Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Esclerosis múltiple: ¿Debería comenzar a tomar medicamentos para la EM?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Esclerosis múltiple: ¿Debería comenzar a tomar medicamentos para la EM?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Tomar medicamentos después del primer ataque de esclerosis múltiple o tan pronto como se le diagnostique la enfermedad.
  • No tomar medicamentos por el momento. Esperar a ver cómo avanza la enfermedad.

Puntos clave para recordar

  • Es posible que su médico le sugiera tomar medicamentos después de su primer ataque o cuando se le diagnostique esclerosis múltiple (EM) por primera vez. El daño duradero del sistema nervioso puede ocurrir en las etapas tempranas de la EM. El tratamiento temprano podría ayudar a prevenir o retrasar parte de este daño.
  • Algunas personas esperan para ver si sus síntomas empeoran antes de tomar la decisión de comenzar a tomar medicamentos para la EM. En lugar de medicamentos, puede probar fisioterapia, terapia ocupacional e inyecciones de esteroides para ayudar a manejar los síntomas.
  • Es difícil saber qué curso tomará su EM. Los médicos no pueden saber con certeza si empeorará su EM. Una pequeña cantidad de personas con EM solo tienen la enfermedad en su forma leve y están bien sin tratamiento. Sin embargo, muchas empeoran con el tiempo.
  • Los medicamentos pueden reducir la gravedad de los ataques de EM de recaída-remisión y la frecuencia con que usted los tenga. Es posible que también reduzcan o demoren la discapacidad. Sin embargo, no dan resultados en todas las personas. Y no hay forma de predecir si le darán resultados a usted.
  • Estos medicamentos tienen efectos secundarios que pueden ir desde síntomas parecidos a los de una gripe hasta dolores de cabeza, dolor en el pecho, rubor, infecciones y reacciones alérgicas a la inyección. Algunos de estos medicamentos pueden causarle daño al hígado o al corazón.
  • Estos medicamentos son costosos. Su costo dependerá de su cobertura del plan de salud.
PMCs

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta el sistema nervioso central: el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos. También se llama EM. Puede causar problemas en el control y en la fuerza de los músculos, de la visión, del equilibrio, de la sensibilidad y de la capacidad de razonar.

Las fibras nerviosas tienen una cubierta protectora llamada mielina. Sin la mielina, el cerebro y la médula espinal no se pueden comunicar con los nervios del resto del cuerpo. La EM destruye lentamente la mielina y las células nerviosas en el sistema nervioso central. Esto causa debilidad en los músculos y otros síntomas.

La mayoría de las veces, no se diagnostica la EM a menos que un médico pueda estar seguro de que usted ha tenido al menos dos ataques que afecten, por lo menos, dos zonas diferentes de su sistema nervioso central. Su médico lo examinará, le hará preguntas acerca de sus síntomas y le realizará algunas pruebas. A menudo, se usa un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) para confirmar el diagnóstico, debido a que las franjas de daño (lesiones) causadas por los ataques de la EM pueden verse con una MRI.

La EM es diferente para cada persona. Usted podría vivir tan solo con problemas menores. O podría volverse gravemente discapacitado. La mayoría de las personas se encuentran en algún punto intermedio. Por lo general, la EM tiene uno de los siguientes cuatro tipos de evolución:

  • Recaída-remisión. Esto significa que los síntomas desaparecen y luego regresan esporádicamente durante muchos años.
  • Progresiva secundaria, cuando la enfermedad sigue una evolución de recaída-remisión al principio y luego empeora progresivamente. "Progresiva" significa que empeora con el tiempo.
  • Progresiva primaria. Esto significa que la enfermedad es progresiva desde el principio.
  • Recaída progresiva. Esto significa que los síntomas son progresivos al principio y más tarde se presentan recaídas.

¿Qué medicamentos se toman para la EM?

Terapia modificadora de enfermedad significa tratamiento para demorar, cambiar o interrumpir el curso natural de la enfermedad. En el caso de la EM, esto significa tomar medicamentos durante un período prolongado para reducir no solo la cantidad, sino también la gravedad de los ataques.

Para retrasar la propagación de la EM, su médico podría sugerirle medicamentos después de su primer ataque o cuando se le diagnostica EM por primera vez. Las personas tratadas poco después de habérseles diagnosticado EM podrían tener mejores resultados que aquellas que retrasan el tratamiento. El daño duradero del sistema nervioso puede ocurrir en las etapas tempranas de la EM. El tratamiento temprano podría ayudar a prevenir o retrasar parte de este daño.

Los medicamentos para la EM pueden ser costosos. No dan resultados en todas las personas. Y es difícil saber quién se beneficiará.

Los medicamentos usados con más frecuencia para tratar la EM son:

  • Interferón beta (como Betaseron).
  • Glatiramer (Copaxone).

También podrían usarse otros medicamentos modificadores de la enfermedad en casos de EM de recaída-remisión. Estos medicamentos están disponibles en forma de pastillas que se toman oralmente. Estos incluyen:

  • Dimetilfumarato (Tecfidera).
  • Fingolimod (Gilenya).
  • Teriflunomida (Aubagio).

