Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Acné

Generalidades del tema

Ilustración de la piel (corte transversal)

¿Qué es el acné?

El acné, o acné vulgaris, es un problema en la piel que comienza cuando el aceite y las células muertas de la piel obstruyen los poros. Algunas personas lo llaman espinillas negras o puntos negros, imperfecciones, puntos blancos, barros o granos. Cuando usted solo tiene algunos puntos rojos o barros, tiene un tipo leve de acné. El acné grave puede implicar cientos de granos que pueden cubrir la cara, el cuello, el pecho y la espalda. O bien pueden ser protuberancias rojizas más grandes que son sólidas y dolorosas (quistes).

El acné es muy común entre los adolescentes. Por lo general, mejora después de la adolescencia. Algunas mujeres que nunca tuvieron acné al crecer lo tendrán de adultas, con frecuencia, justo antes de sus períodos menstruales.

Cómo se siente acerca de su acné podría no estar relacionado con cuán grave es este. A algunas personas que tienen acné grave no les molesta tenerlo. Otras se sienten avergonzadas o disgustadas, aunque solo tengan algunos granos.

La buena noticia es que hay muchos tratamientos buenos que pueden ayudarle a controlar el acné.

¿Cuál es la causa del acné?

El acné comienza cuando el aceite y las células muertas de la piel obstruyen los poros de la piel. Si los microbios entran en los poros, el resultado puede ser hinchazón, enrojecimiento y pus.

Para la mayoría de las personas, el acné comienza durante la adolescencia. Esto se debe a que los cambios hormonales hacen que la piel sea más grasosa una vez que comienza la pubertad.

Usar productos para la piel o cosméticos a base de aceite puede empeorar el acné. Use productos para la piel que no le obstruyan los poros. Dirán "no comedogénico" ("noncomedogenic") en la etiqueta.

El acné puede ser hereditario. Si uno de sus padres tuvo acné grave, usted tiene más probabilidades de tenerlo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del acné incluyen puntos blancos, espinillas negras y granos. Estos pueden presentarse en la cara, en el cuello, en los hombros, en la espalda o en el pecho. Los granos que son grandes y profundos se llaman lesiones quísticas. Estas pueden ser dolorosas si se infectan. Además, pueden dejar cicatrices en la piel.

¿Cómo se trata el acné?

Para ayudar a controlar el acné, mantenga la piel limpia. Evite los productos para la piel que obstruyan los poros. Busque productos que indiquen "noncomedogenic" (no comedogénico) en la etiqueta. Lávese la piel una o dos veces al día con jabón suave o productos de limpieza para el acné. Trate de no restregarse o rascarse los granos. Esto puede empeorarlos y causar cicatrices.

Si solo tiene algunos granos que tratar, usted puede obtener una crema para el acné sin una receta médica. Busque una que contenga peróxido de benzoilo o ácido salicílico. Estas dan mejor resultado cuando se usan tal como lo indica la etiqueta.

Puede llevar tiempo controlar el acné. Pero si usted no ha tenido buenos resultados con productos de venta libre después de haberlos probado por 3 meses, vea a su médico. Un gel o una crema para la piel con receta puede ser todo lo que necesita. Si usted es una mujer, tomar ciertas píldoras anticonceptivas podría ayudar.

Si tiene quistes de acné, su médico puede sugerirle un medicamento más fuerte como la isotretinoína. Este medicamento funciona muy bien para algunas clases de acné.

¿Qué se puede hacer sobre las cicatrices del acné?

Existen muchos tratamientos para la piel, como exfoliación por láser o dermoabrasión, que pueden ayudar a que las cicatrices causadas por el acné se vean mejor y se sientan más lisas. Pregúntele a su médico acerca de ellos. El mejor tratamiento para usted depende de cuán grave sea la cicatriz. Su médico puede remitirlo a un cirujano plástico.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del acné:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Cómo vivir con acné:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Acné: ¿Debería consultar a mi médico?
  Acné: ¿Debería tomar isotretinoína para el acné grave?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Cáncer de piel: Cómo protegerse la piel

Causa

Existen distintos tipos de acné. El acné más común es el tipo que aparece durante la adolescencia. La pubertad hace que los niveles hormonales aumenten, especialmente la testosterona. Estas hormonas cambiantes hacen que las glándulas de la piel comiencen a producir más aceite (sebo). El aceite sale de los poros para proteger la piel y mantenerla húmeda. El acné comienza cuando el aceite se mezcla con las células muertas y obstruye los poros de la piel. Pueden crecer bacterias en esta mezcla. Y si esta mezcla se filtra a los tejidos cercanos, esto causa hinchazón, enrojecimiento y pus. Un nombre común para estos bultos es granos.

Determinados medicamentos, como los corticosteroides o el litio, pueden hacer que aparezca el acné. Hable con su médico acerca de cualquier medicamento que esté tomando.

No solo los adolescentes se ven afectados por el acné. A veces, los recién nacidos tienen acné debido a que sus madres les pasan hormonas inmediatamente antes del parto. El acné también puede aparecer cuando el estrés del nacimiento hace que el cuerpo del bebé libere hormonas por sí mismo. Los niños pequeños y los adultos mayores también pueden tener acné.

Algunas afecciones del sistema endocrino, como el síndrome de ovario poliquístico y el síndrome de Cushing, pueden provocar brotes de acné.

Síntomas

La mayoría de las veces, el acné se presenta en la cara, en el cuello, en el pecho, en los hombros o en la espalda, y puede variar de leve a grave. Puede durar algunos meses, muchos años o aparecer y desaparecer durante toda su vida.

Por lo general, el acné leve solo causa puntos blancos y espinillas negras. En ocasiones, estos pueden convertirse en una infección en el poro de la piel (grano).

El acné grave puede producir cientos de granos que cubren grandes zonas de la piel. Las lesiones quísticas son granos grandes y profundos. Con frecuencia, estas lesiones son dolorosas y pueden dejar cicatrices en la piel.

El acné puede provocar baja autoestima y, a veces, depresión. Estas afecciones junto con el acné requieren tratamiento.

Qué sucede

La mayoría de las veces, el acné se presenta en los adolescentes y en los adultos jóvenes. Durante este tiempo, tanto los hombres como las mujeres suelen producir más testosterona que en cualquier otro momento de la vida. Esta hormona hace que las glándulas sebáceas produzcan más aceite (sebo). Este aceite adicional puede obstruir los poros y causar acné. Pueden crecer bacterias en esta mezcla. Y si la mezcla se filtra a los tejidos cercanos, esto causa hinchazón, enrojecimiento y pus (granos).

Por lo general, el acné mejora en la adultez, cuando el cuerpo produce menos testosterona. De todos modos, algunas mujeres tienen brotes de acné premenstrual durante bien entrada la adultez.

Qué aumenta el riesgo

La tendencia a padecer acné es hereditaria. Usted tiene más probabilidades de presentar acné grave si sus padres tuvieron acné grave.

El riesgo de tener acné es mayor durante la adolescencia y durante los primeros años de la adultez. Estos son los años en que las hormonas, como la testosterona, están aumentando. Las mujeres en la edad de la menstruación también tienen más probabilidades de presentar acné. Muchas mujeres tienen brotes de acné los días inmediatamente anteriores a sus períodos menstruales.

Los factores que pueden irritar o empeorar el acné son:

  • Usar correas u otras prendas ajustadas que rozan la piel (como las hombreras que usa un jugador de fútbol americano), como también usar elementos que rozan el cuerpo (como un violín que se sostiene entre la mejilla y el hombro). Los cascos, las correas de los sostenes, las cintas para el cabello y los suéteres de cuello alto también pueden hacer que el acné empeore.
  • Usar productos para el cuidado de la piel y del cabello que contengan sustancias irritantes.
  • Lavarse la cara con mucha frecuencia o restregársela muy fuerte. Usar jabones abrasivos o agua muy caliente también pueden hacer que el acné empeore.
  • Experimentar mucho estrés.
  • Tocarse mucho la cara.
  • Sudar mucho.
  • Tener cabello que cae sobre la cara, que puede hacer que la piel esté más aceitosa.
  • Tomar determinados medicamentos, como corticosteroides, algunos barbitúricos o el litio.
  • Trabajar con aceites y productos químicos fuertes en forma regular.

Los atletas y los fisiculturistas que toman esteroides anabolizantes también corren riesgo de tener acné.1

Cuándo llamar al médico

Llame a un médico si:

  • Le preocupa su acné o el de su hijo.
  • Su acné empeora o no mejora después de 3 meses de tratamiento en el hogar.
  • Le aparecen cicatrices o marcas después de que el acné sana.
  • Sus granos se vuelven más grandes y duros o se llenan de líquido.
  • Comienza a tener otros síntomas físicos, como crecimiento de vello facial en las mujeres.
  • Su acné comenzó cuando empezó a tomar un nuevo medicamento recetado por un médico.
  • Ha estado expuesto a sustancias químicas, aceites u otras sustancias que hacen que la piel se brote.

Es recomendable que busque asistencia médica más pronto si tiene antecedentes familiares significativos de acné, si el acné le afecta emocionalmente o si le apareció acné a una edad temprana.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Acné: ¿Debería ver a mi médico?

Espera vigilante

La espera vigilante consiste en esperar y ver. Si mejora por sí solo, no necesitará tratamiento. Si empeora, usted y su médico decidirán qué acción hay que tomar.

El acné leve, con unos pocos granos que se van solos, puede no necesitar tratamiento alguno. Pero si le preocupan los brotes que tiene, vea a su médico. Conseguir tratamiento médico temprano puede evitar que el acné empeore o que deje cicatrices.

Si tiene acné grave, si su acné no desaparece con tratamiento en el hogar o si le quedan cicatrices del acné, llame a su médico.

A quién consultar

Los siguientes profesionales de la salud pueden diagnosticar y tratar el acné:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Cuando consulte a su médico acerca del acné, se le realizará un examen físico, y su médico le preguntará acerca de su historial de salud. Es posible que a las mujeres les pregunten acerca de sus ciclos menstruales. Esta información puede ayudar a su médico a determinar si las hormonas desempeñan un papel en los brotes de acné. La mayoría de las veces, no se le realizará ninguna prueba especial para diagnosticar el acné.

Es posible que necesite otras pruebas si su médico sospecha que el acné es un síntoma de otro problema médico (como niveles de testosterona más altos de lo normal en una mujer).

Generalidades del tratamiento

El tratamiento para el acné depende de si usted tiene un tipo leve, moderado o grave de acné. A veces, su médico combinará tratamientos para obtener mejores resultados y para evitar desarrollar bacterias resistentes a los medicamentos. El tratamiento podría incluir lociones o geles que se colocan sobre las manchas o, a veces, sobre zonas enteras de la piel, como en el pecho o en la espalda (medicamentos tópicos). Es posible que también tome medicamentos por boca (medicamentos orales).

Acné leve

El tratamiento para el acné leve (puntos blancos, espinillas negras o granos) puede incluir:

Si estos tratamientos no dan resultado, es recomendable que consulte a su médico. Su médico puede recetarle lociones o cremas más fuertes. Podría probar una loción antibiótica. O bien, podría probar una loción con medicamento que ayude a destapar los poros.

Acné de moderado a grave

A veces, el acné necesita tratarse con medicamentos más fuertes o con una combinación de terapias. Es más probable que las manchas más profundas, como los nódulos y los quistes, dejen cicatrices. Como resultado, su médico podría administrarle antibióticos orales con más anticipación para comenzar el proceso de sanación. Este tipo de acné puede requerir una combinación de varias terapias. El tratamiento para el acné de moderado a grave puede incluir:

  • Aplicación de peróxido de benzoilo.
  • Drenaje de granos y quistes grandes por parte de un médico.
  • Aplicación de geles, cremas o lociones antibióticas con receta.
  • Aplicación de retinoides con receta.
  • Aplicación de ácido azelaico.
  • Antibióticos orales con receta.
  • Retinoides orales con receta (como isotretinoína).

Tratamiento para las cicatrices causadas por el acné

Existen muchos procedimientos para eliminar las cicatrices del acné, como la exfoliación por láser y la dermoabrasión. Algunas cicatrices se encogen y se borran con el tiempo. Pero si sus cicatrices le molestan, hable con su médico. Puede remitirlo a un dermatólogo o a un cirujano plástico.

Para pensar

La mayoría de los tratamientos para el acné llevan tiempo. Con frecuencia, lleva de 6 a 8 semanas que el acné mejore después de que comienza el tratamiento. Algunos tratamientos pueden hacer que el acné empeore antes de que mejore.

Si su acné todavía no ha mejorado después de varios intentos con otro tratamiento, es posible que su médico le recomiende tomar un retinoide oral, como isotretinoína. Los médicos recetan este medicamento como último recurso, debido a que tiene algunos efectos secundarios poco frecuentes, pero graves, y a que es costoso.

Determinadas píldoras anticonceptivas de dosis baja podrían ayudar a controlar el acné en mujeres que tienden a tener brotes antes de la menstruación.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Acné: ¿Debería consultar a mi médico?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Acné: ¿Debería tomar isotretinoína para el acné grave?

Prevención

Aunque usted no puede prevenir el acné, existen medidas que puede tomar en el hogar para evitar que el acné empeore.

  • Lávese suavemente y cuídese la piel todos los días. Evite restregarse muy fuerte o lavarse con mucha frecuencia.
  • Evite la sudoración intensa si piensa que esta hace que su acné empeore. Lávese poco después de las actividades que le hagan sudar.
  • Lávese el cabello con frecuencia si su cabello es graso. Trate de mantener el cabello fuera de la cara.
  • Evite los productos para el cuidado del cabello, como geles, espumas, enjuagues cremosos y pomadas que contengan mucho aceite.
  • Evite tocarse la cara.
  • Use prendas suaves de algodón o de una tela especial llamada "molesquín" debajo del equipo deportivo. Algunas partes del equipo, como los barboquejos, pueden rozar la piel y hacer que el acné empeore.
  • Evite la exposición a aceites y a productos químicos fuertes, como el petróleo.
  • Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Protéjase la piel de demasiado sol.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar puede ayudar a reducir los brotes de acné.

  • Lávese la cara (u otra parte afectada de la piel) suavemente una o dos veces al día.
  • No se apriete los granos, debido a que esto con frecuencia provoca infecciones, empeora el acné y causa cicatrices.
  • Use un humectante para prevenir que se le seque la piel. Elija uno que diga "no comedogénico" ("noncomedogenic") en la etiqueta.
  • Use cremas, jabones, lociones y geles medicinales de venta libre para tratar el acné. Siempre lea la etiqueta cuidadosamente para asegurarse de que está usando el producto en forma correcta.

Entre los ejemplos de los productos de venta libre usados para tratar el acné, se incluyen:

  • Peróxido de benzoilo (como Brevoxyl o Triaz), que destapa los poros.
  • Alfa hidroxiácido, que seca las manchas y hace que la capa superior de la piel se pele. Los alfa hidroxiácidos están presentes en algunos humectantes, limpiadores, cremas para ojos y protectores solares.
  • Ácido salicílico (como Propa pH o Stridex), que seca las manchas y hace que la capa superior de la piel se pele.
  • Aceite de árbol de té, que elimina las bacterias. El aceite de árbol de té está presente en algunos geles, cremas y aceites.

Algunos productos de cuidado de la piel, tales como aquellos con alfa hidroxiácidos, harán que su piel se vuelva muy sensible a los rayos ultravioleta (UV). Protéjase la piel del sol y de otras fuentes de rayos UV.

Medicamentos

Los medicamentos pueden ayudar a manejar la gravedad y la frecuencia de los brotes de acné. Existe una serie de medicamentos disponibles. Su tratamiento dependerá del tipo de acné que tenga (granos, puntos blancos, espinillas negras o lesiones quísticas). Estos medicamentos mejoran el acné al:

  • Destapar los poros de la piel y evitar que se tapen con aceite (tretinoína, que se vende como Retin-A).
  • Eliminar las bacterias (antibióticos).
  • Reducir la cantidad de aceite en la piel (isotretinoína).
  • Reducir los efectos de las hormonas en la producción de acné (determinados anticonceptivos orales para las mujeres).

Con frecuencia, el mejor tratamiento médico para el acné es una combinación de medicamentos. Estos podrían incluir medicamentos que se aplican sobre la piel (tópicos) y medicamentos que se toman por boca (orales). O puede tomar medicamentos como clindamicina/peróxido de benzoilo, un gel que contiene dos medicamentos tópicos.

Opciones de medicamentos

El tratamiento para el acné depende de si hay presencia de inflamación o de bacterias. Algunos casos de acné presentan solo bultos rojos en la piel sin llagas abiertas (acné comedoniano). Las cremas y las lociones tópicas dan mejor resultado para este tipo de acné. Sin embargo, si hay presencia de bacterias o de inflamación con llagas abiertas, los antibióticos orales o la isotretinoína podrían dar mejor resultado.

Los tipos de medicamentos más comunes que los médicos utilizan para tratar el acné incluyen:

  • Peróxido de benzoilo, como Brevoxyl o Triaz.
  • Ácido salicílico, como Propa pH o Stridex.
  • Antibióticos tópicos y orales, como clindamicina, doxiciclina, eritromicina y tetraciclina.
  • Medicamentos retinoides tópicos, como tretinoína (Retin-A), adapaleno (Differin) y tazaroteno (Tazorac).
  • Ácido azelaico, como Azelex, una crema tópica.
  • Isotretinoína, un retinoide oral.
  • Píldoras anticonceptivas de dosis baja que contienen estrógeno (como Estrostep, Ortho Tri-Cyclen o Yaz), que dan mejor resultado para el acné moderado en mujeres y para los brotes premenstruales.
  • Bloqueadores de andrógenos, como espironolactona. Los bloqueadores de andrógenos pueden ser de utilidad para tratar el acné. Estos medicamentos reducen la cantidad de sebo (aceite) que producen los poros.

