Abstinencia de la nicotina

Saltar a la barra de navegación

Cuando las personas utilizan productos de tabaco regularmente, sus cuerpos empiezan a necesitar la nicotina. Si no reciben nicotina, comienzan a tener síntomas de abstinencia de la nicotina.

Los síntomas de abstinencia y las ansias de nicotina varían de una persona a otra. Con frecuencia, dependen de la cantidad de nicotina que una persona está acostumbrada a consumir. Cuanta más nicotina el cuerpo esté acostumbrado a recibir, más graves podrían ser los síntomas.

Los síntomas de abstinencia incluyen sentirse:

  • Irritable.
  • Enojado.
  • Ansioso.
  • Inquieto.
  • Más hambriento de lo habitual.

Las personas que experimentan la abstinencia pueden tener dificultades para:

  • Concentrarse.
  • Dormir.
  • Controlar las ansias.
  • Manejar el estrés.

Los síntomas de abstinencia de la nicotina suelen comenzar unas 12 horas después de que una persona deja de fumar o de usar productos de tabaco. Los síntomas son peores alrededor de la primera semana después de que la persona deja el hábito. El promedio de tiempo en que una persona lidia con los síntomas de abstinencia es de 2 a 3 semanas. Sin embargo, para algunos fumadores, los síntomas de abstinencia pueden durar más tiempo. Las ansias de cigarrillos y el aumento del apetito pueden durar meses.

Los productos de reemplazo de la nicotina pueden reducir los síntomas de abstinencia cuando los usan las personas que están tratando de dejar el hábito. El uso de medicamentos para dejar de fumar, la asesoría psicológica o los grupos de apoyo, una alimentación nutritiva y el ejercicio regular también puede servir de ayuda.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Adam Husney, MD - Medicina familiar & John Hughes, MD - Psiquiatría