Las estatinas son un tipo de medicamento usado para tratar el colesterol alto. Estos medicamentos obstruyen una enzima que el cuerpo necesita para producir colesterol y, de este modo, bajan la cantidad total del mismo en la sangre.

Las estatinas, que también se conocen como inhibidores de la HMG-CoA reductasa, ayudan a reducir el riesgo de ataque al corazón y ataque cerebral. Además de reducir los niveles de colesterol en la sangre, las estatinas reducen la inflamación alrededor de la acumulación de colesterol (llamada placa). Al estabilizar la placa, hay menor riesgo de que se rompa y que cause un coágulo de sangre que pueda provocar un ataque cardíaco o un ataque cerebral.

Revisado: 12 marzo, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Kathleen Romito, MD - Medicina familiar & Robert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología & Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia