ponerse en los pezones. Las madres que amamantan y los bebés que son amamantados pueden transmitirse una infección por hongos en forma de levadura el uno al otro. Por esta razón, tanto la madre como el bebé necesitan tratamiento.

Si usa dentadura postiza y tiene candidiasis oral, asegúrese de limpiarse la boca y limpiar la dentadura todas las noches. Puede dejarla sumergida durante la noche en un limpiador para dentaduras postizas que puede comprar en la tienda. Enjuague bien su dentadura postiza después de dejarla en remojo.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la candidiasis oral:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Causa

Candida, el hongo en forma de levadura que causa la candidiasis oral, normalmente se encuentra en poca cantidad en la boca y en otras membranas mucosas. Por lo general, no provoca daños. Pero cuando se presentan afecciones que permiten que el hongo en forma de levadura crezca de manera descontrolada, el hongo invade los tejidos que lo rodean y se convierte en una infección.

La candidiasis oral es causada con más frecuencia por el hongo en forma de levadura Candida albicans. Con menor frecuencia, otras formas de Candida pueden provocar candidiasis oral.

Hay muchos tipos de bacterias en la boca que normalmente controlan el crecimiento de Candida. Algunas veces, ingresa un nuevo tipo de bacteria en la boca y altera el equilibrio de organismos allí presentes, lo que permite que la Candida crezca en exceso. También podrían estar involucrados afecciones de salud y otras cosas.

Cómo se propaga la candidiasis oral

El hongo en forma de levadura que causa candidiasis oral puede transmitirse de una persona a otra de diferentes maneras.

  • Un recién nacido puede contraer candidiasis oral durante el nacimiento, especialmente si su madre tenía candidiasis vaginal (infección por hongos en forma de levadura) durante el trabajo de parto y el parto. Los recién nacidos y los bebés en general tienen un sistema inmunitario inmaduro y no han desarrollado completamente un equilibrio saludable entre bacterias y hongos en forma de levadura en la boca. Por este motivo, la candidiasis oral es común durante los primeros meses de vida.
  • En los niños pequeños y en los niños mayores, que más allá de esta enfermedad están sanos, la candidiasis oral no suele ser contagiosa. Pero un niño que tiene un sistema inmunitario debilitado podría tener candidiasis oral por compartir juguetes o chupetes (chupones) infectados con un niño que tiene la infección. Un niño que tiene candidiasis oral propaga el hongo en forma de levadura de la candidiasis oral a cualquier cosa que se lleva a la boca. Otro niño podría entonces contraer candidiasis oral llevándose un objeto contaminado a la boca.
  • Los adultos que usan dientes postizos (dentaduras postizas) tienen un mayor riesgo de tener candidiasis oral y de transmitírsela a otras personas. Una persona puede contraer candidiasis oral propagando el hongo en forma de levadura de las manos a la dentadura postiza. Y una persona con dentadura postiza podría propagar el hongo en forma de levadura manipulando su dentadura postiza y, luego, contaminando un objeto que otra persona toca o se lleva a la boca.

Síntomas

La candidiasis oral puede ser una infección leve que no causa síntomas. Si se presentan síntomas, estos podrían incluir los siguientes.

En bebés

Los síntomas de candidiasis oral en un bebé podrían incluir:

  • Manchas blancuzcas dentro de la boca y en la lengua, que tienen un aspecto similar al requesón o a la leche cuajada. La candidiasis oral suele confundirse con leche o con leche de fórmula. Las manchas se adhieren a la boca y a la lengua y no pueden limpiarse fácilmente. Si se las frota, las manchas podrían sangrar.
  • Dolor en la boca y en la lengua y/o dificultad para tragar.
  • Poco apetito. El bebé podría negarse a comer, lo que puede confundirse con falta de hambre o deficiencia en el suministro de leche. Si el bebé no puede comer porque tiene dolor en la boca o en la garganta, es posible que actúe de manera irritable.
  • Dermatitis del pañal, que podría aparecer debido a que el hongo en forma de levadura que causa la candidiasis oral también estará presente en las heces del bebé.

En adultos

Los síntomas de candidiasis oral en un adulto podrían incluir:

  • Sensación de ardor en la boca y en la garganta (al comienzo de una infección por candidiasis oral).
  • Manchas blancuzcas que se adhieren a la boca y a la lengua. Es posible que el tejido que rodea las manchas esté enrojecido, en carne viva y adolorido. Si se las frota (mientras se cepilla los dientes, por ejemplo), las manchas y el tejido de la boca podrían sangrar fácilmente.
  • Mal sabor en la boca o dificultad para saborear los alimentos. Algunos adultos dicen que tienen la sensación de tener algodón en la boca.

Una madre que amamanta podría contraer una infección por hongos en forma de levadura en los pezones si su bebé tiene candidiasis oral. Esto puede causar dolor y enrojecimiento en los pezones. También es posible que sienta un ardor intenso en los pezones durante el amamantamiento y al final de cada sesión.

Qué sucede

La mayoría de los casos de candidiasis oral son leves y desaparecen con el uso de un enjuague bucal antimicótico o tabletas o pastillas antimicóticas para chupar. Es posible que los casos muy leves de candidiasis oral desaparezcan sin tratamiento médico. Por lo general, se necesitan alrededor de 14 días de tratamiento con un medicamento antimicótico oral para curar infecciones por candidiasis oral más graves. En algunos casos, es posible que la candidiasis oral dure varias semanas, incluso con tratamiento.

Si la candidiasis oral no se trata y no desaparece por sí sola, puede propagarse a otras partes del cuerpo.

  • La candidiasis oral puede propagarse a la garganta (esófago), a la vagina o a la piel. Rara vez se propaga a otros órganos del cuerpo.
  • Los bebés pueden tener una dermatitis del pañal debido a que el hongo en forma de levadura que causa la candidiasis oral está en las heces del bebé.

Es más probable que la candidiasis oral vuelva a aparecer en:

  • Personas que usan corticosteroides inhalados para tratar el asma.
  • Personas que toman medicamentos antibióticos durante un período prolongado.
  • Personas que tienen dientes postizos.
  • Personas que tienen un sistema inmunitario debilitado.
  • Niños que se llevan a la boca objetos contaminados con el hongo en forma de levadura que causa la candidiasis oral.

Complicaciones

Las complicaciones relacionadas con la candidiasis oral son poco frecuentes en las personas sanas, pero podrían incluir:

  • Nutrición deficiente en bebés que tienen problemas para comer debido a la candidiasis oral.
  • Infección de la garganta.

Qué aumenta el riesgo

Hay varias cosas que pueden aumentar su riesgo de tener candidiasis oral.

Edad

  • Los recién nacidos y los bebés en general no tienen el sistema inmunitario completamente desarrollado, lo que aumenta el riesgo de contraer infecciones, incluida la candidiasis oral.
  • Los recién nacidos también están en el proceso de desarrollar un equilibrio saludable entre las bacterias y los hongos en la boca. Si este equilibrio se ve afectado, el niño podría tener candidiasis oral.
  • Los adultos mayores, especialmente, aquellos que tienen problemas de salud graves, tienen más probabilidades de tener candidiasis oral debido a que su sistema inmunitario probablemente sea más débil.

Conducta

  • El hongo en forma de levadura que causa la candidiasis oral puede transmitirse mediante el sexo oral.
  • El fumar mucho puede reducir la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones, lo que hace que sea más probable tener candidiasis oral.

