Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Úlcera péptica

Generalidades del tema

Aparato digestivo inferior

¿Qué es una úlcera péptica?

Una úlcera péptica es una llaga en el revestimiento interno del estómago o de la sección superior del intestino delgado.

Las úlceras se forman cuando se deteriora la capa protectora del intestino o del estómago. Cuando esto sucede, los jugos gástricos —que contienen ácido clorhídrico y una enzima llamada pepsina— pueden causar daño al tejido intestinal o estomacal.

El tratamiento cura la mayoría de las úlceras. Y los síntomas suelen desaparecer rápidamente.

Las úlceras pépticas que se forman en el estómago se llaman úlceras gástricas. Las que se forman en la parte superior del intestino delgado se llaman úlceras duodenales.

¿Qué causa las úlceras pépticas?

Las dos causas más comunes de las úlceras pépticas son:

La H. pylori y los AINE dañan la capa de mucosa protectora del estómago o del intestino.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas incluyen:

  • Un dolor ardiente, sordo o corrosivo entre el ombligo y el esternón. Algunas personas también tienen dolor de espalda. El dolor puede durar desde algunos minutos hasta unas pocas horas y podría aparecer y desaparecer durante semanas.
  • Dolor que suele desaparecer durante un tiempo después de tomar un antiácido o reductor de ácido.
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso.
  • Hinchazón abdominal o náuseas después de comer.
  • Vómitos.
  • Vomitar sangre o un material parecido a los granos de café molido.
  • Heces negruzcas parecidas al alquitrán, o heces que contienen sangre roja oscura.

Los síntomas son diferentes de una persona a otra, y algunas personas incluso no tienen ningún síntoma.

¿Cómo se diagnostican las úlceras pépticas?

Su médico le hará preguntas acerca de sus síntomas y de su estado de salud general y le hará un examen físico.

Si sus síntomas no son graves y tiene menos de 55 años, su médico puede hacer algunas pruebas sencillas (utilizando su sangre, aliento o heces) para detectar señales de infección por H. pylori.

La única manera de que sepan con seguridad usted y su médico si tiene una úlcera es hacer una prueba más complicada, llamada endoscopia, para detectar una úlcera y analizar si hay una infección por H. pylori. Una endoscopia permite al médico observar el interior del esófago, del estómago y del intestino delgado. Una endoscopia la hace generalmente un gastroenterólogo, un médico que se especializa en las enfermedades digestivas.

¿Cómo se tratan?

Para tratar las úlceras pépticas, la mayoría de las personas necesitan tomar medicamentos que reducen la cantidad de ácido en el estómago. Si tiene una infección por H. pylori, también necesitará tomar antibióticos.

Usted puede ayudar a acelerar la sanación de la úlcera y a evitar que regrese si deja de fumar y limita el alcohol. El uso continuo de medicamentos, como aspirina, ibuprofeno o naproxeno, podría aumentar la probabilidad de que reaparezca la úlcera.

Ignorar los síntomas de una úlcera no es una buena idea. Esta afección debe tratarse. Si bien los síntomas pueden desaparecer durante un período breve, es posible que usted todavía tenga una úlcera. Si se deja sin tratar, una úlcera puede causar problemas potencialmente mortales. Incluso con tratamiento, algunas úlceras podrían reaparecer, y es posible que necesiten más tratamiento.

Preguntas frecuentes

Aprender sobre úlceras pépticas:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Causa

Las dos causas más comunes de las úlceras pépticas son:

  • La infección por la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori). Aunque muchas personas se infectan con la bacteria H. pylori, solo algunas llegan a tener úlceras.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Cuando se usan durante semanas o meses, los AINE pueden dañar el revestimiento del tubo digestivo, lo que puede causar una úlcera o empeorar una úlcera existente. Los AINE incluyen aspirina, ibuprofeno y naproxeno.

Una causa poco frecuente de las úlceras pépticas es el síndrome de Zollinger-Ellison. En esta afección, el estómago produce demasiado ácido, lo que causa daño al revestimiento estomacal.

Si bien no existe evidencia que demuestre que el estrés emocional o mental causa úlceras, sí parece empeorar las úlceras en algunas personas. Sin embargo, la relación aún genera controversia.

Síntomas

Síntomas comunes

Los síntomas comunes de la úlcera incluyen:

  • Un dolor ardiente y sordo, o un dolor que se siente como el hambre, entre el ombligo y el esternón. A veces, el dolor se extiende a la espalda.
  • Dolor abdominal que puede durar de algunos minutos a algunas horas y que suele desaparecer durante un tiempo después de que tome un antiácido o reductor de ácido.
  • Semanas de dolor que aparece y desaparece, que podrían alternarse con períodos en los que no sienta dolor.
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso.
  • Hinchazón abdominal o náuseas después de comer.

Síntomas menos comunes

Algunos de los síntomas menos comunes, pero más graves, de las úlceras son:

  • Vomitar después de las comidas.
  • Vomitar sangre y/o una sustancia parecida a los granos de café molidos.
  • Heces negruzcas parecidas al alquitrán, o heces que contienen sangre roja oscura.

Úlceras y dolores

Los síntomas de las úlceras en la sección superior del intestino delgado (úlceras duodenales) y en el estómago (úlceras gástricas) son similares, excepto el momento en que ocurre el dolor.

  • Es posible que el dolor de una úlcera duodenal ocurra varias horas después de comer (cuando el estómago está vacío) y que mejore después de comer. El dolor también puede despertarlo en la mitad de la noche.
  • El dolor de una úlcera gástrica puede ocurrir poco tiempo después de comer (cuando la comida aún está en el estómago).

Úlceras asintomáticas

Algunas úlceras no causan síntomas. Estas se conocen como úlceras asintomáticas. Las úlceras asintomáticas son más comunes en:

Síntomas en niños

En los niños, los síntomas varían según la edad:

  • Es posible que los niños pequeños se quejen de dolor de estómago general.
  • Los adolescentes podrían tener síntomas más similares a los de los adultos.

Con frecuencia, los síntomas de una úlcera pueden confundirse con otras afecciones abdominales, como la dispepsia o la enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés).

Qué sucede

Es posible que muchas personas que tienen úlceras pépticas no consulten a un médico cuando comienzan los síntomas. Los síntomas, como el dolor abdominal, pueden ir y venir. Incluso sin tratamiento, algunas úlceras se sanan solas.

Y aun con tratamiento, a veces, las úlceras pueden reaparecer. Determinados factores, como el humo de cigarrillo y el uso continuo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) aumentan el riesgo de recurrencia de las úlceras.

A veces, las úlceras pueden causar complicaciones, como sangrado, perforación, penetración u obstrucción. Por eso es importante tratar una úlcera, aun si tiene una que no está causando ningún síntoma.

La mayoría de las úlceras pépticas sin complicaciones sanan, independientemente de cuál sea su causa. Sin embargo, es probable que una úlcera reaparezca si usted tiene una infección por H. pylori que no es tratada con éxito. Las úlceras recurrentes causadas por una nueva infección por H. pylori no son comunes en los Estados Unidos, excepto en las zonas que están superpobladas o que tienen malas condiciones sanitarias.

Las úlceras en el estómago (úlceras gástricas) con frecuencia sanan más lentamente que las úlceras en la parte superior del intestino delgado (úlceras duodenales).

Qué aumenta el riesgo

Factores de riesgo que usted puede controlar

Las siguientes cosas pueden aumentar sus probabilidades de llegar a tener una úlcera péptica y pueden retardar la sanación de una úlcera existente:

En el pasado, se pensaba que los alimentos picantes, la cafeína y cantidades moderadas de alcohol aumentaban el riesgo de úlceras. Ya no se considera que esto sea verdad.

Factores de riesgo que usted no puede controlar

Es posible que algunos factores que usted no puede controlar aumenten su riesgo de llegar a tener una úlcera. Estos incluyen:

  • Una infección por Helicobacter pylori (H. pylori), que es la causa más común de las úlceras.
  • Estrés físico causado por una enfermedad o lesión graves (como un trauma grave, una cirugía o la necesidad de estar conectado a un respirador para asistir la respiración).
  • Una afección hipersecretora, en la cual el estómago produce demasiado ácido.
  • Antecedentes personales o familiares de úlceras.

Cuándo llamar al médico

Si le han diagnosticado una úlcera péptica, llame al 911 o a otros servicios de urgencia de inmediato si tiene:

  • Síntomas que pudieran indicar un ataque al corazón o un choque ("shock").
  • Dolor abdominal o vómito repentino, grave y continuo.

Llame a su médico o busque atención médica de inmediato si tiene:

  • Sensaciones frecuentes de mareos o aturdimiento, especialmente cuando pasa de estar acostado a estar sentado o de pie.
  • Sangre en el vómito o algo que se parece a granos de café molidos (sangre parcialmente digerida) en el vómito.
  • Heces negruzcas o parecidas al alquitrán, o heces que contienen sangre de color rojo oscuro o rojizo.

Llame a su médico si le han diagnosticado una úlcera péptica y:

  • Sus síntomas continúan o empeoran después de 10 a 14 días de tratamiento.
  • Comienza a bajar de peso sin intentarlo.
  • Está vomitando.
  • Tiene dolor abdominal nuevo o dolor abdominal que no desaparece.

Espera vigilante

Si le han diagnosticado una úlcera péptica y el tratamiento médico no está ayudando, llame a su médico. Esperar hasta que sus síntomas empeoren puede ser grave.

Si no sabe si tiene una úlcera péptica y no tiene ninguno de los síntomas de emergencia mencionados anteriormente, podría probar un antiácido o un reductor de ácido sin receta y otro tratamiento en el hogar, como hacer cambios en su dieta.

  • Si sus síntomas no mejoran después de 10 a 14 días, llame a su médico.
  • Si sus síntomas desaparecen después de tomar antiácidos o reductores de ácido y de probar un tratamiento en el hogar, pero luego reaparecen, llame a su médico.

A quién consultar

Para evaluar sus síntomas, consulte a su:

Si se necesitan más pruebas o tratamiento, es posible que deba consultar a algún médico que se especialice en el tratamiento de enfermedades del tubo digestivo (gastroenterólogo).

Si se necesita cirugía, su médico podría remitirlo a un cirujano general. Pero rara vez se necesita cirugía para tratar las úlceras.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Aunque no todas las úlceras pépticas son causadas por bacterias, se ha vuelto más común hacer una prueba de detección de Helicobacter pylori siempre que alguien tiene síntomas de úlcera. Esto incluye analizar su sangre, aliento, heces o una muestra de tejido de su tubo digestivo (biopsia).

Puede hacerse una endoscopia de manera que el médico pueda:

  • Observar el interior de su estómago y de la parte superior del intestino delgado para ver si hay una úlcera.
  • Recolectar una muestra de tejido (biopsia) que pueda examinarse para ver si tiene H. pylori o cáncer.

Si usted tiene más de 55 años, es posible que requiera una endoscopia, debido al mayor riesgo de cáncer de estómago. Esto es especialmente cierto si usted tiene:

  • Síntomas de úlcera por primera vez.
  • Síntomas de úlcera que regresan antes o después de completar el tratamiento.
  • Antecedentes familiares de cáncer de estómago.
  • Otros síntomas que podrían indicar un problema más grave, como cáncer de estómago. Estos incluyen:
    • Sangre en las heces.
    • Pérdida de peso superior al 10% del peso corporal.
    • Anemia.
    • Dificultad para tragar (disfagia).
    • Ictericia.
    • Masa abdominal.

Otras pruebas que podrían realizarse incluyen:

Generalidades del tratamiento

Si se dejan sin tratar, muchas úlceras finalmente sanan. Pero las úlceras a menudo recurren si no se elimina ni se trata su causa. Si las úlceras siguen reapareciendo, usted tiene un mayor riesgo de que se desarrolle una complicación grave, como sangrado o una perforación en la pared del estómago o del intestino.

La mayoría de las veces, el tratamiento consiste en tomar medicamentos —como bloqueadores H2 e inhibidores de la bomba de protones (PPI, por sus siglas en inglés)— y hacer cambios en el estilo de vida, incluyendo:

  • No tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), si es posible. Estos incluyen aspirina, ibuprofeno (como Advil) y naproxeno (como Aleve).
  • Dejar de fumar.
  • No tomar demasiado alcohol (no más de 2 bebidas al día para los hombres y 1 bebida al día para las mujeres).

Infección por H. pylori

Si su úlcera es causada por la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori), el tratamiento suele consistir en una combinación de medicamentos, incluyendo antibióticos.

Si el tratamiento no está funcionando, podría necesitar más pruebas para detectar bacterias. Si todavía tiene una infección por H. pylori, su médico probablemente intentará con una combinación diferente de medicamentos. Es posible que también le sugiera que usted vea a un gastroenterólogo. Este especialista le hará una endoscopia para observarle la úlcera y para tomar una muestra de tejido (biopsia).

Tratamiento si las úlceras empeoran

Si tiene complicaciones graves a causa de una úlcera péptica, como sangrado u obstrucción, posiblemente necesite realizarse una endoscopia, aun si ya se ha realizado una.

Si el estómago o el intestino tienen una perforación o si la úlcera continúa sangrando a pesar del tratamiento, es posible que tengan que operarlo. Pero rara vez se opera para tratar una úlcera.

Prevención

Usted puede reducir en gran medida la probabilidad de tener una úlcera péptica si:

  • No fuma. Los fumadores tienen probabilidades mucho más altas de llegar a tener úlceras que los no fumadores. Para ver maneras para dejar de fumar, vea el tema Cómo dejar de fumar.
  • Evita los AINE. Evite tomar aspirina, ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) por más de algunos días a la vez. Si está tomando uno de estos medicamentos diariamente, por ejemplo, toma aspirina para los problemas del corazón, pregúntele a su médico acerca de tomar medicamentos que le ayuden a proteger el estómago y los intestinos de las úlceras.
  • Bebe alcohol solo en forma moderada. Limite el alcohol a 2 bebidas al día en el caso de los hombres y 1 bebida al día para las mujeres.

Tratamiento en el hogar

Muchas personas que tienen síntomas leves de úlcera prueban primero un tratamiento en el hogar durante un período breve sin consultar a un médico.

Pero vea a su médico si sus síntomas no mejoran después de 10 a 14 días de tratamiento en el hogar, o si tiene otros síntomas como pérdida de peso, náuseas después de comer o dolor constante. Esto es aún más importante si usted es una persona de mediana edad o mayor, debido a que el riesgo de cáncer u otras enfermedades que causan síntomas similares a los de las úlceras pépticas aumenta con la edad.

Pruebe estas medidas de tratamiento casero para detener los síntomas y ayudar a que sane la úlcera:

  • Dejar de fumar.
  • Probar medicamentos sin receta que reduzcan el ácido estomacal. Asegúrese de informar a su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando.
  • Hacer cambios en su dieta, por ejemplo, comer porciones de comida más pequeñas y con mayor frecuencia. (Estos cambios pueden mejorar sus síntomas, pero no ayudarán a que sane la úlcera).
  • Beber alcohol solo con moderación, o no beber. Limite el alcohol a 2 bebidas al día si es hombre y 1 bebida al día si es mujer. Beber demasiado alcohol podría hacer que una úlcera sane más lentamente y que sus síntomas empeoren.

Medicamentos

Los medicamentos se usan para:

  • Tratar las úlceras pépticas reduciendo la cantidad de ácido producido por el estómago.
  • Eliminar las bacterias Helicobacter pylori (H. pylori) si están infectando el revestimiento del estómago.
  • Proteger el revestimiento del estómago y de la parte superior del intestino delgado de lesiones causadas por medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Estos incluyen aspirina, ibuprofeno (como Advil) y naproxeno (como Aleve).

Opciones de medicamentos

Medicamentos para reducir el ácido estomacal

Los medicamentos que reducen la cantidad de ácido producido por el estómago se utilizan para tratar todas las formas de úlceras pépticas.

Medicamentos para destruir las bacterias H. pylori

Los médicos recetan una terapia con fármacos combinados para curar la infección por las bacterias H. pylori. Esto suele incluir al menos dos antibióticos, un inhibidor de la bomba de protones y, a veces, un compuesto de bismuto.

Medicamentos para proteger el estómago

Medicamentos usados para proteger al estómago del daño causado por el uso frecuente de aspirina u otros AINE incluyen:

Usted puede obtener algunos bloqueadores H2 y PPI sin una receta médica (de venta libre u OTC, por sus siglas en inglés). Si está usando reductores de ácido OTC (como Prilosec o Pepcid) para ayudar a aliviar sus síntomas durante más de 10 a 14 días a la vez, o si sus síntomas son muy graves, asegúrese de consultar a su médico.

Cirugía

La cirugía es rara, pero se requiere a veces para tratar:

  • Úlceras que no sanan (úlceras pépticas resistentes al tratamiento).
  • Las complicaciones de una úlcera potencialmente mortales, como sangrado intenso, una perforación o una obstrucción.

Si se sugiere cirugía, es posible que quiera:

  • Buscar una segunda opinión y preguntar si se han probado todas las opciones de tratamiento con medicamentos.
  • Comparar el costo del tratamiento con medicamentos a largo plazo con el costo total de una cirugía.
  • Recordar que ninguna cirugía puede evitar por completo que las úlceras regresen.
  • Encontrar un cirujano que tenga mucha experiencia con cirugía para úlceras.

Opciones de cirugía

Cuando se opera, generalmente se hace una o más de las siguientes cosas:

  • Cortar uno o más de los nervios que van hacia el estómago (vagotomía).
  • Ampliar la abertura de la parte inferior del estómago (piloroplastia).
  • Extraer parte del estómago (gastrectomía parcial).

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

National Digestive Diseases Information Clearinghouse
Dirección del sitio web: www.digestive.niddk.nih.gov

Referencias

Otras obras consultadas

  • Yang YX, et al. (2006). Long-term proton pump inhibitor therapy and risk of hip fracture. JAMA, 296(24): 2947–2953.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Jerome B. Simon, MD, FRCPC, FACP - Gastroenterología
Última revisión 15 noviembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.