El calcio es un mineral que el cuerpo necesita para fabricar los huesos y los dientes, transmitir los mensajes nerviosos, tensionar (contraer) los músculos y ayudar a que la sangre se coagule y que el corazón funcione en forma adecuada. El calcio se encuentra en la leche y los productos lácteos (incluidos el yogur y el queso); en determinadas verduras de hojas verdes (brócoli, espinaca, col rizada); en las legumbres; y en algunas nueces.

Una persona necesita comer de 3 a 4 porciones al día de alimentos altos en calcio para obtener la cantidad diaria recomendada.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Kathleen Romito, MD - Medicina familiar & Rhonda O'Brien, MS, RD, CDE - Educador en diabetes certificado