La subluxación se produce cuando un hueso se desplaza o se sale parcialmente del lugar (de la relación normal que tiene con los demás huesos que componen una articulación). Esto puede suceder en articulaciones como la rótula, la cadera, el dedo, el codo o el hombro.

Una subluxación puede ser causada por un golpe directo en la articulación, una caída o un movimiento de giro repentino. Si una persona tiene articulaciones inestables, las actividades cotidianas podrían causar esta lesión. Una subluxación en un niño pequeño podría ser causada por maltrato.

Aunque es posible que usted se sienta mejor después de una subluxación debido a que el hueso dislocado ha vuelto parcialmente a su lugar, esta todavía puede ser un problema que necesite evaluación médica.

  • Los tejidos blandos de una articulación o que están alrededor de ella (como los ligamentos, los tendones, los músculos, el cartílago y la cápsula articular) podrían estirarse o desgarrarse.
  • Los nervios y los vasos sanguíneos pueden dañarse a causa de la lesión.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia & David Messenger, MD