Para pensar

Si está embarazada, hable con su médico acerca de si debería o no tomar antibióticos para el acné. Algunos antibióticos no son seguros durante el embarazo.

Con el tiempo, las bacterias pueden volverse resistentes a los antibióticos, lo que significa que los antibióticos ya no son eficaces para eliminar o para controlar las bacterias que causan el acné. Esto se llama resistencia a los medicamentos. Cuando esto sucede, es posible que se use un antibiótico diferente.

Una vez que se controla el acné, con frecuencia necesita un tratamiento continuo para evitar que regrese. Esta es la etapa de mantenimiento del tratamiento. Su médico podría sugerirle tratamientos distintos de los antibióticos de uso a largo plazo, para evitar el riesgo de desarrollar resistencia a los medicamentos.

Por lo general, los medicamentos tópicos tienen efectos secundarios en menor cantidad y menos graves que los medicamentos orales. Sin embargo, los medicamentos tópicos pueden no dar tan buen resultado como los medicamentos orales para el acné grave.

La isotretinoína (como Sotret) y el tazaroteno (Tazorac) pueden tener efectos secundarios graves. Las mujeres que toman isotretinoína o tazaroteno necesitan usar un método anticonceptivo eficaz para evitar tener un bebé con defectos congénitos (de nacimiento) graves.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Acné: ¿Debería tomar isotretinoína para el acné grave?

Cirugía

No existen cirugías para tratar el acné.

Otro tratamiento

La terapia fotodinámica (PDT, por sus siglas en inglés) y otras terapias con luz y con láser están siendo usadas para tratar el acné. Estas incluyen el uso de luz azul, luz roja y luz pulsada de alta intensidad (IPL, por sus siglas en inglés), y láseres infrarrojo o de colorante pulsado. A veces, estas terapias se usan junto con medicamentos, pero también pueden ayudar a personas que no pueden recibir tratamiento con medicamentos.

Los tratamientos como la dermoabrasión, la microdermoabrasión y la exfoliación de la piel por láser también pueden ayudar. Pueden hacer que las cicatrices del acné se noten menos. Los rellenos cutáneos también funcionan bien para algunas clases de cicatrices del acné.

Su médico podría sugerirle otros tipos de terapias para tratar el acné o las cicatrices causadas por el acné.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Dermatology
Dirección del sitio web: www.aad.org

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases (NIAMS), National Institutes of Health
Dirección del sitio web: www.niams.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Hall JC (2010). Seborrheic dermatitis, acne, and rosacea. In JC Hall, ed., Sauer's Manual of Skin Diseases, 9th ed., pp. 149–159. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Otras obras consultadas

  • American Academy of Dermatology (2007). Guidelines of care for acne vulgaris management. Journal of the American Academy of Dermatology, 56(4): 651–663. Also available online: http://www.aad.org/education-and-quality-care/clinical-guidelines/current-and-upcoming-guidelines.
  • Del Rosso JQ (2012). Acne vulgaris and rosacea. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 5, chap. 12. Hamilton, ON: BC Decker.
  • Feldman SR, Fleischer AB (2011). Acne vulgaris and rosacea. In ET Bope et al., eds., Conn's Current Therapy 2011, pp. 807–810. Philadelphia: Saunders.
  • Habif TP, et al. (2011). Acne. In Skin Disease: Diagnosis and Treatment, 3rd ed., pp. 102–108. Edinburgh: Saunders.
  • Purdy S, de Berker D (2011). Acne vulgaris, search date February 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Tsatsou F, Zouboulis CC (2010). Acne vulgaris. In MG Lebwohl et al., eds., Treatment of Skin Disease: Comprehensive Therapeutic Strategies, 3rd ed., pp. 6–11. Philadelphia: Mosby Elsevier.
  • Zaenglein Al, et al. (2012). Acne vulgaris and acneiform eruptions. In LA Goldman et al., eds., Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine, 8th ed., vol. 1, pp. 897–917. New York: McGraw-Hill.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Última revisión 23 enero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.