Tomar la decisión de comenzar con la terapia modificadora de enfermedad puede ser difícil, especialmente si sus síntomas han sido leves. Algunas personas esperan para ver si sus síntomas empeoran antes de tomar una decisión de comenzar con la terapia. Una pequeña cantidad de personas con EM podría no tener más que unos pocos episodios leves y no tener nunca una discapacidad. Pero no hay forma de saber quién estará comprendido en este grupo.

¿Cuál es la eficacia de los medicamentos para la EM?

Los medicamentos no pueden curar la EM. No detienen la actividad de la enfermedad ni revierten el daño en el sistema nervioso que ya se ha producido. Sin embargo, los medicamentos podrían reducir las recaídas y demorar la discapacidad en muchas personas con formas de EM de recaída.

Los medicamentos interferón beta y glatiramer son los que tienen más evidencia para apoyar su eficiencia. Estos medicamentos pueden reducir la frecuencia de las recaídas y la gravedad de ellas. También podrían retrasar la discapacidad en algunas personas y reducir el número de nuevas franjas de daño (lesiones).1, 2

Los medicamentos dimetilfumarato, fingolimod y teriflunomida también pueden reducir el número de recaídas en personas que tienen EM de recaída-remisión.3, 4, 5 Estos medicamentos son más recientes y no han sido estudiados durante tanto tiempo. Por lo tanto, todavía no existe tanta evidencia de su eficacia a largo plazo.

¿Qué sucede si usted no toma medicamentos para la EM?

Si decide no probar la terapia modificadora de la enfermedad en este momento, colabore con su médico para vigilar su salud mediante controles regulares y MRI periódicas para evaluar si está avanzando la enfermedad. Si se producen nuevas lesiones o crecen las lesiones ya existentes, es posible que desee reconsiderar su decisión y comenzar el tratamiento.

Si decide no tomar medicamentos para la EM, hay otras cosas que puede hacer.

  • Tomar otro medicamento, como medicamentos esteroides, para aliviar los síntomas durante los ataques o las recaídas.
  • Probar fisioterapia, terapia ocupacional y otros tratamientos que pueda hacer en el hogar para ayudarlo a manejar los síntomas y a adaptarse a vivir y trabajar con EM.
  • Hacer lo que pueda para mantenerse bien. Seguir una dieta saludable, descansar lo suficiente y procurar reducir el estrés.

¿Qué nos dicen las cifras sobre los beneficios y riesgos de los medicamentos para EM?

Esta sección se concentra en glatiramer e interferón beta, los medicamentos más comúnmente usados para EM.

Beneficios posibles de medicamentos para EM
Riesgos Con medicamentos Sin medicamento
Progresión de síntomas tempranos a diagnóstico de EM 34 a 35 de cada 100 45 a 58 de cada 100
Necesidad de hospitalización dentro de los 2 años 12 de cada 100 20 de cada 100

*Basados en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: dudosa a no concluyente)

Riesgo de efectos secundarios a causa de los medicamentos para EM
Efectos secundarios Con medicamentos Con placebo
Síntomas similares a los de la gripe (interferón beta) 48 de cada 100 28 de cada 100
Bochorno, opresión en el pecho, sudoración, palpitaciones, ansiedad y falta de aire (glatiramer) 24 de cada 100 7 de cada 100

*Basados en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: moderada a dudosa)

Beneficios

La evidencia sugiere un leve efecto positivo para las personas con esclerosis múltiple de recaída-remisión. Pero la calidad de la evidencia no es buena. Es dudosa a no concluyente.

Si ha tenido algunos síntomas tempranos de EM, pero no tiene un diagnóstico claro todavía, los medicamentos pueden reducir la probabilidad de que sus síntomas progresen a una EM totalmente desarrollada. Tome un grupo de 100 personas que hayan tenido un episodio similar a EM, pero que todavía no tengan un diagnóstico de EM:

  • Sin medicamentos, de 45 a 58 de cada 100 pueden progresar a un diagnóstico de EM. Esto significa que de 42 a 55 es posible que no.
  • Con medicamentos para EM, de 34 a 35 de cada 100 pueden progresar a un diagnóstico de EM. Esto significa que de 65 a 66 es posible que no.

Su riesgo de necesitar una permanencia en el hospital dentro de los próximos 2 años puede ser más baja si usted toma medicamentos que si no lo hace. Tome un grupo de 100 personas que tengan EM:

  • Sin medicamentos para EM, 20 personas de cada 100 pueden necesitar hospitalización dentro de los próximos 2 años, mientras que 80 de cada 100 es posible que no.
  • Con medicamentos para EM, 12 de cada 100 pueden necesitar hospitalización dentro de los próximos 2 años, mientras que 88 de cada 100 es posible que no.
Riesgos

Muchas personas que toman medicamentos para EM tienen efectos secundarios molestos. Tome un grupo de 100 personas que tengan EM:

  • Con interferón beta, 48 de cada 100 pueden tener síntomas similares a los de la gripe. Esto significa que 52 de cada 100 pueden no tenerlos. La calidad de la evidencia sobre esto es moderada.
  • Con glatiramer, 24 de cada 100 pueden tener síntomas como bochorno, opresión en el pecho, sudoración, palpitaciones, ansiedad y falta de aire. Esto significa que 76 de cada 100 pueden no tenerlos. La calidad de la evidencia sobre esto es dudosa.
Cómo entender la evidencia

Determinada evidencia es mejor que otra evidencia. La evidencia surge de estudios que examinan lo bien que funcionan los tratamientos y las pruebas y lo seguros que son. Por muchas razones, algunos estudios son más confiables que otros. Mientras mejor sea la evidencia —más alta es su calidad— más podemos confiar en ella.

