Deshidratación en niños

Saltar a la barra de navegación

La deshidratación sucede cuando el cuerpo pierde demasiada cantidad de agua. Esto puede suceder si un niño deja de tomar líquidos o pierde grandes cantidades de líquido debido a diarrea, vómito o sudoración. La deshidratación disminuye la cantidad de sangre que circula hacia los órganos del niño.

La deshidratación en bebés y niños pequeños puede producirse rápidamente y puede ser muy peligrosa. Preste especial atención a las señales tempranas de deshidratación siempre que su hijo tenga fiebre alta, vómito, diarrea o se sienta demasiado mal como para beber líquidos.

Un bebé o niño pequeño no podrá darse cuenta de si se siente deshidratado, por lo que usted debe detectar los síntomas.

La deshidratación en bebés y niños pequeños

Deshidratación grave significa:

  • Es posible que el bebé esté muy somnoliento y que sea difícil despertarlo.
  • Es posible que el bebé tenga la boca y los ojos muy secos (sin lágrimas).
  • Es posible que el bebé no moje los pañales durante 12 horas o más.

Deshidratación moderada significa:

  • Es posible que el bebé tenga un punto suave y hundido en la cabeza.
  • Es posible que el bebé no moje ningún pañal en 6 horas.
  • Es posible que el bebé tenga la boca y los ojos secos (menos lágrimas de lo habitual).

Deshidratación leve significa:

  • Es posible que el bebé orine un poco menos de lo habitual.

La deshidratación en niños mayores

Deshidratación grave significa:

  • Es posible que la boca y los ojos del niño estén extremadamente secos.
  • Es posible que el niño orine poco o no orine durante 12 horas o más.
  • Es posible que el niño parezca no estar alerta o ser incapaz de pensar con claridad.
  • Es posible que el niño esté demasiado débil o mareado como para mantenerse de pie.
  • Es posible que el niño se desmaye.

Deshidratación moderada significa:

  • Es posible que el niño tenga mucha más sed de lo habitual.
  • Es posible que la boca y los ojos del niño estén más secos de lo habitual.
  • Es posible que el niño orine poco o no orine durante 8 horas o más.
  • Es posible que el niño se sienta mareado cuando se pone de pie o se incorpora.

Deshidratación leve significa:

  • Es posible que el niño tenga más sed de lo habitual.
  • Es posible que el niño orine menos de lo habitual.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia & H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia