La circuncisión masculina es una cirugía para extirpar el prepucio, un pliegue de piel que cubre y protege la punta redondeada del pene. Si se realiza, la circuncisión suele hacerse poco después del nacimiento.

La circuncisión de un recién nacido conlleva riesgos y beneficios. La decisión de hacer circuncidar a un bebé o no suele basarse en la preferencia personal de los padres.

Algunos niños mayores y hombres necesitan la circuncisión para tratar problemas con el prepucio del pene o para una inflamación de la punta del pene.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Adam Husney, MD - Medicina familiar & John Pope, MD - Pediatría