Un respirador es una máquina que ayuda a una persona a respirar o que respira por la persona, controlando y monitoreando las cantidades de aire y oxígeno que entran en los pulmones de la persona. Es posible que se usen respiradores para personas que tienen afecciones respiratorias graves, como el asma, la fibrosis quística y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Generalmente, los médicos conectan el respirador a un tubo que han introducido en la tráquea de una persona a través de la boca o la nariz. Si la persona necesita el respirador durante un período prolongado, el cirujano podría hacer una abertura directamente en la tráquea (traqueostomía) y colocar el tubo a través de esta abertura.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Rohit K Katial, MD - Alergía e imunología