El acné es un problema de la piel que se produce cuando grasa y células de piel muerta obstruyen los poros. El acné leve puede provocar solamente unas pocas manchas rojas o granos. El acné grave puede causar muchos granos en la cara, el cuello, el pecho y la espalda, o puede producir bultos rojos y sólidos más grandes que duelen y que pueden dejar cicatrices.

En general, el acné leve puede controlarse con medicamentos de venta libre. Pero el acné grave requiere medicamentos recetados para ayudar a eliminar los granos de la piel y prevenir cicatrices.

Revisado: 12 marzo, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Kathleen Romito, MD - Medicina familiar & E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna