Un láser es un rayo de luz altamente concentrado que se usa para cortar o destruir un tejido durante un procedimiento médico. La luz del láser limpia (esteriliza) y sella a medida que corta el tejido, lo que reduce el sangrado, el dolor y el tiempo de curación.

Los médicos y las enfermeras pueden usar un láser para tratar muchos problemas diferentes, como aquellos que afectan la piel, los ojos y la boca.

Revisado: 12 marzo, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Kathleen Romito, MD - Medicina familiar & Amy McMichael, MD - Dermatología