Otras afecciones

  • Los dientes postizos (dentaduras postizas), los aparatos de ortodoncia o un retenedor que irrita la boca hacen que sea difícil mantener la boca limpia y pueden aumentar su riesgo de tener candidiasis oral. Hay una mayor probabilidad de que la candidiasis oral se presente en una boca que no está limpia que una boca que sí lo está.
  • Personas con un sistema inmunitario debilitado, como aquellas que tienen diabetes o el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o que se están realizando tratamientos de quimioterapia, tienen un mayor riesgo de tener candidiasis oral.
  • Tener la boca seca (xerostomía) puede dar lugar a candidiasis oral. La boca seca puede ser el resultado del uso excesivo de enjuagues bucales o del determinadas afecciones como el síndrome de Sjögren.
  • El embarazo aumenta el riesgo de candidiasis oral. Los cambios hormonales durante el embarazo pueden dar lugar a candidiasis oral debido a que cambian el equilibrio de bacterias en la boca.

Medicamentos

Entre los medicamentos que pueden hacer que el hongo en forma de levadura de la candidiasis oral crezca en forma descontrolada, se incluyen:

  • Antibióticos, especialmente aquellos que matan una amplia gama de organismos (antibióticos de amplio espectro), como la tetraciclina.
  • Píldoras anticonceptivas (anticonceptivos orales).
  • Medicamentos que debilitan el sistema inmunitario del cuerpo, como los corticosteroides.

Medio ambiente

La exposición prolongada a determinadas sustancias químicas del ambiente, como, por ejemplo, al benceno y a algunos pesticidas, puede debilitar el sistema inmunitario del cuerpo, lo cual aumenta el riesgo de infecciones, incluida la candidiasis oral.

Cuándo llamar al médico

Si piensa que podría tener candidiasis oral, pero no se la han diagnosticado, vea el tema Problemas en la boca, no relacionados con lesiones, a fin de evaluar sus síntomas.

Llame a su médico hoy mismo si a usted o a su hijo le han diagnosticado candidiasis oral y:

  • Tienen síntomas que demuestran que la infección podría estar propagándose, como manchas blancuzcas en la piel fuera de la boca.
  • Sus síntomas empeoran o no han mejorado en un plazo de 7 días desde el comienzo del tratamiento.

La candidiasis oral en la boca de un bebé puede propagarse al seno de la madre que amamanta. Esto puede causar dolor y enrojecimiento en los pezones. Comuníquese con su médico si tiene enrojecimiento y dolor en los pezones a pesar del tratamiento en el hogar o si siente ardor en la zona del pezón cuando amamanta. Es probable que el médico examine la boca de su bebé para determinar si la candidiasis oral está causando los síntomas.

Espera vigilante

Si, anteriormente, le han diagnosticado candidiasis oral y cree que podría tener otra infección por candidiasis oral, el tratamiento en el hogar podría ayudar. Es posible que los casos muy leves de candidiasis oral desaparezcan sin tratamiento médico. Hable con su médico si:

  • Sus síntomas empeoran o no mejoran a pesar del tratamiento en el hogar.
  • Sus síntomas recurren con frecuencia.
  • Tiene infección por el VIH, cáncer u otra afección que debilita su sistema inmunitario.

A quién consultar

Los siguientes profesionales de la salud pueden diagnosticar y tratar la candidiasis oral:

Podrían requerirse otros especialistas si se infectan otros órganos o se presentan otras afecciones. El tipo de especialista depende de los órganos afectados y podría incluir los siguientes:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Por lo general, un examen visual es lo único que se necesita para diagnosticar candidiasis oral. Además de mirarle la boca, el médico le hará preguntas acerca de sus antecedentes médicos.

En raras ocasiones, es posible que su médico solicite una prueba de hidróxido de potasio, en la cual se raspa y se examina una de las manchas blancuzcas. Una prueba de hidróxido de potasio se usa solo en casos en los que la candidiasis oral no es claramente evidente en el examen visual.

Es posible que se haga un cultivo de hongos cuando un caso diagnosticado de candidiasis oral no está respondiendo a los medicamentos recetados.

Generalidades del tratamiento

La candidiasis oral es una infección por hongos en forma de levadura que puede aparecer en la boca, y en la garganta y en la lengua. La candidiasis oral es más común en los recién nacidos, en los bebés y en los adultos mayores, pero puede aparecer a cualquier edad. En los recién nacidos y en los bebés sanos, la candidiasis oral no suele ser un problema grave y puede tratarse y curarse fácilmente.

A excepción de los casos más leves, la candidiasis oral debe tratarse para evitar que la infección se propague. Los medicamentos antimicóticos recetados, que desaceleran el crecimiento del hongo en forma de levadura, son el tratamiento estándar para la candidiasis oral. La candidiasis oral se trata más frecuentemente con medicamentos que o bien se aplican directamente en la zona afectada (tópicos) o que se tragan (orales).

Candidiasis oral leve

En los adultos, es posible que los casos leves de candidiasis oral desaparezcan con un tratamiento simple que puede hacerse en el hogar. Por lo general, este tratamiento consiste en usar enjuague bucal antimicótico o tabletas o pastillas antimicóticas para chupar. El tratamiento suele durar alrededor de 14 días.

Por lo general, la candidiasis oral leve en los bebés se trata con medicamentos tópicos hasta al menos 48 horas después de la desaparición de los síntomas.

Candidiasis oral moderada a grave

La candidiasis oral más grave que se ha propagado al esófago se trata con un medicamento antimicótico oral. Es posible que también se use un medicamento antimicótico tópico.

Para algunas infecciones graves, podría necesitarse un período de tratamiento de más de 14 días.

Candidiasis oral persistente o recurrente

Es posible que los casos de candidiasis oral persistentes o recurrentes:

  • Deban tratarse el doble de tiempo de lo que duren los síntomas.
  • Requieran tratamiento con medicamentos antimicóticos orales y tópicos.

Las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado pueden tomar un medicamento antimicótico de manera continua para prevenir infecciones por candidiasis oral.

Es muy importante eliminar toda fuente de infección para que la candidiasis oral no vuelva a aparecer. Hierva los juguetes, chupetes (chupones), biberones y otros artículos que un niño podría llevarse a la boca. O lave los artículos en agua caliente y jabonosa..

Es importante tratar las afecciones que aumentan sus probabilidades de contraer candidiasis oral, como la diabetes, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o el cáncer. Para obtener más información, vea el tema Prevención.

Prevención

Para prevenir la candidiasis oral:

  • Practique buenos hábitos de higiene bucal, que incluye cepillarse los dientes dos veces al día y limpiarse con hilo dental una vez al día. Si ha tenido una infección por candidiasis oral anteriormente, cambie su cepillo de dientes para ayudar a prevenir otra infección. Si usa dentadura postiza, sumérjala todas las noches en una solución de clorhexidina que puede conseguir en la farmacia. También puede usar un limpiador de dentaduras postizas, que se vende en la mayoría de las farmacias o tiendas de comestibles. Frote su dentadura postiza con agua tanto antes como después de remojarla.
  • .Lávese bien las manos
  • Si está tomando un antibiótico líquido, enjuáguese la boca con agua poco después de tomarlo. Si su hijo está tomando un antibiótico líquido, enjuáguele también la boca con agua después de cada dosis. Los antibióticos pueden afectar el equilibrio de bacterias en la boca y así permitir la formación de la levadura que causa la candidiasis oral.
  • Reciba tratamiento para las afecciones que aumentan su riesgo de tener candidiasis oral, como la diabetes, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o el cáncer.
  • Use un espaciador si toma corticosteroides inhalados y enjuáguese la boca después de inhalar la dosis.

