La espina bífida es una anomalía congénita en la cual los huesos de la columna vertebral (vértebras) no se forman correctamente alrededor de la médula espinal. Si es grave, parte de la médula espinal o los nervios raquídeos pueden estar expuestos. Esto puede causar daños neurales y dar lugar a problemas graves, por lo que podría ser necesario operar poco después del nacimiento. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la anomalía es leve y está oculta, y no causa problemas.

La espina bífida se produce en la primera fase del embarazo, con frecuencia antes de que una mujer sepa que está embarazada. Una mujer puede reducir sus probabilidades de tener un bebé con espina bífida alimentándose de manera saludable y tomando suplementos de ácido fólico antes y durante el embarazo.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: John Pope, MD - Pediatría & Louis Pellegrino, MD - Pediatría del Desarrollo