La roséola (roseola infantum) es una enfermedad viral leve que afecta a los niños pequeños. Cuando un niño tiene roséola, tiene fiebre alta repentina seguida de la aparición de un salpullido de color rosado, principalmente en el torso, el cuello y los brazos.

Es posible que se produzcan convulsiones por fiebre con esta enfermedad debido al aumento rápido de la temperatura del niño. La fiebre tiende a durar de 2 a 3 días. A medida que la temperatura del niño baja gradualmente, suele formarse el salpullido y dura de 1 a 2 días.

La roséola es contagiosa y es más común en niños de 6 meses a 2 años de edad. Es poco frecuente después de los 4 años.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Susan C. Kim, MD - Pediatría & John Pope, MD - Pediatría