Pastillas, parches o anillos anticonceptivos

Ejemplos

Pastillas de dosis muy bajas

Nombre genéricoNombre de marca
desogestrel y etinilestradiol Mircette
drospirenona y etinilestradiol YAZ
levonorgestrel y etinilestradiol Lybrel
noretindrona y etinilestradiol LoEstrin

Pastillas de dosis bajas

Nombre genéricoNombre de marca
drospirenona y etinilestradiol Yasmin
levonorgestrel y etinilestradiol Seasonale, Seasonique
norgestrel y etinilestradiol Lo/Ovral

Pastillas fásicas

Nombre genéricoNombre de marca
levonorgestrel y etinilestradiol Trivora
noretindrona y etinilestradiol Ortho-Novum 7/7/7
norgestimato y etinilestradiol Ortho Tri-Cyclen Lo
dienogest y valerato de estradiol Natazia

Pastillas de dosis alta

Nombre genéricoNombre de marca
etinodiol y etinilestradiol Zovia
noretindrona y mestranol Norinyl
Nota:

Esta no es una lista completa de todas las pastillas anticonceptivas de marca comercial disponibles.

Parche cutáneo

Nombre genéricoNombre de marca
etinilestradiol y norelgestromina Ortho Evra patch

Anillo vaginal

Nombre genéricoNombre de marca
etinilestradiol y etonogestrel NuvaRing

Pastillas anticonceptivas

Las pastillas de dosis muy bajas y las pastillas de dosis bajas por lo general tienen menos estrógeno que las otras pastillas.

Las pastillas fásicas tienen niveles de estrógeno y progestina que varían.

Para obtener información sobre pastillas de progestina sola, vea métodos hormonales de progestina sola.

Algunos paquetes (blísteres) de anticonceptivos tienen pastillas sin hormonas para determinados días del mes. Otras marcas de anticonceptivos, como LoEstrin, pueden añadir un suplemento de hierro a las pastillas que no tienen hormonas.

Cómo funciona

Las hormonas anticonceptivas en pastillas, parches cutáneos o anillos vaginales le dan una dosis regular de estrógeno y progestina. Esto controla los ciclos menstruales de su cuerpo y previene el embarazo. También ayuda a aliviar el sangrado y el dolor menstrual intensos y, a veces, los problemas anímicos y el abotagamiento premenstruales.

En los años perimenopáusicos antes de la menopausia, los niveles hormonales tienen muchos altibajos. Usar hormonas anticonceptivas puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas que tienen las mujeres en los años antes de la menopausia.

Pastillas anticonceptivas

Las pastillas anticonceptivas, también llamados anticonceptivos orales, vienen en paquetes (blísteres). El tipo más común tiene pastillas de hormonas para 3 semanas. Algunos paquetes tienen pastillas sin hormonas (pastillas de azúcar) para la cuarta semana y otros no. Durante esa cuarta semana en la que no recibe hormonas, usted tiene su período menstrual. Después de la cuarta semana (28 días), usted comienza un paquete nuevo.

Para algunas clases de pastillas, como Seasonique y Seasonale, usted toma 12 semanas de pastillas de hormonas seguidas de 1 semana de pastillas con baja dosis de estrógeno o pastillas sin hormonas. Con este plan, usted tiene cuatro períodos al año. Si su médico receta un uso no indicado en la ficha técnica para otras pastillas anticonceptivas, usted también puede tener cuatro períodos al año. Usted toma las pastillas hormonales activas continuamente por 12 semanas, seguidas de 1 semana de pastillas de azúcar. Luego comienza un nuevo paquete de pastillas. Si tiene un sangrado leve (metrorragia intermenstrual) durante los 3 meses, su médico le recetará más estrógeno.

Otra clase de pastillas, como Lybrel, viene en paquetes de 4 semanas de pastillas hormonales, las cuales usted toma todos los días del año. Con este plan, usted no tiene períodos.

Para obtener más información, vea cómo tomar pastillas anticonceptivas.

Parche cutáneo anticonceptivo

El parche anticonceptivo es un parche [aproximadamente de 1.75 pulgadas (4.5 cm) cuadradas] que se adhiere firmemente a la piel. Puede usarlo en la parte inferior del abdomen, las nalgas o la parte superior del brazo. Cada parche libera estrógeno y progestina a través de la piel por 7 días. Durante un período de 4 semanas, usted usa un parche cada semana por 3 semanas, y después no usa ningún parche por 1 semana. Durante esta semana, usted tiene su período menstrual.

Para obtener más información, vea cómo usar el parche.

Anillo vaginal anticonceptivo

El anillo vaginal (CVR, por sus siglas en inglés) es pequeño [aproximadamente de 2 pulgadas (5 cm) de diámetro], flexible y transparente. Libera una dosis baja de hormonas dentro de la vagina para prevenir el embarazo para ese mes.

Usted misma se inserta el anillo vaginal y se lo deja colocado por 3 semanas. Esto le da un método anticonceptivo continuo durante todo el mes. El primer día de la cuarta semana, usted se quita el anillo y, generalmente, tendrá un período menstrual. La posición exacta del anillo en la vagina no es crucial para que funcione.

Para obtener mayor información, vea cómo usar un anillo vaginal.

Por qué se usa

Las hormonas anticonceptivas se usan frecuentemente para:

  • Prevenir el embarazo. Las hormonas anticonceptivas previenen el embarazo de tres maneras. Evitan que los ovarios liberen un óvulo cada mes (ovulación) También hacen más espesa la mucosidad del cuello uterino. Esto hace que sea difícil que los espermatozoides se desplacen y lleguen al útero. Y las hormonas anticonceptivas cambian el revestimiento del útero, lo cual hace más difícil que un óvulo fecundado se adhiera al mismo.
  • Regular los períodos menstruales. Tomar estrógenos y progestina según el calendario mantiene sus períodos regularmente en fecha. Usted puede programar que sus períodos sean cada mes, cada pocos meses o no tenerlos nunca. Esto puede darle alivio de problemas que recrudecen con cada período menstrual, como endometriosis o quistes ováricos dolorosos.
  • Aligerar el sangrado menstrual. Normalmente, el útero produce un nuevo revestimiento todos los meses, que luego se expulsa. Esta expulsión es su sangrado menstrual. Tomar hormonas evita que el revestimiento se vuelva muy grueso, de modo que el sangrado es más ligero.
  • Ayudar a aliviar el dolor menstrual. Las hormonas anticonceptivas reducen su nivel de prostaglandinas, las cuales son una causa de dolor menstrual.
  • Ayudar a aliviar problemas perimenopáusicos. En los años previos a la menopausia, los niveles hormonales de una mujer son impredecibles. Tomar hormonas anticonceptivas ayuda a mantener las hormonas equilibradas. Esto puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas que tienen las mujeres en los años anteriores a la menopausia (perimenopausia).
  • Tratar problemas del síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés). Las hormonas anticonceptivas pueden ayudar a controlar los problemas de PCOS. Ciertas pastillas pueden mejorar los problemas del acné, el exceso de crecimiento de vello y la caída del cabello de tipo masculino relacionada con el PCOS.
  • Prevenir algunas enfermedades. Tomar hormonas anticonceptivas reduce el riesgo de cáncer ovárico.1 Para las mujeres con riesgo de cáncer endometrial, tomar progestina con estrógeno ayuda a reducir ese riesgo.2
  • Aliviar los problemas relacionados con el síndrome premenstrual. Algunas pastillas anticonceptivas, como Yasmin y Yaz, tienen un tipo de hormona de progestina que reduce la retención de agua (abotagamiento) durante el ciclo menstrual. Este tipo de pastilla también puede ayudar a aliviar los síntomas del trastorno disfórico premenstrual (PMDD, por sus siglas en inglés), una forma grave del síndrome premenstrual.

No use hormonas anticonceptivas que contengan estrógeno en caso de:

  • Presión arterial alta (hipertensión) no controlada
  • Enfermedad del hígado
  • Antecedentes de coágulos de sangre
  • Antecedentes de ataque cerebral
  • Antecedentes de migrañas con aura
  • Diabetes con complicaciones
  • Antecedentes de cáncer de seno (el estrógeno estimula determinados tipos de cáncer)
  • Lactancia dentro de los 6 meses después de parto
  • Reposo en cama a largo plazo después de una cirugía mayor

Si es mayor de 35 años, no use pastillas anticonceptivas si usted:

  • Toma medicamentos para la presión arterial alta.
  • Fuma.
  • Tiene diabetes.
  • Tiene colesterol alto.

Eficacia

Las pastillas, los parches cutáneos o los anillos vaginales de estrógeno-progestina son métodos anticonceptivos eficaces cuando se usan exactamente según las indicaciones. Dado que algunas mujeres no usan su anticonceptivo según lo indicado, el embarazo sí ocurre en un número determinado de mujeres. Esto ha sido demostrado en estudios de usuarias reales.

  • Entre las consumidoras de pastillas, 8 mujeres de cada 100 quedan embarazadas cada año.3 De las mujeres que toman sus pastillas todos los días, solamente 3 de cada 1,000 quedan embarazadas cada año.3 Cuando el método falla, suele ser por omisión de una o dos pastillas diarias.
  • Entre las usuarias del parche cutáneo y del anillo vaginal anticonceptivo, se espera que 8 mujeres de cada 100 queden embarazadas cada año. Con uso perfecto, solamente 3 de cada 1,000 quedan embarazadas cada año.4

La pastilla y el parche podrían no funcionar tan eficazmente si usted tiene sobrepeso. Hable con su médico acerca del tipo de anticonceptivo que funcionará mejor para usted.

Las pastillas de dosis baja son tan altamente eficaces como las pastillas de dosis más altas, si las toma según las indicaciones. Pero su riesgo de embarazo es mayor después de saltarse pastillas de dosis baja que después de omitir pastillas de dosis más altas.1

Efectos secundarios

Las pastillas, los parches cutáneos y los anillos vaginales de estrógeno-progestina tienen efectos secundarios similares posibles. La pastilla hace que los niveles hormonales lleguen a un máximo y desciendan cada día. Cada parche semanal tarda 3 días después de la aplicación en alcanzar un nivel hormonal constante. El anillo libera una dosis constante todos los días a lo largo del día. Esto puede explicar por qué hay menos probabilidades de tener dolores de cabeza o náuseas con el anillo que con la pastilla o el parche.

Efectos secundarios comunes de los métodos de estrógeno-progestina

Los efectos secundarios más comunes son cambios en los períodos menstruales, incluyendo:

  • Períodos omitidos o muy ligeros. Si toma ciclos mensuales de hormonas anticonceptivas por mucho tiempo, sus períodos podrían detenerse. Este efecto puede durar hasta varios meses después de que deje de tomar hormonas.
  • Sangrado entre los períodos (manchado). Esto suele disminuir después de que una mujer usa un método hormonal por 3 o 4 meses.

El parche cutáneo anticonceptivo puede causar irritación cutánea en el lugar.

El anillo vaginal anticonceptivo puede causar:

  • Secreción vaginal.
  • Irritación e inflamación de la vagina (vaginitis).

Efectos secundarios menos frecuentes de los métodos de estrógeno-progestina

Los efectos secundarios menos frecuentes incluyen:

  • Náusea y vómitos, especialmente durante el primer mes de uso. El efecto secundario suele desaparecer después de los primeros meses de uso.
  • Dolores de cabeza frecuentes o más intensos. Las migrañas pueden empeorar.
  • Aumento de peso.
  • Sensibilidad en los senos durante los primeros meses.
  • Depresión o cambios en el estado de ánimo.
  • Oscurecimiento de la piel en el labio superior, debajo de los ojos o en la frente (cloasma o melasma). Esto puede desaparecer lentamente después de que deje de usar métodos hormonales, pero en algunos casos es permanente.
  • Cambio en el interés sexual (puede ser mayor o menor).

Efectos secundarios poco comunes pero graves de los métodos de estrógeno-progestina

Los siguientes síntomas son poco comunes pero graves y el médico debería tener conocimiento de ellos inmediatamente.

  • Un dolor abdominal que es intenso o persistente puede ser una señal de coágulos de sangre (tromboflebitis) en la pelvis, coágulos de sangre o tumores en el hígado, o enfermedad de la vesícula biliar.
  • El dolor en el pecho puede ser una señal de coágulos de sangre en los pulmones (embolia pulmonar), ataque al corazón o enfermedad cardíaca. Fumar aumenta este riesgo.
  • Los dolores de cabeza que son intensos pueden ser una señal de ataque cerebral, migrañas o presión arterial alta (hipertensión). Fumar aumenta este riesgo.
  • Problemas de la vista, como ver borroso o ver menos, puede ser una señal de migraña, coágulos de sangre en el ojo o un cambio en la forma de la córnea.
  • Un dolor intenso en la pierna o la hinchazón súbita de una pierna puede ser una señal de coágulos de sangre en la pierna (tromboflebitis) o trombosis venosa profunda (DVT, por sus siglas en inglés).

Si tiene una enfermedad renal, hepática o de las glándulas suprarrenales, usted no puede usar YAZ ni Yasmin. Esto es porque la progestina en estas pastillas puede aumentar sus niveles de potasio. Esto puede ser peligroso para las personas que tienen enfermedades de los riñones, del hígado o de las glándulas suprarrenales.

Algunos tipos de progestina usados en determinadas pastillas anticonceptivas pueden causar un riesgo mayor de formación de coágulos de sangre que otros tipos de progestina presentes en pastillas anticonceptivas. Hable con su médico acerca de su riesgo de coágulos de sangre al decidir qué pastilla es la mejor para usted.

Advertencias sobre los parches. El parche libera más estrógeno que las pastillas anticonceptivas de dosis baja. La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) advierte que las mujeres que usan el parche tienen una probabilidad ligeramente mayor de tener coágulos de sangre en las piernas y los pulmones que las mujeres que usan pastillas anticonceptivas. Por eso, antes de usar el parche, hable con su médico acerca de los riesgos que usted corre.

La luz solar directa o el calor en exceso pueden aumentar y, luego, bajar, la cantidad de hormonas liberadas por un parche. Esto puede implicar que reciba una dosis alta en ese momento y que queden menos hormonas en el parche para el resto de la semana. Esto aumenta el riesgo de quedar embarazada. Evite la luz solar directa sobre el parche hormonal. Asimismo, evite usar camas de bronceado, almohadillas térmicas, mantas eléctricas, bañeras de hidromasaje o saunas mientras esté usando un parche hormonal.

Vea la Base de datos de medicamentos para obtener una lista completa de efectos secundarios. (La base de datos no está disponible en todos los sistemas).

Para pensar

Otros factores para tener en cuenta incluyen los siguientes:

  • Las hormonas anticonceptivas podrían no ser tan eficaces al combinarse con otros medicamentos. Toda vez que le receten algo nuevo, asegúrese de decirle a su médico o a su farmacéutico que está tomando hormonas anticonceptivas. Cuando comience a usar anticonceptivos hormonales, asegúrese de decirle a su médico todos los medicamentos y suplementos que esté tomando.
  • Si usted quiere poder empezar un embarazo planificado poco después de dejar de usar hormonas anticonceptivas por mucho tiempo, las inyecciones de hormonas (como Depo-Provera) tal vez no sean una buena opción. Podría tener dificultades para quedar embarazada por varios meses después de que deja de usarlas.
  • Si está tomando hormonas anticonceptivas, tome precauciones especiales como respaldo anticonceptivo si omite o se salta alguna pastilla.
  • Las pastillas anticonceptivas podrían no ser tan eficaces si tiene vómitos o diarrea. Use otro método anticonceptivo por 7 días después de tener vómitos o diarrea, aun si no se ha saltado ninguna pastilla.
  • La pastilla y el parche podrían no funcionar tan eficazmente si usted tiene sobrepeso. Si tiene sobrepeso, pregúntele a su médico acerca de los métodos anticonceptivos que son adecuados para usted.

Asegúrese de usar un método anticonceptivo de respaldo durante los primeros 7 días después de comenzar un tratamiento anticonceptivo hormonal.

Existen métodos de anticoncepción de emergencia si falla algún método anticonceptivo y tiene inquietudes sobre las relaciones sexuales sin protección.

Complete el formulario de información sobre nuevos medicamentos (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este medicamento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Abramowicz M (2010). Choice of contraceptives. Treatment Guidelines From The Medical Letter, 8(100): 89–96.
  2. Fraser IS, Kovacs GT (2003). The efficacy of non-contraceptive uses of hormonal contraceptives. Medical Journal of Australia, 178(12): 621–623.
  3. Nelson A (2007). Combined oral contraceptives. In RA Hatcher et al., eds., Contraceptive Technology, 19th ed., pp. 193–270. New York: Ardent Media.
  4. Trussell J (2007). Choosing a contraceptive: Efficacy, safety, and personal considerations. In RA Hatcher et al., eds., Contraceptive Technology, 19th ed., pp. 19–47. New York: Ardent Media.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Femi Olatunbosun, MB, FRCSC - Obstetricia y ginecología

Revisado23 mayo, 2014