La información que le mostramos aquí está basada en la mejor evidencia disponible.6, 7, 8, 9 La evidencia es clasificada usando cuatro niveles de calidad: alta, moderada, dudosa y no concluyente.

Otra cosa que hay que entender es que la evidencia no puede predecir lo que va a pasar en su caso. Cuando la evidencia nos dice que 2 de cada 100 personas que se someten a una prueba o a un tratamiento determinados pueden tener un resultado determinado y que 98 de cada 100 pueden no tenerlo, no hay manera de saber si usted será uno de los 2 o de los 98.

¿Por qué podría recomendarle su médico estos medicamentos?

La National Multiple Sclerosis Society (Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple) recomienda que las personas que tienen un diagnóstico definitivo de EM y enfermedad activa con recaídas comiencen el tratamiento con interferón beta o glatiramer. La mayoría de los neurólogos apoyan esta recomendación y ahora están de acuerdo con que el daño permanente al sistema nervioso puede ocurrir al principio, aun cuando los síntomas todavía sean bastante leves. Un tratamiento temprano puede ayudar a prevenir o retrasar parte de este daño. En general, se recomienda tratamiento hasta que no ofrezca un beneficio claro.

La National MS Society también dice que el tratamiento con medicamentos puede considerarse después del primer ataque en algunas personas que tienen un riesgo alto de padecer EM (antes de que se les diagnostique EM definitivamente).10

Su médico podría sugerirle que tome medicamentos para la EM porque:

  • Usted ha tenido síntomas que han sido causados, muy probablemente, por la esclerosis múltiple, las pruebas muestran que usted probablemente tenga EM y su médico está convencido de que usted tiene EM.
  • Acaban de diagnosticarle esclerosis múltiple y el tratamiento temprano podría demorar el daño al sistema nervioso central.
  • Estos medicamentos son los únicos que, según se ha comprobado, reducen la frecuencia y la gravedad de las recaídas y demoran la discapacidad.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Tomar medicamentos para la EM Tomar medicamentos para la EM
  • Usted se aplica una inyección, ya sea en forma diaria, semanal o varias veces a la semana (interferón beta o glatiramer).
  • Usted toma una o más píldoras todos los días (dimetilfumarato, fingolimod o teriflunomida).
  • Visita a su médico en forma regular para realizarse análisis de sangre y para revisar su avance.

En personas con EM de recaída-remisión:

  • Estos medicamentos pueden hacer que las recaídas sean menos graves y reducir la frecuencia con que se producen.
  • Los medicamentos pueden retrasar la propagación de la enfermedad limitando nuevas zonas de daño en el cerebro.
  • Estos medicamentos pueden reducir la probabilidad de discapacidad.
  • Estos medicamentos no dan resultados en todas las personas. Es difícil predecir quién se beneficiará.
  • Estos medicamentos son costosos.
  • Se desconocen los riesgos a largo plazo de algunos de estos medicamentos.
  • Los efectos secundarios de estos medicamentos pueden incluir síntomas parecidos a los de una gripe, dolores de cabeza, diarrea, náuseas, pérdida de pelo, depresión, dolor en el pecho, ansiedad, rubor y enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección (en el caso de inyecciones).
No tomar medicamentos para la EM No tomar medicamentos para la EM
  • Usted visita a su médico en forma regular para revisar su avance.
  • Usted prueba medicamentos esteroides para tratar las recaídas.
  • Usted prueba fisioterapia, terapia ocupacional y otros tratamientos en el hogar para adaptarse a vivir con EM.
  • Usted evita los riesgos y el costo de medicamentos que podría no necesitar o que no le den resultados.
  • Usted evita tomar medicamentos para esclerosis múltiple si al final le diagnostican otra afección.
  • Podría resultarle difícil manejar las recaídas.
  • Podría tener una mayor probabilidad de quedar discapacitado.
  • El uso a largo plazo de medicamentos esteroides podría provocar otros problemas, como úlceras estomacales, problemas para dormir y presión arterial alta.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca del tratamiento para la esclerosis múltiple

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Los episodios de EM que he tenido fueron bastante leves, pero me preocupa que la próxima vez los síntomas sean más graves. No creo estar siendo pesimista al decidirme a tomar interferón. Creo que me estoy dando la mejor posibilidad de llevar una vida larga y saludable.

Víctor, 29 años

Nunca me gustó correr riesgos, y mi salud definitivamente no es algo que desee arriesgar. Mi médico recomienda que tome el medicamento. Incluso si resulta que podría no haber necesitado tratamiento para la EM, preferiría equivocarme al excederme en la precaución comenzando la terapia ahora. Sé que realmente me arrepentiría de no seguir el tratamiento si tuviera una recaída dentro de un año o incluso dentro de algunos años.

Carmen, 37 años

Generalmente procuro evitar los medicamentos cuando puedo hacerlo. Mi médico realmente considera que sería una buena idea que yo tomara el medicamento, pero no quiero tener que manejar los efectos secundarios y no estoy seguro de que me guste la idea de aplicarme inyecciones en forma regular. No deseo tomar medicamentos "por si llegara" a tener problemas por la EM más adelante. Además, siempre puedo reconsiderar mi decisión cuando tenga otro episodio, si es que lo tengo.

Jamal, 34 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para comenzar a tomar medicamentos para la EM

Motivos para no comenzar a tomar medicamentos para la EM

Deseo probar el medicamento ahora, a pesar de que es posible que no dé resultados.

No deseo tomar el medicamento si es posible que no dé resultados.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me preocupa que si no comienzo el tratamiento ahora, es posible que me arrepienta luego.

Deseo esperar para ver si empeora mi EM.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa el hecho de aplicarme inyecciones.

No deseo aplicarme inyecciones.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estoy dispuesto a vivir con los efectos secundarios del medicamento.

No sé si puedo manejar los efectos secundarios del medicamento.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Deseo hacer lo que pueda para que mis ataques se produzcan con menos frecuencia.

Deseo hacer el intento de manejar mis ataques sin medicamentos.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Tomar medicamentos

NO tomar medicamentos

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

Los medicamentos, ¿dan buenos resultados para todas las personas que tienen EM?

  • Lo lamento, eso no es correcto. Los medicamentos pueden reducir la gravedad de los ataques y podrían prevenir o demorar la discapacidad. Sin embargo, no dan resultados en todas las personas.
  • NoUsted tiene la razón. Los medicamentos pueden reducir la gravedad de los ataques y podrían prevenir o demorar la discapacidad. Pero no dan resultados en todas las personas.
  • No estoy seguro.Es posible que volver atrás y leer "¿Cuál es la eficacia de los medicamentos para la EM?" lo ayude. Los medicamentos pueden reducir la gravedad de los ataques y podrían prevenir o demorar la discapacidad. Sin embargo, no dan resultados en todas las personas.
2.

¿Pueden los medicamentos ayudar a prevenir parte del daño en el sistema nervioso debido a la EM?

  • Es correcto. El tratamiento temprano podría prevenir o demorar parte del daño en el sistema nervioso.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. El tratamiento temprano podría prevenir o demorar parte del daño en el sistema nervioso.
  • No estoy seguro.Es posible que volver atrás y leer "¿Qué medicamentos se toman para la EM?" lo ayude. El tratamiento temprano podría prevenir o demorar parte del daño en el sistema nervioso.
3.

Si decide no comenzar con los medicamentos en este momento, ¿existen otras cosas que pueda probar?

  • Es correcto. En lugar de medicamentos, puede probar la fisioterapia, la terapia ocupacional y las inyecciones de esteroides para ayudar a manejar los síntomas.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. En lugar de medicamentos, puede probar la fisioterapia, la terapia ocupacional y las inyecciones de esteroides para ayudar a manejar los síntomas.
  • No estoy seguro.Es posible que volver atrás y leer "¿Qué sucede si usted no toma medicamentos para la EM?" lo ayude. La fisioterapia y las inyecciones de esteroides son dos cosas que puede probar.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAdam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoBarrie J. Hurwitz, MD - Neurología
Revisor médico especializadoColin Chalk, MD, CM, FRCPC - Neurología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Rowland LP (2010). Multiple sclerosis. In LP Rowland, TA Pedley, eds., Merritt’s Neurology, 12th ed., pp. 902–918. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  2. Mikol DD, et al. (2008). Comparison of subcutaneous interferon beta-1a with glatiramer acetate in patients with relapsing multiple sclerosis (the REbif vs Glatiramer Acetate in Relapsing MS Disease [REGARD] study): A multicentre, randomised, parallel, open-label trial. Lancet Neurology, 7(10): 903–914.
  3. Cohen JA, et al. (2010). Oral fingolimod or intramuscular interferon for relapsing multiple sclerosis. New England Journal of Medicine, 362(5): 402–415.
  4. O'Connor P, et al. (2011). Randomized trial of oral teriflunomide for relapsing multiple sclerosis. New England Journal of Medicine, 365(14): 1293–1303.
  5. Gold R, et al. (2012). Placebo-controlled phase 3 study of oral BG-12 for relapsing multiple sclerosis. New England Journal of Medicine, 367(12): 1098–1107.
  6. LaMantia L, et al. (2010). Glatiramer acetate for multiple sclerosis. Cochrane Database of Systematic Reviews (5).
  7. Ford C, et al. (2010). Continuous long-term immunomodulatory therapy in relapsing multiple sclerosis: Results from the 15-year analysis of the US prospective open-label study of glatiramer acetate. Multiple Sclerosis, 16(3): 342–350.
  8. Smith B, et al. (2010). Drug Class Review: Disease-Modifying Drugs for Multiple Sclerosis: Final Update 1 Report. Portland, OR: Oregon Health and Science University. Available online: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK50570.
  9. Rice GPA, et al. (2001). Interferon in relapsing-remitting multiple sclerosis. Cochrane Database of Systematic Reviews (4).
  10. National Clinical Advisory Board of the National Multiple Sclerosis Society (2008). Disease Management Consensus Statement. New York: National Multiple Sclerosis Society. Available online: http://www.nationalmssociety.org/for-professionals/healthcare-professionals/publications/expert-opinion-papers/index.aspx.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Esclerosis múltiple: ¿Debería comenzar a tomar medicamentos para la EM?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Tomar medicamentos después del primer ataque de esclerosis múltiple o tan pronto como se le diagnostique la enfermedad.
  • No tomar medicamentos por el momento. Esperar a ver cómo avanza la enfermedad.

Puntos clave para recordar

  • Es posible que su médico le sugiera tomar medicamentos después de su primer ataque o cuando se le diagnostique esclerosis múltiple (EM) por primera vez. El daño duradero del sistema nervioso puede ocurrir en las etapas tempranas de la EM. El tratamiento temprano podría ayudar a prevenir o retrasar parte de este daño.
  • Algunas personas esperan para ver si sus síntomas empeoran antes de tomar la decisión de comenzar a tomar medicamentos para la EM. En lugar de medicamentos, puede probar fisioterapia, terapia ocupacional e inyecciones de esteroides para ayudar a manejar los síntomas.
  • Es difícil saber qué curso tomará su EM. Los médicos no pueden saber con certeza si empeorará su EM. Una pequeña cantidad de personas con EM solo tienen la enfermedad en su forma leve y están bien sin tratamiento. Sin embargo, muchas empeoran con el tiempo.
  • Los medicamentos pueden reducir la gravedad de los ataques de EM de recaída-remisión y la frecuencia con que usted los tenga. Es posible que también reduzcan o demoren la discapacidad. Sin embargo, no dan resultados en todas las personas. Y no hay forma de predecir si le darán resultados a usted.
  • Estos medicamentos tienen efectos secundarios que pueden ir desde síntomas parecidos a los de una gripe hasta dolores de cabeza, dolor en el pecho, rubor, infecciones y reacciones alérgicas a la inyección. Algunos de estos medicamentos pueden causarle daño al hígado o al corazón.
  • Estos medicamentos son costosos. Su costo dependerá de su cobertura del plan de salud.
PMCs

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta el sistema nervioso central: el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos. También se llama EM. Puede causar problemas en el control y en la fuerza de los músculos, de la visión, del equilibrio, de la sensibilidad y de la capacidad de razonar.

Las fibras nerviosas tienen una cubierta protectora llamada mielina . Sin la mielina, el cerebro y la médula espinal no se pueden comunicar con los nervios del resto del cuerpo. La EM destruye lentamente la mielina y las células nerviosas en el sistema nervioso central. Esto causa debilidad en los músculos y otros síntomas.

La mayoría de las veces, no se diagnostica la EM a menos que un médico pueda estar seguro de que usted ha tenido al menos dos ataques que afecten, por lo menos, dos zonas diferentes de su sistema nervioso central . Su médico lo examinará, le hará preguntas acerca de sus síntomas y le realizará algunas pruebas. A menudo, se usa un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) para confirmar el diagnóstico, debido a que las franjas de daño (lesiones) causadas por los ataques de la EM pueden verse con una MRI.

La EM es diferente para cada persona. Usted podría vivir tan solo con problemas menores. O podría volverse gravemente discapacitado. La mayoría de las personas se encuentran en algún punto intermedio. Por lo general, la EM tiene uno de los siguientes cuatro tipos de evolución:

  • Recaída-remisión. Esto significa que los síntomas desaparecen y luego regresan esporádicamente durante muchos años.
  • Progresiva secundaria, cuando la enfermedad sigue una evolución de recaída-remisión al principio y luego empeora progresivamente. "Progresiva" significa que empeora con el tiempo.
  • Progresiva primaria. Esto significa que la enfermedad es progresiva desde el principio.
  • Recaída progresiva. Esto significa que los síntomas son progresivos al principio y más tarde se presentan recaídas.

¿Qué medicamentos se toman para la EM?

Terapia modificadora de enfermedad significa tratamiento para demorar, cambiar o interrumpir el curso natural de la enfermedad. En el caso de la EM, esto significa tomar medicamentos durante un período prolongado para reducir no solo la cantidad, sino también la gravedad de los ataques.

Para retrasar la propagación de la EM, su médico podría sugerirle medicamentos después de su primer ataque o cuando se le diagnostica EM por primera vez. Las personas tratadas poco después de habérseles diagnosticado EM podrían tener mejores resultados que aquellas que retrasan el tratamiento. El daño duradero del sistema nervioso puede ocurrir en las etapas tempranas de la EM. El tratamiento temprano podría ayudar a prevenir o retrasar parte de este daño.

Los medicamentos para la EM pueden ser costosos. No dan resultados en todas las personas. Y es difícil saber quién se beneficiará.

Los medicamentos usados con más frecuencia para tratar la EM son:

  • Interferón beta (como Betaseron).
  • Glatiramer (Copaxone).

También podrían usarse otros medicamentos modificadores de la enfermedad en casos de EM de recaída-remisión. Estos medicamentos están disponibles en forma de pastillas que se toman oralmente. Estos incluyen:

  • Dimetilfumarato (Tecfidera).
  • Fingolimod (Gilenya).
  • Teriflunomida (Aubagio).

Tomar la decisión de comenzar con la terapia modificadora de enfermedad puede ser difícil, especialmente si sus síntomas han sido leves. Algunas personas esperan para ver si sus síntomas empeoran antes de tomar una decisión de comenzar con la terapia. Una pequeña cantidad de personas con EM podría no tener más que unos pocos episodios leves y no tener nunca una discapacidad. Pero no hay forma de saber quién estará comprendido en este grupo.

¿Cuál es la eficacia de los medicamentos para la EM?

Los medicamentos no pueden curar la EM. No detienen la actividad de la enfermedad ni revierten el daño en el sistema nervioso que ya se ha producido. Sin embargo, los medicamentos podrían reducir las recaídas y demorar la discapacidad en muchas personas con formas de EM de recaída.

Los medicamentos interferón beta y glatiramer son los que tienen más evidencia para apoyar su eficiencia. Estos medicamentos pueden reducir la frecuencia de las recaídas y la gravedad de ellas. También podrían retrasar la discapacidad en algunas personas y reducir el número de nuevas franjas de daño (lesiones).1, 2

Los medicamentos dimetilfumarato, fingolimod y teriflunomida también pueden reducir el número de recaídas en personas que tienen EM de recaída-remisión.3, 4, 5 Estos medicamentos son más recientes y no han sido estudiados durante tanto tiempo. Por lo tanto, todavía no existe tanta evidencia de su eficacia a largo plazo.

¿Qué sucede si usted no toma medicamentos para la EM?

Si decide no probar la terapia modificadora de la enfermedad en este momento, colabore con su médico para vigilar su salud mediante controles regulares y MRI periódicas para evaluar si está avanzando la enfermedad. Si se producen nuevas lesiones o crecen las lesiones ya existentes, es posible que desee reconsiderar su decisión y comenzar el tratamiento.

Si decide no tomar medicamentos para la EM, hay otras cosas que puede hacer.

  • Tomar otro medicamento, como medicamentos esteroides, para aliviar los síntomas durante los ataques o las recaídas.
  • Probar fisioterapia, terapia ocupacional y otros tratamientos que pueda hacer en el hogar para ayudarlo a manejar los síntomas y a adaptarse a vivir y trabajar con EM.
  • Hacer lo que pueda para mantenerse bien. Seguir una dieta saludable, descansar lo suficiente y procurar reducir el estrés.

¿Qué nos dicen las cifras sobre los beneficios y riesgos de los medicamentos para EM?

Esta sección se concentra en glatiramer e interferón beta, los medicamentos más comúnmente usados para EM.

Beneficios posibles de medicamentos para EM
Riesgos Con medicamentos Sin medicamento
Progresión de síntomas tempranos a diagnóstico de EM 34 a 35 de cada 100 45 a 58 de cada 100
Necesidad de hospitalización dentro de los 2 años 12 de cada 100 20 de cada 100

*Basados en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: dudosa a no concluyente)

Riesgo de efectos secundarios a causa de los medicamentos para EM
Efectos secundarios Con medicamentos Con placebo
Síntomas similares a los de la gripe (interferón beta) 48 de cada 100 28 de cada 100
Bochorno, opresión en el pecho, sudoración, palpitaciones, ansiedad y falta de aire (glatiramer) 24 de cada 100 7 de cada 100

*Basados en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: moderada a dudosa)

Beneficios

La evidencia sugiere un leve efecto positivo para las personas con esclerosis múltiple de recaída-remisión. Pero la calidad de la evidencia no es buena. Es dudosa a no concluyente.

Si ha tenido algunos síntomas tempranos de EM, pero no tiene un diagnóstico claro todavía, los medicamentos pueden reducir la probabilidad de que sus síntomas progresen a una EM totalmente desarrollada. Tome un grupo de 100 personas que hayan tenido un episodio similar a EM, pero que todavía no tengan un diagnóstico de EM :

  • Sin medicamentos, de 45 a 58 de cada 100 pueden progresar a un diagnóstico de EM. Esto significa que de 42 a 55 es posible que no.
  • Con medicamentos para EM, de 34 a 35 de cada 100 pueden progresar a un diagnóstico de EM. Esto significa que de 65 a 66 es posible que no.

Su riesgo de necesitar una permanencia en el hospital dentro de los próximos 2 años puede ser más baja si usted toma medicamentos que si no lo hace. Tome un grupo de 100 personas que tengan EM :

  • Sin medicamentos para EM, 20 personas de cada 100 pueden necesitar hospitalización dentro de los próximos 2 años, mientras que 80 de cada 100 es posible que no.
  • Con medicamentos para EM, 12 de cada 100 pueden necesitar hospitalización dentro de los próximos 2 años, mientras que 88 de cada 100 es posible que no.
Riesgos

Muchas personas que toman medicamentos para EM tienen efectos secundarios molestos. Tome un grupo de 100 personas que tengan EM :

  • Con interferón beta, 48 de cada 100 pueden tener síntomas similares a los de la gripe. Esto significa que 52 de cada 100 pueden no tenerlos. La calidad de la evidencia sobre esto es moderada.
  • Con glatiramer, 24 de cada 100 pueden tener síntomas como bochorno, opresión en el pecho, sudoración, palpitaciones, ansiedad y falta de aire. Esto significa que 76 de cada 100 pueden no tenerlos. La calidad de la evidencia sobre esto es dudosa.
Cómo entender la evidencia

Determinada evidencia es mejor que otra evidencia. La evidencia surge de estudios que examinan lo bien que funcionan los tratamientos y las pruebas y lo seguros que son. Por muchas razones, algunos estudios son más confiables que otros. Mientras mejor sea la evidencia —más alta es su calidad— más podemos confiar en ella.

La información que le mostramos aquí está basada en la mejor evidencia disponible.6, 7, 8, 9 La evidencia es clasificada usando cuatro niveles de calidad: alta, moderada, dudosa y no concluyente.

Otra cosa que hay que entender es que la evidencia no puede predecir lo que va a pasar en su caso. Cuando la evidencia nos dice que 2 de cada 100 personas que se someten a una prueba o a un tratamiento determinados pueden tener un resultado determinado y que 98 de cada 100 pueden no tenerlo, no hay manera de saber si usted será uno de los 2 o de los 98.

¿Por qué podría recomendarle su médico estos medicamentos?

La National Multiple Sclerosis Society (Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple) recomienda que las personas que tienen un diagnóstico definitivo de EM y enfermedad activa con recaídas comiencen el tratamiento con interferón beta o glatiramer. La mayoría de los neurólogos apoyan esta recomendación y ahora están de acuerdo con que el daño permanente al sistema nervioso puede ocurrir al principio, aun cuando los síntomas todavía sean bastante leves. Un tratamiento temprano puede ayudar a prevenir o retrasar parte de este daño. En general, se recomienda tratamiento hasta que no ofrezca un beneficio claro.

La National MS Society también dice que el tratamiento con medicamentos puede considerarse después del primer ataque en algunas personas que tienen un riesgo alto de padecer EM (antes de que se les diagnostique EM definitivamente).10

Su médico podría sugerirle que tome medicamentos para la EM porque:

  • Usted ha tenido síntomas que han sido causados, muy probablemente, por la esclerosis múltiple, las pruebas muestran que usted probablemente tenga EM y su médico está convencido de que usted tiene EM.
  • Acaban de diagnosticarle esclerosis múltiple y el tratamiento temprano podría demorar el daño al sistema nervioso central.
  • Estos medicamentos son los únicos que, según se ha comprobado, reducen la frecuencia y la gravedad de las recaídas y demoran la discapacidad.

2. Compare sus opciones

 Tomar medicamentos para la EMNo tomar medicamentos para la EM
¿Qué implica generalmente?
  • Usted se aplica una inyección, ya sea en forma diaria, semanal o varias veces a la semana (interferón beta o glatiramer).
  • Usted toma una o más píldoras todos los días (dimetilfumarato, fingolimod o teriflunomida).
  • Visita a su médico en forma regular para realizarse análisis de sangre y para revisar su avance.
  • Usted visita a su médico en forma regular para revisar su avance.
  • Usted prueba medicamentos esteroides para tratar las recaídas.
  • Usted prueba fisioterapia, terapia ocupacional y otros tratamientos en el hogar para adaptarse a vivir con EM.
¿Cuáles son los beneficios?

En personas con EM de recaída-remisión:

  • Estos medicamentos pueden hacer que las recaídas sean menos graves y reducir la frecuencia con que se producen.
  • Los medicamentos pueden retrasar la propagación de la enfermedad limitando nuevas zonas de daño en el cerebro.
  • Estos medicamentos pueden reducir la probabilidad de discapacidad.
  • Usted evita los riesgos y el costo de medicamentos que podría no necesitar o que no le den resultados.
  • Usted evita tomar medicamentos para esclerosis múltiple si al final le diagnostican otra afección.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Estos medicamentos no dan resultados en todas las personas. Es difícil predecir quién se beneficiará.
  • Estos medicamentos son costosos.
  • Se desconocen los riesgos a largo plazo de algunos de estos medicamentos.
  • Los efectos secundarios de estos medicamentos pueden incluir síntomas parecidos a los de una gripe, dolores de cabeza, diarrea, náuseas, pérdida de pelo, depresión, dolor en el pecho, ansiedad, rubor y enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección (en el caso de inyecciones).
  • Podría resultarle difícil manejar las recaídas.
  • Podría tener una mayor probabilidad de quedar discapacitado.
  • El uso a largo plazo de medicamentos esteroides podría provocar otros problemas, como úlceras estomacales, problemas para dormir y presión arterial alta.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca del tratamiento para la esclerosis múltiple

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Los episodios de EM que he tenido fueron bastante leves, pero me preocupa que la próxima vez los síntomas sean más graves. No creo estar siendo pesimista al decidirme a tomar interferón. Creo que me estoy dando la mejor posibilidad de llevar una vida larga y saludable."

— Víctor, 29 años

"Nunca me gustó correr riesgos, y mi salud definitivamente no es algo que desee arriesgar. Mi médico recomienda que tome el medicamento. Incluso si resulta que podría no haber necesitado tratamiento para la EM, preferiría equivocarme al excederme en la precaución comenzando la terapia ahora. Sé que realmente me arrepentiría de no seguir el tratamiento si tuviera una recaída dentro de un año o incluso dentro de algunos años."

— Carmen, 37 años

"Generalmente procuro evitar los medicamentos cuando puedo hacerlo. Mi médico realmente considera que sería una buena idea que yo tomara el medicamento, pero no quiero tener que manejar los efectos secundarios y no estoy seguro de que me guste la idea de aplicarme inyecciones en forma regular. No deseo tomar medicamentos "por si llegara" a tener problemas por la EM más adelante. Además, siempre puedo reconsiderar mi decisión cuando tenga otro episodio, si es que lo tengo."

— Jamal, 34 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para comenzar a tomar medicamentos para la EM

Motivos para no comenzar a tomar medicamentos para la EM

Deseo probar el medicamento ahora, a pesar de que es posible que no dé resultados.

No deseo tomar el medicamento si es posible que no dé resultados.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me preocupa que si no comienzo el tratamiento ahora, es posible que me arrepienta luego.

Deseo esperar para ver si empeora mi EM.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa el hecho de aplicarme inyecciones.

No deseo aplicarme inyecciones.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estoy dispuesto a vivir con los efectos secundarios del medicamento.

No sé si puedo manejar los efectos secundarios del medicamento.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Deseo hacer lo que pueda para que mis ataques se produzcan con menos frecuencia.

Deseo hacer el intento de manejar mis ataques sin medicamentos.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Tomar medicamentos

NO tomar medicamentos

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Los medicamentos, ¿dan buenos resultados para todas las personas que tienen EM?

  • No
  • No estoy seguro.
Usted tiene la razón. Los medicamentos pueden reducir la gravedad de los ataques y podrían prevenir o demorar la discapacidad. Pero no dan resultados en todas las personas.

2. ¿Pueden los medicamentos ayudar a prevenir parte del daño en el sistema nervioso debido a la EM?

  • No
  • No estoy seguro.
Es correcto. El tratamiento temprano podría prevenir o demorar parte del daño en el sistema nervioso.

3. Si decide no comenzar con los medicamentos en este momento, ¿existen otras cosas que pueda probar?

  • No
  • No estoy seguro.
Es correcto. En lugar de medicamentos, puede probar la fisioterapia, la terapia ocupacional y las inyecciones de esteroides para ayudar a manejar los síntomas.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAdam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoBarrie J. Hurwitz, MD - Neurología
Revisor médico especializadoColin Chalk, MD, CM, FRCPC - Neurología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Rowland LP (2010). Multiple sclerosis. In LP Rowland, TA Pedley, eds., Merritt’s Neurology, 12th ed., pp. 902–918. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  2. Mikol DD, et al. (2008). Comparison of subcutaneous interferon beta-1a with glatiramer acetate in patients with relapsing multiple sclerosis (the REbif vs Glatiramer Acetate in Relapsing MS Disease [REGARD] study): A multicentre, randomised, parallel, open-label trial. Lancet Neurology, 7(10): 903–914.
  3. Cohen JA, et al. (2010). Oral fingolimod or intramuscular interferon for relapsing multiple sclerosis. New England Journal of Medicine, 362(5): 402–415.
  4. O'Connor P, et al. (2011). Randomized trial of oral teriflunomide for relapsing multiple sclerosis. New England Journal of Medicine, 365(14): 1293–1303.
  5. Gold R, et al. (2012). Placebo-controlled phase 3 study of oral BG-12 for relapsing multiple sclerosis. New England Journal of Medicine, 367(12): 1098–1107.
  6. LaMantia L, et al. (2010). Glatiramer acetate for multiple sclerosis. Cochrane Database of Systematic Reviews (5).
  7. Ford C, et al. (2010). Continuous long-term immunomodulatory therapy in relapsing multiple sclerosis: Results from the 15-year analysis of the US prospective open-label study of glatiramer acetate. Multiple Sclerosis, 16(3): 342–350.
  8. Smith B, et al. (2010). Drug Class Review: Disease-Modifying Drugs for Multiple Sclerosis: Final Update 1 Report. Portland, OR: Oregon Health and Science University. Available online: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK50570.
  9. Rice GPA, et al. (2001). Interferon in relapsing-remitting multiple sclerosis. Cochrane Database of Systematic Reviews (4).
  10. National Clinical Advisory Board of the National Multiple Sclerosis Society (2008). Disease Management Consensus Statement. New York: National Multiple Sclerosis Society. Available online: http://www.nationalmssociety.org/for-professionals/healthcare-professionals/publications/expert-opinion-papers/index.aspx.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.