La epididimitis es la inflamación y la infección del tubo largo y fuertemente enrollado (epidídimo) que yace detrás de cada testículo y recolecta esperma. La epididimitis puede ser causada por una infección del tracto urinario, una infección de transmisión sexual, un agrandamiento de la próstata o un procedimiento urológico.

Por lo general, la epididimitis empieza repentinamente. Los síntomas pueden incluir dolor, hinchazón del escroto, micción dolorosa o frecuente, y fiebre o escalofríos.

La epididimitis bacteriana se trata con antibióticos. Otros tratamientos para la epididimitis podrían incluir reposo en cama, compresas de hielo, soporte del escroto con un suspensorio y medicamentos para el dolor.

Una persona que tenga síntomas de epididimitis debe evitar las relaciones sexuales hasta que consulte a un médico. Esto reducirá el riesgo de contagiar una posible infección a su(s) pareja(s) sexual(es). Es importante que las parejas sexuales sean evaluadas y tratadas por si llegaran a tener una posible infección.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Christopher G. Wood, MD, FACS - Urología, Oncología