Una fractura es la ruptura de un hueso.

Las fracturas pueden variar desde una fisura muy fina en el hueso hasta la ruptura del hueso en dos o más partes que ya no se alinean correctamente. Una fractura puede suceder al mismo tiempo que otras lesiones, como esguinces, distensiones o dislocaciones.

Las señales y los síntomas de una fractura pueden incluir:

  • Un sonido seco o un chasquido que se siente o se oye al momento de la lesión.
  • Dolor que aumenta con el movimiento o cuando se aplica presión en el área.
  • Hinchazón y moretones en el área lesionada.
  • Movimientos limitados en el área lesionada.
  • Una curva o movimiento en un hueso donde no hay articulación (por ejemplo, una curva en el brazo entre el codo y la muñeca).
  • Un hueso que se asoma a través de la piel o que puede verse en la herida.

Una fractura y otras lesiones que a menudo suceden al mismo tiempo requieren atención médica. Es posible que un profesional de la salud reduzca la fractura o enyese o entablille (coloque una férula) un hueso fracturado para ayudar a que se cure. Algunas fracturas podrían requerir cirugía.

El tiempo de recuperación de una fractura puede variar de semanas a meses, según la edad y la salud de la persona; el tipo, la ubicación y la gravedad de la fractura; y si hay otras lesiones que podrían volver más complicado el tratamiento o no.

Revisado: 23 mayo, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia & Kenneth J. Koval, MD - Cirugía ortopédica, Trauma ortopédica