Para reducir el riesgo de transmitir la candidiasis oral a los bebés:

  • Trate las candidiasis vaginales (infecciones por hongos en forma de levadura), especialmente durante los últimos 3 meses de embarazo. Esto reducirá el riesgo de que su bebé contraiga candidiasis oral durante el parto.
  • Lave las tetillas del biberón y los chupetes (chupones) diariamente. Y conserve todos los biberones preparados y las tetillas en el refrigerador para reducir la posibilidad de crecimiento del hongo en forma de levadura.
  • No vuelva a utilizar el biberón si ha transcurrido más de una hora desde que el bebé bebió de él debido a que es posible que haya habido tiempo para que el hongo en forma de levadura crezca en la tetilla.
  • Lave o hierva todos los objetos que el bebé se lleva a la boca o lávelos en el lavavajillas.
  • Cambie el pañal de su bebé poco después de que lo moje. Una zona de pañal mojado proporciona un buen entorno para que crezca el hongo en forma de levadura que causa la candidiasis oral.
  • Amamante a su bebé si es posible. La leche materna contiene anticuerpos que ayudarán a desarrollar el sistema de defensa natural de su bebé (sistema inmunitario) para que pueda resistir la infección.
  • Comuníquese con su médico si está amamantando y sus pezones se enrojecen y están adoloridos o le duelen los senos mientras amamanta a su bebé o después de hacerlo. Esto podría ser una señal de una infección por candidiasis oral en su bebé, que se ha propagado a los pezones.

Si su bebé necesita medicamentos para tratar la candidiasis oral, no coloque el gotero del medicamento en la boca del bebé. Humedezca un hisopo de algodón con el medicamento y úselo para limpiar la zona afectada. Deseche el hisopo y no vuelva a introducir nada en el frasco de medicamento que pudiera estar contaminado con el hongo en forma de levadura.

Tratamiento en el hogar

Bebés y madres que amamantan

Si su hijo tiene candidiasis oral leve, es posible que lo único que necesite es limpiar las tetillas de los biberones y los chupetes (chupones) con regularidad y masajear el interior de la boca de su hijo con un paño limpio y húmedo.

Si amamanta, séquese los pezones después de hacerlo. Y aplíquese una loción de lanolina, la cual puede ayudar a aliviar el dolor en los pezones. Su médico también podría recetarle un medicamento que puede aplicarse en los pezones.

Adultos y niños (excepto recién nacidos)

  • Beba líquidos fríos, como agua o té helado, o coma golosinas heladas saborizadas o jugos helados.
  • Coma alimentos que sean fáciles de tragar, como gelatina, helado o flan.
  • Si las zonas infectadas le duelen, trate de beber con una pajita (popote).
  • Enjuáguese la boca varias veces al día con una solución de agua salada tibia. Puede preparar la solución salina con 1 cucharadita (5 g) de sal en 8 onzas líquidas (240 mL) de agua tibia.

La violeta de genciana (1%) a veces funciona como tratamiento para la candidiasis oral. Es un tinte que elimina las bacterias y los hongos, y está disponible sin receta médica. Consulte con su médico antes de usar la violeta de genciana.

Adultos que llevan dentaduras postizas

Si tiene candidiasis oral y tiene dentadura postiza, es importante que se lave la boca y lave la dentadura todas las noches.

  • Sáquese la dentadura antes de irse a dormir.
  • Frótela bien con un cepillo de dientes y agua limpios.
  • Sumérjala durante la noche en clorhexidina, que puede conseguir en la farmacia. O puede utilizar un limpiador de dentaduras, el cual puede conseguir en la mayoría farmacias o tiendas de comestibles.
  • Enjuague la dentadura postiza bien por la mañana. Si utilizó clorhexidina para sumergir la dentadura, no use pasta de dientes con fluoruro durante al menos 30 minutos después de colocarse la dentadura en la boca. (El fluoruro puede debilitar los efectos de la clorhexidina.)

Medicamentos

Los medicamentos recetados que inhiben el crecimiento de hongos en forma de levadura (antimicóticos) se usan para tratar la candidiasis oral.

Los medicamentos antimicóticos o bien se aplican directamente en la zona afectada (tópicos) para que la medicina actúe solo en esa zona, o se tragan (orales) para que el medicamento actúe en todo el cuerpo. En casos poco frecuentes, será necesario inyectar un medicamento antimicótico en una vena (por vía intravenosa o IV).

Medicamentos antimicóticos tópicos

Los medicamentos antimicóticos tópicos se aplican en la zona afectada y están disponibles en varias formas, como enjuagues y tabletas o pastillas para chupar.

Los medicamentos antimicóticos tópicos deben estar en contacto con la zona afectada el tiempo suficiente como para detener el crecimiento del hongo en forma de levadura. Se prefieren las tabletas o pastillas para chupar debido a que tardan más en disolverse. Dado que estas necesitan humedad para disolverse, beber agua mientras se consumen podría ayudar a que funcionen mejor.

Dado que varios de los medicamentos antimicóticos tópicos contienen azúcar, hay un mayor riesgo de tener caries cuando los medicamentos se consumen durante períodos prolongados. Usar un enjuague o gel tópicos con fluoruro (si no está recibiendo fluoruro por otros medios) durante el tratamiento podría ayudar a prevenir la caries. Consulte con su médico o su dentista antes de darle a su hijo productos con fluoruro. Demasiado fluoruro puede ser tóxico y puede manchar los dientes de un niño.

Medicamentos antimicóticos orales (pastillas)

A diferencia de los medicamentos antimicóticos tópicos, los medicamentos antimicóticos orales actúan en todo el cuerpo. Su médico podría recetarle una pastilla si tiene una infección de candidiasis oral en el esófago. El médico podría sugerirle que use un medicamento antimicótico tópico junto con la pastilla.

Los medicamentos antimicóticos orales se usan para prevenir la candidiasis oral en determinadas personas con afecciones que debilitan el sistema inmunitario.

Opciones de medicamentos

Para pensar

  • El tipo de medicamento que se le recete dependerá de su salud o la de su hijo, de lo grave que sea la infección, de hace cuánto tiempo tiene la infección y de si la infección ha vuelto a ocurrir o no.
  • Casi siempre se trata a los bebés con medicamentos antimicóticos tópicos. Los medicamentos tópicos no funcionan bien en los adultos, dado que estos tienen bocas más grandes y es difícil cubrir las zonas afectadas.
  • Tanto los polienos como los azoles curan la candidiasis oral la mayoría de las veces.
  • Un azol o nistatina suele ser el primer medicamento usado para tratar la candidiasis oral en niños.1
  • Si la candidiasis oral no responde a los medicamentos, el médico podría hacerle una prueba de cultivo para detectar si la infección ha sido causada por cepas de hongos en forma de levadura resistentes a los medicamentos.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

HealthyChildren.org
Dirección del sitio web: www.healthychildren.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Knapp KM, Flynn PM (2009). Candidiasis. In RD Feigin et al., eds., Feigin and Cherry's Textbook of Pediatric Infectious Diseases, 6th ed., vol. 2, pp. 2741–2751. Philadelphia: Saunders Elsevier.

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2012). Candidiasis (moniliasis, thrush). In LK Pickering et al., eds., Red Book: 2012 Report of the Committee on Infectious Diseases, 29th ed., pp. 265–269. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • American Public Health Association (2008). Candidiasis. In DL Heymann, ed., Control of Communicable Diseases Manual, 19th ed., pp. 98–101. Washington, DC: American Public Health Association.
  • Dominguez SR, Levin MJ (2012). Infections: Parasitic and mycotic. In WW Hay Jr et al., eds., Current Diagnosis and Treatment: Pediatrics, 21st ed., pp. 1293–1336. New York: McGraw-Hill.
  • Edwards JE (2010). Candida species. In GL Mandell et al., eds., Mandell, Douglas, and Bennett’s Principles and Practice of Infectious Diseases, 7th ed., vol. 2, pp. 3225–3240. Philadelphia: Churchill Livingstone Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
John Pope, MD - Pediatría
Thomas Emmett Francoeur, MD, MDCM, CSPQ, FRCPC - Pediatría
Última revisión 18 junio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.