Placebo y tratamiento simulado

Saltar a la barra de navegación

Los placebos y los tratamientos simulados son métodos usados en los ensayos médicos para ayudar a los investigadores a determinar la eficacia de un fármaco o de un tratamiento. Los placebos son sustancias inactivas usadas para comparar los resultados con las sustancias activas. Y en los tratamientos simulados, el médico hace todos los pasos sin realizar en efecto el tratamiento.

Un placebo se usa a menudo en los ensayos con fármacos para ayudar a indicar si el fármaco que se está estudiando es más eficaz que una "pastilla de azúcar". Algunas de las personas en el ensayo con fármacos reciben el fármaco activo mientras que otras reciben el placebo inactivo. Se comparan los resultados de cada grupo.

En un tratamiento simulado, algunas personas reciben el tratamiento verdadero mientras que otras reciben el tratamiento simulado. Luego se comparan los resultados.

Cuando una persona que está tomando la sustancia inactiva o que ha recibido un tratamiento simulado informa que los síntomas han mejorado, esta mejoría se llama efecto de placebo. Probablemente sea como resultado de la liberación por parte del cerebro de las hormonas de "sensación de bienestar" como las endorfinas en respuesta al tratamiento. Los fármacos activos y las terapias también pueden tener un efecto de placebo. Puede ser difícil para los investigadores o los médicos saber si la razón por la que funciona un fármaco es debido a su ingrediente activo o al efecto de placebo.

Los estudios que usan placebos o tratamientos simulados deben cumplir con regulaciones. Estos estudios siempre se hacen con el consentimiento de los participantes.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Anne C. Poinier, MD - Medicina interna & Karin M. Lindholm, DO - Neurología