Cuando un óvulo fecundado se ha implantado en el útero, el grupo de células que se convertirán en un bebé se conoce como embrión.

Un óvulo fecundado en desarrollo se conoce por varios nombres dentro de las primeras 2 semanas después de la concepción, incluyendo cigoto, mórula (día 4) y blastocisto (día 5).

El período embrionario dura hasta unas 8 semanas después de la concepción (aproximadamente 10 semanas desde la última menstruación). Durante este tiempo, el embrión está formando grandes estructuras del cuerpo, tales como la cabeza, la columna vertebral y los órganos internos. Este es el momento en el que ocurren la mayoría de las anomalías congénitas. Después de este momento, el bebé en crecimiento se conoce como feto.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Sarah Marshall, MD - Medicina familiar & Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología