La fisioterapia es un tratamiento para mejorar la movilidad (como caminar, subir escaleras o meterse en la cama y levantarse), aliviar el dolor y restablecer la función física y su estado físico general. El fisioterapeuta usa ejercicios, terapia manual, educación y modalidades como calor, frío y estimulación eléctrica para ayudar a cumplir con estas metas.

Según la lesión, la enfermedad o la afección, la fisioterapia puede incluir trabajar sobre la flexibilidad, la potencia, la resistencia, la coordinación y/o el equilibrio. El tratamiento puede concentrarse en la prevención de problemas o el tratamiento de problemas que afectan:

  • Los músculos, los tendones, los ligamentos y los huesos (sistema musculoesquelético).
  • Los nervios y los músculos relacionados (sistema neuromuscular).
  • El corazón y los vasos sanguíneos relacionados (sistema cardiovascular).
  • Los pulmones y la respiración (sistema pulmonar).
  • La piel, incluidas las heridas y las quemaduras.
  • Cualquier combinación de dos o más de estas áreas.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Adam Husney, MD - Medicina familiar & Joan Rigg, PT, OCS - Terapía física