Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Hemorroides: ¿Qué tratamiento debería usar?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Hemorroides: ¿Qué tratamiento debería usar?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Usar tratamientos en el hogar para controlar los síntomas de hemorroides.
  • Realizarse un procedimiento no quirúrgico que interrumpa el flujo de sangre a las hemorroides. Esto solo da resultados para las hemorroides internas.
  • Realizarse una cirugía para extirpar la hemorroide. Esto da resultados para hemorroides tanto internas como externas.

Puntos clave para recordar

  • Tratamientos en el hogar para las hemorroides que dan resultados para la mayoría de las personas: Comer más fibra, beber más líquido, usar un ablandador de heces y usar ungüentos que alivien sus síntomas.
  • Cuando los tratamientos en el hogar no dan resultados para las hemorroides internas, podrían ser útiles los procedimientos de fijación. Estos son tratamientos que incluyen interrumpir el flujo de sangre a las hemorroides utilizando bandas de goma, láseres, calor o corrientes eléctricas. Por lo general, estos procedimientos son menos dolorosos que la cirugía.
  • Usted podría considerar la posibilidad de realizarse una cirugía para extirpar las hemorroides (hemorroidectomía) para hemorroides internas que sobresalen del ano o hemorroides externas que están causando síntomas y no han mejorado con tratamiento en el hogar.
PMCs

¿Qué tipos de hemorroides existen?

  • Las hemorroides externas se encuentran cerca de la abertura del ano. Es posible que sean dolorosas, pero los tratamientos en el hogar, por lo general, dan resultados para controlarlas.
  • Las hemorroides internas se encuentran dentro del canal anal. Por lo general, no causan dolor. Sin embargo, pueden causar comezón y sensación de presión, y dificultar la limpieza alrededor del ano. También es posible que sangren o que secreten moco. A veces, es posible que salgan del ano.

¿Cuáles son los tratamientos en el hogar para las hemorroides?

Usted puede probar los siguientes tratamientos en el hogar:

  • Después de la evacuación del intestino, séquese el ano suavemente con papel higiénico blanco humedecido con agua o con un agente limpiador, como Balneol. También puede usar toallitas para bebés humedecidas o toallitas medicinales, como Tucks.
  • Evite frotar la zona anal. Y evite jabones con perfumes o tintes.
  • Use ungüentos para las hemorroides, como Preparation H.
  • No realice esfuerzos cuando evacua el intestino.
  • Aplique hielo varias veces al día. También pruebe aplicar calor húmedo (como toallas tibias y húmedas) varias veces al día, o siéntese en agua tibia (baño de asiento).
  • Coma más fibra y beba más agua.
  • Tome ablandadores de heces.

También puede tomar analgésicos (medicamentos para el dolor) sin receta. El acetaminofén (Tylenol) puede aliviarle el dolor. La aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno (Motrin) y el naproxeno (Aleve), pueden aliviarle el dolor y la hinchazón.

¿Cuáles son los tratamientos no quirúrgicos para las hemorroides?

Estos tratamientos curan la mayoría de las hemorroides internas pequeñas y algunas grandes. No se usan para las hemorroides externas. Actúan interrumpiendo la irrigación sanguínea a la hemorroide, lo que hace que se reduzca el tamaño de la hemorroide o que esta desaparezca.

Existen diferentes maneras de hacer esto:

  • Ligadura con bandas de goma. Este es el procedimiento no quirúrgico más exitoso. Es el que se usa la mayoría de las veces para hemorroides pequeñas y medianas. Incluye atar las hemorroides con bandas de goma.
  • Coagulación. Este procedimiento implica usar calor, láser o una corriente eléctrica para generar tejido cicatricial alrededor de las hemorroides. La fotocoagulación infrarroja usa luz infrarroja para hacer esto.

¿Cuándo se usa la cirugía?

La cirugía para hemorroides se llama hemorroidectomía. Esta es la forma más exitosa de tratar las hemorroides internas grandes.

La cirugía se usa para las hemorroides internas pequeñas cuando:

  • Hay varias hemorroides.
  • El sangrado no puede controlarse con otros tratamientos.
  • Hay hemorroides tanto internas como externas.

La cirugía podría ser una buena opción para las hemorroides internas que sobresalen del ano. Esta es la única opción para las hemorroides externas que están causando síntomas y que no han mejorado con el tratamiento en el hogar.

¿Qué tan buenos resultados dan los tratamientos para las hemorroides?

  • El tratamiento en el hogar da resultados para la mayoría de las personas.
  • Los procedimientos no quirúrgicos son menos riesgosos y menos dolorosos que la cirugía. Requieren menos tiempo fuera del trabajo y de otras actividades.
  • De los procedimientos no quirúrgicos, la ligadura con bandas de goma parece dar los mejores resultados. Sin embargo, también parece tener un riesgo más alto de complicaciones, especialmente de dolor.
    • La ligadura con bandas de goma ayuda a alrededor de 8 de cada 10 personas que se la realizan. Eso significa que no ayuda a alrededor de 2 de cada 10.1
    • La fotocoagulación infrarroja tiene aproximadamente la misma tasa de éxito que la ligadura con bandas de goma. Sin embargo, es posible que las mejoras no duren tanto tiempo.2
  • Por lo general, la cirugía cura una hemorroide. Sin embargo, el éxito a largo plazo de la cirugía de hemorroides depende en gran medida de lo bien que usted pueda cambiar sus hábitos intestinales diarios para evitar el estreñimiento y el esfuerzo.
  • En comparación con los procedimientos no quirúrgicos, la cirugía es más costosa, es más riesgosa y tiene un período de recuperación más prolongado.

¿Cuáles son los riesgos de los tratamientos para las hemorroides?

La mayoría de los tratamientos no quirúrgicos tienen algunos riesgos. Los posibles problemas pueden incluir:

  • Dolor o molestias. Para algunas personas, el dolor podría ser tan fuerte que les impide realizar sus actividades normales durante aproximadamente un día.
  • Sangrado, que podría requerir otra visita médica para el tratamiento.
  • Problemas temporales para orinar debido al dolor. Si usted es completamente incapaz de orinar, necesitará recibir tratamiento.
  • Infección o absceso.

La ligadura con bandas de goma parece causar más dolor que otros tipos de procedimientos no quirúrgicos. Por lo general, la fotocoagulación infrarroja causa menos efectos secundarios.2

Riesgos de la cirugía

La cirugía tiene más probabilidades de causar efectos secundarios que los tratamientos no quirúrgicos. Estos efectos secundarios pueden incluir:

  • Dolor, que puede durar semanas. La evacuación del intestino, incluso si las heces son blandas, puede ser bastante dolorosa.
  • Sangrado, que podría durar algunos días. Si el sangrado es grave, es posible que usted necesite tratamiento.
  • Incapacidad para orinar o para evacuar las heces. Esto podría hacer que las heces queden retenidas en el canal anal (retención fecal).
  • Infección.

En raras ocasiones, es posible que se desarrolle un problema más grave.

¿Quién no debería realizarse procedimientos ni cirugía?

Es posible que las personas que tienen determinadas afecciones de salud no puedan realizarse una cirugía ni procedimientos para las hemorroides. Estas afecciones incluyen:

  • Trastornos de sangrado o afecciones para los que se necesite tomar medicamentos anticoagulantes.
  • Infección por el VIH o SIDA.
  • Prolapso rectal.
  • Tumores anales o estrechamiento en la abertura del canal anal.
  • Fisura anal o infección alrededor del ano.
  • Enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.
  • Cirrosis del hígado.
  • Síndrome del intestino irritable u otras afecciones que hacen que una persona tenga diarrea frecuente, estreñimiento grave o ambos.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Hipertensión portal.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Usar tratamientos en el hogar Usar tratamientos en el hogar
  • Secarse el ano suavemente con papel higiénico blanco humedecido con agua o con un limpiador, o usar toallitas para bebés humedecidas o toallitas medicinales.
  • Aplicar hielo varias veces al día.
  • Aplicar calor húmedo (como toallas tibias y húmedas) varias veces al día, o sentarse en un baño tibio.
  • Comer más fibra. Beber más cantidad de agua.
  • Tomar ablandadores de heces.
  • Usar un ungüento para hemorroides.
  • Tomar analgésicos.
  • La mayoría de las personas mejoran con tratamiento en el hogar.
  • Se evitan los riesgos que conllevan los procedimientos no quirúrgicos o la cirugía.
  • Si el tratamiento en el hogar no da resultados, usted podría sentir mucho dolor y molestias.
  • Si una hemorroide continúa sangrando mucho, usted podría sufrir anemia.
  • Si una hemorroide sobresale del ano, usted podría tener problemas para mantener la zona limpia.
Realizar un procedimiento no quirúrgico Realizar un procedimiento no quirúrgico
  • Esto se realiza en el consultorio del médico. Usted regresa a su hogar el mismo día.
  • Probablemente esté despierto durante el procedimiento.
  • Si tiene muchas hemorroides, es posible que reciba tratamiento en un hospital y que esté dormido durante el procedimiento.
  • Los síntomas mejoran en alrededor de 8 de cada 10 personas que se realizan este tratamiento.
  • Todos los procedimientos podrían causar dolor, sangrado, problemas para orinar temporales e infección.
  • La ligadura con bandas de goma parece causar más dolor que los demás procedimientos no quirúrgicos.
  • Por lo general, la fotocoagulación infrarroja causa menos efectos secundarios. Sin embargo, es posible que las mejoras no duren tanto como en el caso de la ligadura.
  • Es posible que necesite más de un tratamiento.
Realizarse una cirugía Realizarse una cirugía
  • Usted se encuentra dormido o adormecido de la cintura para abajo durante la operación.
  • Probablemente regrese a su hogar el mismo día.
  • La mayoría de las personas pueden regresar a su trabajo o a sus actividades normales después de 2 o 3 semanas.
  • Casi siempre, la cirugía permite extirpar las hemorroides y eliminar los síntomas.
  • La recuperación de esta cirugía puede ser muy dolorosa.
  • Estrechamiento del ano o recto (estenosis anal o rectal).
  • Otros riesgos de la cirugía incluyen infección, sangrado e incapacidad para orinar o evacuar las heces.
  • A veces, las hemorroides reaparecen después de la cirugía.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales sobre el tratamiento de las hemorroides

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

He tenido hemorroides durante muchos años, pero nunca me causaron demasiadas molestias. Una vez cada tanto me duelen o sangran, y sé que es hora de prestar más atención a mi dieta y beber un poco más de agua. Mi nueva médica y yo hablamos sobre las hemorroides durante mi última visita. Ella me preguntó si alguna vez había considerado la posibilidad de tratarlas, y hablamos sobre las ventajas y desventajas de mis opciones. Decidí que, dado que no me causan demasiadas molestias, y debido a que sé qué hacer en caso de una crisis hemorroidal, simplemente seguiré manejándolas como lo he estado haciendo. Siempre puedo recibir tratamiento más tarde si empeoran.

John, 40 años

Como estoy todo el día sentada en el trabajo, mis hemorroides pueden ser un gran inconveniente. En mi dieta, incorporo abundante fibra y agua, pero aún me causan molestias. Mi médico y yo acordamos que sería razonable para mí probar el tratamiento con bandas de goma. Aún tendré que prestar atención a lo que como y bebo, a fin de mantener blandas las heces, pero espero que el tratamiento se ocupe de la mayor parte del dolor, para que pueda estar más cómoda en el trabajo.

Genevieve, 50 años

Me realizaron un tratamiento con bandas de goma para las hemorroides hace varios años. Recuerdo que el tratamiento fue bastante doloroso, pero dio muy buenos resultados durante mucho tiempo. Desafortunadamente, ahora el problema ha reaparecido. Mi médico y yo estamos hablando sobre qué acción hay que tomar. Dice que puedo hacerme el tratamiento con bandas de goma de nuevo o realizarme una cirugía. Dado que el tratamiento con bandas de goma me dio buenos resultados antes, planeo realizármelo de nuevo.

Ricardo, 38 años

He probado todos los tratamientos en el hogar para las hemorroides y han sido útiles. Sin embargo, sigo sintiendo que necesito algo más. Me preocupa tener sangrado rectal, aunque mi médico me ha realizado pruebas y confiamos en que yo no tenga nada más grave que las hemorroides. Voy a probar uno de los tratamientos no quirúrgicos y a ver si esto ayuda a detener o reducir el sangrado para que pueda preocuparme un poco menos. He escuchado cosas buenas sobre el tratamiento con fotocoagulación infrarroja.

Barbara, 47 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

He probado tratamientos en el hogar durante un tiempo y no estoy contento con los resultados.

No es importante
Algo importante
Muy importante

Prefiero vivir con los síntomas antes que tolerar el dolor temporal que podrían causar los procedimientos no quirúrgicos o la cirugía.

No es importante
Algo importante
Muy importante

Las hemorroides me molestan tanto que estoy dispuesto a probar cualquier cosa, incluso cirugía, para hacerlas desaparecer.

No es importante
Algo importante
Muy importante

Deseo evitar la cirugía a toda costa, pero estoy dispuesto a probar un procedimiento no quirúrgico.

No es importante
Algo importante
Muy importante

Me preocupan los posibles efectos secundarios de los procedimientos no quirúrgicos y de la cirugía.

No es importante
Algo importante
Muy importante

Mis otros motivos importantes:

No es importante
Algo importante
Muy importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Usar solamente tratamientos en el hogar para tratar las hemorroides

Probar algo además de los tratamientos en el hogar

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

Realizarme un procedimiento no quirúrgico para las hemorroides

NO realizarme un procedimiento no quirúrgico

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

Realizarme una cirugía para las hemorroides

NO realizarme una cirugía

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

Si tengo hemorroides, primero debería probar tratamiento en el hogar.

  • Verdadero¡Es correcto! Pruebe comer más fibra, beber más líquido, usar un ablandador de heces y usar ungüentos que alivien sus síntomas.
  • FalsoLo lamento, esa respuesta es incorrecta. Primero pruebe el tratamiento en el hogar: Coma más fibra, beba más líquido, use un ablandador de heces y use ungüentos que alivien sus síntomas.
  • No estoy seguroEs posible que volver atrás y leer "Puntos clave para recordar" le ayude. Los tratamientos en el hogar dan resultados para la mayoría de las personas: Coma más fibra, beba más líquido, use un ablandador de heces y use ungüentos que alivien sus síntomas.
2.

Es posible que la cirugía sea una buena opción si las hemorroides están causando síntomas que no pueden aliviarse con el tratamiento en el hogar.

  • VerdaderoEso es correcto. Es posible que la cirugía alivie las hemorroides que sobresalen del ano o que causan síntomas que no mejoran con el tratamiento en el hogar.
  • FalsoLo lamento, eso no es correcto. Es posible que la cirugía alivie las hemorroides que sobresalen del ano o que causan síntomas que no mejoran con el tratamiento en el hogar.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Es posible que la cirugía alivie las hemorroides que sobresalen del ano o que causan síntomas que no mejoran con el tratamiento en el hogar.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoKenneth Bark, MD - Cirugía,

Referencias
Citas bibliográficas
  1. American Gastroenterological Association (2004). American Gastroenterological Association technical review on the diagnosis and treatment of hemorrhoids. Gastroenterology, 126(5): 1463–1473.
  2. Reese GE, et al. (2009). Haemorrhoids, search date May 2008. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Hemorroides: ¿Qué tratamiento debería usar?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Usar tratamientos en el hogar para controlar los síntomas de hemorroides.
  • Realizarse un procedimiento no quirúrgico que interrumpa el flujo de sangre a las hemorroides. Esto solo da resultados para las hemorroides internas.
  • Realizarse una cirugía para extirpar la hemorroide. Esto da resultados para hemorroides tanto internas como externas.

Puntos clave para recordar

  • Tratamientos en el hogar para las hemorroides que dan resultados para la mayoría de las personas: Comer más fibra, beber más líquido, usar un ablandador de heces y usar ungüentos que alivien sus síntomas.
  • Cuando los tratamientos en el hogar no dan resultados para las hemorroides internas, podrían ser útiles los procedimientos de fijación. Estos son tratamientos que incluyen interrumpir el flujo de sangre a las hemorroides utilizando bandas de goma, láseres, calor o corrientes eléctricas. Por lo general, estos procedimientos son menos dolorosos que la cirugía.
  • Usted podría considerar la posibilidad de realizarse una cirugía para extirpar las hemorroides (hemorroidectomía) para hemorroides internas que sobresalen del ano o hemorroides externas que están causando síntomas y no han mejorado con tratamiento en el hogar.
PMCs

¿Qué tipos de hemorroides existen?

  • Las hemorroides externas se encuentran cerca de la abertura del ano. Es posible que sean dolorosas, pero los tratamientos en el hogar, por lo general, dan resultados para controlarlas.
  • Las hemorroides internas se encuentran dentro del canal anal. Por lo general, no causan dolor. Sin embargo, pueden causar comezón y sensación de presión, y dificultar la limpieza alrededor del ano. También es posible que sangren o que secreten moco. A veces, es posible que salgan del ano.

¿Cuáles son los tratamientos en el hogar para las hemorroides?

Usted puede probar los siguientes tratamientos en el hogar:

  • Después de la evacuación del intestino, séquese el ano suavemente con papel higiénico blanco humedecido con agua o con un agente limpiador, como Balneol. También puede usar toallitas para bebés humedecidas o toallitas medicinales, como Tucks.
  • Evite frotar la zona anal. Y evite jabones con perfumes o tintes.
  • Use ungüentos para las hemorroides, como Preparation H.
  • No realice esfuerzos cuando evacua el intestino.
  • Aplique hielo varias veces al día. También pruebe aplicar calor húmedo (como toallas tibias y húmedas) varias veces al día, o siéntese en agua tibia (baño de asiento).
  • Coma más fibra y beba más agua.
  • Tome ablandadores de heces.

También puede tomar analgésicos (medicamentos para el dolor) sin receta. El acetaminofén (Tylenol) puede aliviarle el dolor. La aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno (Motrin) y el naproxeno (Aleve), pueden aliviarle el dolor y la hinchazón.

¿Cuáles son los tratamientos no quirúrgicos para las hemorroides?

Estos tratamientos curan la mayoría de las hemorroides internas pequeñas y algunas grandes. No se usan para las hemorroides externas. Actúan interrumpiendo la irrigación sanguínea a la hemorroide, lo que hace que se reduzca el tamaño de la hemorroide o que esta desaparezca.

Existen diferentes maneras de hacer esto:

  • Ligadura con bandas de goma. Este es el procedimiento no quirúrgico más exitoso. Es el que se usa la mayoría de las veces para hemorroides pequeñas y medianas. Incluye atar las hemorroides con bandas de goma.
  • Coagulación. Este procedimiento implica usar calor, láser o una corriente eléctrica para generar tejido cicatricial alrededor de las hemorroides. La fotocoagulación infrarroja usa luz infrarroja para hacer esto.

¿Cuándo se usa la cirugía?

La cirugía para hemorroides se llama hemorroidectomía. Esta es la forma más exitosa de tratar las hemorroides internas grandes.

La cirugía se usa para las hemorroides internas pequeñas cuando:

  • Hay varias hemorroides.
  • El sangrado no puede controlarse con otros tratamientos.
  • Hay hemorroides tanto internas como externas.

La cirugía podría ser una buena opción para las hemorroides internas que sobresalen del ano. Esta es la única opción para las hemorroides externas que están causando síntomas y que no han mejorado con el tratamiento en el hogar.

¿Qué tan buenos resultados dan los tratamientos para las hemorroides?

  • El tratamiento en el hogar da resultados para la mayoría de las personas.
  • Los procedimientos no quirúrgicos son menos riesgosos y menos dolorosos que la cirugía. Requieren menos tiempo fuera del trabajo y de otras actividades.
  • De los procedimientos no quirúrgicos, la ligadura con bandas de goma parece dar los mejores resultados. Sin embargo, también parece tener un riesgo más alto de complicaciones, especialmente de dolor.
    • La ligadura con bandas de goma ayuda a alrededor de 8 de cada 10 personas que se la realizan. Eso significa que no ayuda a alrededor de 2 de cada 10.1
    • La fotocoagulación infrarroja tiene aproximadamente la misma tasa de éxito que la ligadura con bandas de goma. Sin embargo, es posible que las mejoras no duren tanto tiempo.2
  • Por lo general, la cirugía cura una hemorroide. Sin embargo, el éxito a largo plazo de la cirugía de hemorroides depende en gran medida de lo bien que usted pueda cambiar sus hábitos intestinales diarios para evitar el estreñimiento y el esfuerzo.
  • En comparación con los procedimientos no quirúrgicos, la cirugía es más costosa, es más riesgosa y tiene un período de recuperación más prolongado.

¿Cuáles son los riesgos de los tratamientos para las hemorroides?

La mayoría de los tratamientos no quirúrgicos tienen algunos riesgos. Los posibles problemas pueden incluir:

  • Dolor o molestias. Para algunas personas, el dolor podría ser tan fuerte que les impide realizar sus actividades normales durante aproximadamente un día.
  • Sangrado, que podría requerir otra visita médica para el tratamiento.
  • Problemas temporales para orinar debido al dolor. Si usted es completamente incapaz de orinar, necesitará recibir tratamiento.
  • Infección o absceso.

La ligadura con bandas de goma parece causar más dolor que otros tipos de procedimientos no quirúrgicos. Por lo general, la fotocoagulación infrarroja causa menos efectos secundarios.2

Riesgos de la cirugía

La cirugía tiene más probabilidades de causar efectos secundarios que los tratamientos no quirúrgicos. Estos efectos secundarios pueden incluir:

  • Dolor, que puede durar semanas. La evacuación del intestino, incluso si las heces son blandas, puede ser bastante dolorosa.
  • Sangrado, que podría durar algunos días. Si el sangrado es grave, es posible que usted necesite tratamiento.
  • Incapacidad para orinar o para evacuar las heces. Esto podría hacer que las heces queden retenidas en el canal anal (retención fecal).
  • Infección.

En raras ocasiones, es posible que se desarrolle un problema más grave.

¿Quién no debería realizarse procedimientos ni cirugía?

Es posible que las personas que tienen determinadas afecciones de salud no puedan realizarse una cirugía ni procedimientos para las hemorroides. Estas afecciones incluyen:

  • Trastornos de sangrado o afecciones para los que se necesite tomar medicamentos anticoagulantes.
  • Infección por el VIH o SIDA.
  • Prolapso rectal.
  • Tumores anales o estrechamiento en la abertura del canal anal.
  • Fisura anal o infección alrededor del ano.
  • Enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.
  • Cirrosis del hígado.
  • Síndrome del intestino irritable u otras afecciones que hacen que una persona tenga diarrea frecuente, estreñimiento grave o ambos.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Hipertensión portal.

2. Compare sus opciones

 Usar tratamientos en el hogar Realizar un procedimiento no quirúrgico
¿Qué implica generalmente?
  • Secarse el ano suavemente con papel higiénico blanco humedecido con agua o con un limpiador, o usar toallitas para bebés humedecidas o toallitas medicinales.
  • Aplicar hielo varias veces al día.
  • Aplicar calor húmedo (como toallas tibias y húmedas) varias veces al día, o sentarse en un baño tibio.
  • Comer más fibra. Beber más cantidad de agua.
  • Tomar ablandadores de heces.
  • Usar un ungüento para hemorroides.
  • Tomar analgésicos.
  • Esto se realiza en el consultorio del médico. Usted regresa a su hogar el mismo día.
  • Probablemente esté despierto durante el procedimiento.
  • Si tiene muchas hemorroides, es posible que reciba tratamiento en un hospital y que esté dormido durante el procedimiento.
¿Cuáles son los beneficios?
  • La mayoría de las personas mejoran con tratamiento en el hogar.
  • Se evitan los riesgos que conllevan los procedimientos no quirúrgicos o la cirugía.
  • Los síntomas mejoran en alrededor de 8 de cada 10 personas que se realizan este tratamiento.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Si el tratamiento en el hogar no da resultados, usted podría sentir mucho dolor y molestias.
  • Si una hemorroide continúa sangrando mucho, usted podría sufrir anemia.
  • Si una hemorroide sobresale del ano, usted podría tener problemas para mantener la zona limpia.
  • Todos los procedimientos podrían causar dolor, sangrado, problemas para orinar temporales e infección.
  • La ligadura con bandas de goma parece causar más dolor que los demás procedimientos no quirúrgicos.
  • Por lo general, la fotocoagulación infrarroja causa menos efectos secundarios. Sin embargo, es posible que las mejoras no duren tanto como en el caso de la ligadura.
  • Es posible que necesite más de un tratamiento.
 Realizarse una cirugía
¿Qué implica generalmente?
  • Usted se encuentra dormido o adormecido de la cintura para abajo durante la operación.
  • Probablemente regrese a su hogar el mismo día.
  • La mayoría de las personas pueden regresar a su trabajo o a sus actividades normales después de 2 o 3 semanas.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Casi siempre, la cirugía permite extirpar las hemorroides y eliminar los síntomas.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • La recuperación de esta cirugía puede ser muy dolorosa.
  • Estrechamiento del ano o recto (estenosis anal o rectal).
  • Otros riesgos de la cirugía incluyen infección, sangrado e incapacidad para orinar o evacuar las heces.
  • A veces, las hemorroides reaparecen después de la cirugía.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales sobre el tratamiento de las hemorroides

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"He tenido hemorroides durante muchos años, pero nunca me causaron demasiadas molestias. Una vez cada tanto me duelen o sangran, y sé que es hora de prestar más atención a mi dieta y beber un poco más de agua. Mi nueva médica y yo hablamos sobre las hemorroides durante mi última visita. Ella me preguntó si alguna vez había considerado la posibilidad de tratarlas, y hablamos sobre las ventajas y desventajas de mis opciones. Decidí que, dado que no me causan demasiadas molestias, y debido a que sé qué hacer en caso de una crisis hemorroidal, simplemente seguiré manejándolas como lo he estado haciendo. Siempre puedo recibir tratamiento más tarde si empeoran."

— John, 40 años

"Como estoy todo el día sentada en el trabajo, mis hemorroides pueden ser un gran inconveniente. En mi dieta, incorporo abundante fibra y agua, pero aún me causan molestias. Mi médico y yo acordamos que sería razonable para mí probar el tratamiento con bandas de goma. Aún tendré que prestar atención a lo que como y bebo, a fin de mantener blandas las heces, pero espero que el tratamiento se ocupe de la mayor parte del dolor, para que pueda estar más cómoda en el trabajo."

— Genevieve, 50 años

"Me realizaron un tratamiento con bandas de goma para las hemorroides hace varios años. Recuerdo que el tratamiento fue bastante doloroso, pero dio muy buenos resultados durante mucho tiempo. Desafortunadamente, ahora el problema ha reaparecido. Mi médico y yo estamos hablando sobre qué acción hay que tomar. Dice que puedo hacerme el tratamiento con bandas de goma de nuevo o realizarme una cirugía. Dado que el tratamiento con bandas de goma me dio buenos resultados antes, planeo realizármelo de nuevo."

— Ricardo, 38 años

"He probado todos los tratamientos en el hogar para las hemorroides y han sido útiles. Sin embargo, sigo sintiendo que necesito algo más. Me preocupa tener sangrado rectal, aunque mi médico me ha realizado pruebas y confiamos en que yo no tenga nada más grave que las hemorroides. Voy a probar uno de los tratamientos no quirúrgicos y a ver si esto ayuda a detener o reducir el sangrado para que pueda preocuparme un poco menos. He escuchado cosas buenas sobre el tratamiento con fotocoagulación infrarroja."

— Barbara, 47 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

He probado tratamientos en el hogar durante un tiempo y no estoy contento con los resultados.

     
No es importante
Algo importante
Muy importante

Prefiero vivir con los síntomas antes que tolerar el dolor temporal que podrían causar los procedimientos no quirúrgicos o la cirugía.

     
No es importante
Algo importante
Muy importante

Las hemorroides me molestan tanto que estoy dispuesto a probar cualquier cosa, incluso cirugía, para hacerlas desaparecer.

     
No es importante
Algo importante
Muy importante

Deseo evitar la cirugía a toda costa, pero estoy dispuesto a probar un procedimiento no quirúrgico.

     
No es importante
Algo importante
Muy importante

Me preocupan los posibles efectos secundarios de los procedimientos no quirúrgicos y de la cirugía.

     
No es importante
Algo importante
Muy importante

Mis otros motivos importantes:

 
     
No es importante
Algo importante
Muy importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Usar solamente tratamientos en el hogar para tratar las hemorroides

Probar algo además de los tratamientos en el hogar

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

Realizarme un procedimiento no quirúrgico para las hemorroides

NO realizarme un procedimiento no quirúrgico

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

Realizarme una cirugía para las hemorroides

NO realizarme una cirugía

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Si tengo hemorroides, primero debería probar tratamiento en el hogar.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
¡Es correcto! Pruebe comer más fibra, beber más líquido, usar un ablandador de heces y usar ungüentos que alivien sus síntomas.

2. Es posible que la cirugía sea una buena opción si las hemorroides están causando síntomas que no pueden aliviarse con el tratamiento en el hogar.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Eso es correcto. Es posible que la cirugía alivie las hemorroides que sobresalen del ano o que causan síntomas que no mejoran con el tratamiento en el hogar.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoKenneth Bark, MD - Cirugía,

Referencias
Citas bibliográficas
  1. American Gastroenterological Association (2004). American Gastroenterological Association technical review on the diagnosis and treatment of hemorrhoids. Gastroenterology, 126(5): 1463–1473.
  2. Reese GE, et al. (2009). Haemorrhoids, search date May 2008. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Última revisión: 16 marzo, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.