Medicamentos corticosteroideos

Saltar a la barra de navegación

Los medicamentos corticosteroideos —también llamados medicamentos esteroideos— son similares a las hormonas naturales producidas en el organismo que ayudan a controlar muchas funciones necesarias, incluyendo los niveles de azúcar y de sal (electrolitos), el equilibrio de agua en el cuerpo y el funcionamiento del sistema inmunitario. Estos medicamentos pueden ayudar a brindar alivio para enfermedades que causan inflamación, como el lupus y la artritis reumatoide.

Los medicamentos esteroideos recetados que se usan frecuentemente incluyen dexametasona, hidrocortisona y prednisona.

El uso a largo plazo de medicamentos esteroideos tiene muchos efectos secundarios, incluyendo aumento de peso, úlceras estomacales, dificultades para dormir, aumento de la presión arterial, aumento del azúcar en la sangre (glucosa), retraso en la sanación de heridas y reducción en la capacidad para combatir infecciones. Otros problemas asociados con el uso de medicamentos esteroideos incluyen la formación de cataratas, una reducción en la irrigación de sangre a la articulación de la cadera que provoca deterioro de la articulación (osteocondrosis) y osteoporosis.

Revisado: 12 marzo, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Anne C. Poinier, MD - Medicina interna & Nancy Ann Shadick, MD, MPH - Medicina interna, Reumatología