Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Cáncer de piel: Cómo protegerse la piel

Introducción

La exposición excesiva al sol y a sus rayos ultravioleta (UV) puede provocar cáncer de piel. Usted puede reducir su riesgo de tener cáncer de piel:

  • Protegiendo su piel y la de su familia contra la radiación UV.
  • Realizándose autoexámenes de la piel frecuentes.
  • Averiguando si usted tiene un mayor riesgo de desarrollar melanoma y otros tipos de cáncer de piel.

Cómo

Usted puede tomar medidas para protegerse la piel de la radiación UV. Si bien el protector solar desempeña un papel esencial en la protección de la piel contra la radiación UV, no puede prevenir el daño en la piel si usted se expone a los rayos solares durante períodos prolongados. Los expertos recomiendan que use muchos métodos para protegerse la piel completamente.

No siempre es posible prevenir el cáncer de piel. Pero estar alerta ante nuevas manchas o crecimientos en la piel y hacer que el médico le revise la piel con regularidad pueden ayudar a detectar el cáncer de piel en forma temprana, cuando puede tratarse más fácilmente.

Protéjase la piel

  • No esté al sol durante las horas pico de radiación UV, de 10 a.m. a 4 p.m.
  • Use ropa de protección:
    • Sombreros de ala ancha que protejan la cara y el cuello
    • Ropa de trama cerrada hecha de materiales gruesos, como algodón crudo, poliéster, lana o seda
    • Ropa oscura con tintes agregados que ayudan a absorber la radiación UV
    • Ropa holgada de mangas largas que cubra la mayor parte posible de la piel
    • Ropa que tenga factor de protección solar (FPS) en la tela, que no se salga con los lavados
  • Use protector solar con un FPS de 30 o más, en verano y en invierno, tanto en días despejados como nublados.
  • Aplíquese protector solar que bloquee tanto la radiación UVA como la UVB en toda la piel expuesta, lo que incluye los labios, las orejas, el dorso de las manos y el cuello. Aplíquese protector solar 30 minutos antes de exponerse al sol y vuelva a aplicárselo cada 2 horas y después de nadar, de hacer ejercicio o de sudar.
  • Use anteojos de sol envolventes que bloqueen, al menos, el 99% de la radiación UVA y UVB.
  • Tenga cuidado cuando esté sobre la arena, la nieve o el agua, debido a que estas superficies pueden reflejar el 85% de los rayos solares.
  • Evite las fuentes artificiales de radiación UVA, lo que incluye lámparas solares y cabinas solares. Al igual que el sol, pueden provocar daños en la piel y aumentar el riesgo de tener cáncer de piel.

La piel de un niño es más sensible al sol que la piel de un adulto y se quema con más facilidad. Los bebés menores de 6 meses siempre deben estar protegidos por completo del sol. Los niños de 6 meses o más deben tener la piel protegida de demasiada exposición al sol.

Conozca el ABCDE de la detección temprana

El cáncer de piel puede curarse si se descubre y se trata en forma temprana. Si se descubre o se trata demasiado tarde, puede propagarse a todo el cuerpo y podría ser mortal. A menudo, el cáncer de piel aparece en el tronco de los hombres y en las piernas de las mujeres. Conozca su ABCDE, los cambios en un lunar o en un crecimiento de la piel, que son señales de advertencia de melanoma:

  • Asimetría: Una mitad no coincide con la otra mitad.
  • Bordes irregulares: Los bordes son irregulares, dentados o borrosos.
  • Color: La pigmentación no es uniforme. Están presentes los tonos tostados, marrones y negros. Las rayas rojas, blancas y azules contribuyen al aspecto manchado. Es posible que el color se propague del borde de un lunar a la piel que lo rodea.
  • Diámetro: El tamaño de un lunar es de más de 6 mm (0.2 pulgadas) o alrededor del tamaño de un borrador de lápiz.
  • Evolución: Hay un cambio en el tamaño, en la forma, en los síntomas (como comezón o sensibilidad), en la superficie (especialmente sangrado) o en el color de un lunar.

Aprenda a conocerse la piel

El cáncer de piel, que incluye el melanoma, es curable si se detecta en forma temprana. Es posible que un examen cuidadoso de la piel identifique crecimientos sospechosos que posiblemente sean cáncer o crecimientos que podrían convertirse en cáncer de piel (precánceres).

  • Examínese la piel una vez al mes. Aprenda a conocer sus lunares y sus marcas de nacimiento. Y preste atención a cualquier crecimiento anormal de la piel y a cualquier cambio en el color, la forma, el tamaño o el aspecto de un crecimiento de la piel.
  • Verifique si hay alguna zona de la piel que no sana después de una lesión.
  • Haga que su médico le revise la piel durante cualquier otro examen de salud. La mayoría de los expertos recomiendan que se examine la piel regularmente.
  • Hágale notar a su médico cualquier crecimiento sospechoso de la piel o cualquier cambio en un lunar.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Amy McMichael, MD - Dermatología
Última revisión 30 julio, 2013

Última revisión: 30 julio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.