Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Linfedema: Cómo manejar el linfedema

Introducción

Si le han extraído los ganglios linfáticos o ha recibido radiación como parte del tratamiento para el cáncer, usted puede tomar medidas para evitar tener un linfedema. Si ya tiene un linfedema, usted puede tomar medidas para evitar que este empeore.

  • Aprenda a reconocer la infección y lo que debe hacer cada día para prevenirla.
  • Aprenda a hacer ejercicio de manera correcta para ayudar a la circulación del brazo o de la pierna que están afectados.
  • Aprenda a proteger un brazo o una pierna que están afectados.
  • Cuide bien la piel y las uñas.

Cómo

Conozca los síntomas

Aprenda a reconocer los síntomas del linfedema, de modo que pueda recibir tratamiento de inmediato. Los síntomas incluyen:

  • Sentir como si su ropa, sus anillos u otras joyas estuvieran muy ajustados.
  • Una sensación de llenura en el brazo o en la pierna.
  • Menos flexibilidad en la muñeca, en la mano o en el tobillo.

Mantenga el líquido linfático en movimiento

Haga todo lo que pueda para ayudar a mantener el líquido linfático en movimiento, de modo que no se acumule en el brazo o en la pierna.

  • Eleve el brazo o la pierna sobre una almohada en cualquier momento en que se siente o se acueste. Intente mantener la extremidad por encima de la altura del corazón siempre que pueda.
  • No deje que nadie utilice el manguito de un medidor de presión arterial en su brazo afectado. Si está en el hospital, asegúrese de que su enfermera y demás personal del hospital sepan acerca de su afección.
  • Si la pierna está afectada, trate de no cruzarse de piernas al sentarse. No se siente en una misma posición por más de 30 minutos.
  • Mantenga su ropa suelta alrededor de la extremidad que está afectada. Por ejemplo, no utilice camisas con puños elásticos. Utilice la talla correcta de medias o medias de soporte. No utilice ligas ni medias altas hasta la rodilla o hasta el muslo.
  • No utilice almohadillas térmicas sobre la zona. Y manténgase alejado de los saunas y las bañeras de hidromasaje. El calor podría aumentar el flujo de sangre y hacer que la hinchazón empeore.
  • Tenga cuidado de no usar excesivamente su brazo o su pierna inmediatamente después de su cirugía. Pero consulte con su médico para ver cuándo es adecuado ejercitar esa parte de su cuerpo.
  • Siga los consejos de su médico acerca de los ejercicios diarios que debe hacer. Los ejercicios pueden ayudar a drenar el líquido linfático.
  • Consulte a un fisioterapeuta. Este puede enseñarle a realizar masajes especiales que pueden ayudarle a desplazar el líquido fuera del brazo o de la pierna. También puede obtener información acerca de qué actividades serían las mejores para usted.

Protéjase el brazo o la pierna

Haga todo lo que pueda para proteger el brazo o la pierna de heridas e infecciones.

  • Pregúntele a su médico cómo tratar cualquier tipo de corte, rasguño, picadura de insecto u otras heridas que pudiera tener.
  • Use protector solar y repelente de insectos para proteger la piel de las quemaduras solares y de las picaduras de insectos.
  • Proteja el brazo o la pierna de las inyecciones con agujas: evite las extracciones de sangre o las inyecciones, incluida la quimioterapia. Si está en el hospital, asegúrese de que su enfermera y demás personal del hospital sepan acerca de su afección.
  • Use guantes cuando trabaje en el jardín o haga otras actividades que podrían ocasionarle cortes en los dedos y en las manos. Utilice un dedal cuando cosa.
  • Mantenga los pies limpios y use medias o calcetines limpios todos los días.
  • No camine descalzo, especialmente cuando está al aire libre.
  • Revísese los pies a menudo para detectar cortes, ampollas o señales de infección.
  • Cuide bien la piel y las uñas. Utilice un jabón suave que tenga humectante, o bien utilice un humectante por separado. La piel seca y resquebrajada puede infectarse. Tenga cuidado cuando se corta las uñas. No se corte las cutículas.
  • Utilice una afeitadora eléctrica si se afeita el brazo o la pierna que están afectados.
  • Llame a su médico ante la primera señal de salpullido o inflamación en el brazo o en la pierna.
  • Siga los consejos de su médico acerca del uso de una venda especial o de una faja de compresión. Estas medias o mangas hechas especialmente a medida están diseñadas para ayudar a evitar que el líquido se acumule en la pierna o en el brazo.

Referencias

Otras obras consultadas

  • National Cancer Institute (2011). Lymphedema PDQ—Health Professional Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/supportivecare/lymphedema/healthprofessional.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Douglas A. Stewart, MD - Oncología medica
Última revisión 28 junio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.