La diabetes tipo 1 es una enfermedad de por vida que ocurre cuando el páncreas deja de producir insulina. Generalmente aparece en la infancia y en los primeros años de la adultez.

La insulina permite que el azúcar (glucosa) pase de la sangre a las células del cuerpo, donde puede usarse para obtener energía o almacenarse. Sin insulina, el azúcar no puede entrar en las células, y el azúcar en la sangre sube demasiado. Con el tiempo, el nivel alto de azúcar en la sangre puede provocar problemas con los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, los nervios y los riñones.

El tratamiento para la diabetes tipo 1 se concentra en mantener su nivel de azúcar en la sangre en límites seguros con una alimentación equilibrada, inyectándose insulina y haciendo ejercicio en forma regular.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & David C.W. Lau, MD, PhD, FRCPC - Endocrinología