Cetoacidosis diabética

Saltar a la barra de navegación

La cetoacidosis diabética (DKA, por sus siglas en inglés) es un desequilibrio potencialmente mortal de sustancias químicas (electrolitos) en la sangre que se produce en una persona con diabetes cuando las células no obtienen el azúcar (glucosa) que necesitan para energía. Como resultado, el organismo descompone grasa en vez de glucosa y produce y libera sustancias llamadas cetonas en el torrente sanguíneo.

Las personas con diabetes tipo 1 y algunas personas con diabetes tipo 2 corren el riesgo de tener DKA si no toman suficiente insulina, tienen una infección grave u otra enfermedad o se deshidratan gravemente.

Los síntomas de la cetoacidosis diabética incluyen:

  • Piel enrojecida, caliente y seca.
  • Aliento con olor fuerte y afrutado.
  • Nerviosismo, somnolencia o dificultad para despertarse. Los niños pequeños pueden carecer de interés en sus actividades normales.
  • Respiración rápida y profunda.
  • Pérdida del apetito, dolor abdominal y vómito.
  • Confusión.

La cetoacidosis diabética grave puede causar dificultad para respirar, edema cerebral, coma o la muerte.

El tratamiento consiste en administrar insulina y líquidos a través de una vena, y vigilar de cerca y reponer electrolitos.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Rhonda O'Brien, MS, RD, CDE - Educador en diabetes certificado