La manía es una elevación del estado anímico, irritabilidad o efusión persistentes. La manía se presenta en algunos trastornos del estado de ánimo, como el trastorno bipolar. También puede producirse a consecuencia de enfermedades, como el hipertiroidismo, o presentarse como un efecto secundario de algunos medicamentos, como los esteroides o los antidepresivos.

Otras características de la manía incluyen:

  • Autoestima elevada o sentimientos irreales de importancia.
  • Menor necesidad de sueño.
  • Hablar más de lo habitual.
  • Pensamientos acelerados o distraerse fácilmente por cosas sin importancia.
  • Una mayor concentración en alcanzar metas de trabajo o personales.
  • La participación en actividades irresponsables que podrían tener consecuencias peligrosas, tales como un aumento de la actividad sexual, hacer transacciones financieras imprudentes o gastar grandes sumas de dinero.

La manía se suele tratar con asesoría psicológica profesional y medicamentos, como estabilizantes del estado de ánimo. Si la manía es causada por una reacción a un medicamento, suele desaparecer cuando la persona deja de tomar el medicamento.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Patrice Burgess, MD - Medicina familiar & Lisa S. Weinstock, MD - Psiquiatría