Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Estenosis espinal lumbar: ¿Debería realizarme una cirugía?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Estenosis espinal lumbar: ¿Debería realizarme una cirugía?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Realizarse la cirugía para aliviar sus síntomas.
  • No realizarse una cirugía. En cambio, probar con medicamentos, con ejercicio y/o con fisioterapia.

Puntos clave para recordar

  • Si sus síntomas de estenosis espinal lumbar (parte baja de la espalda) son de leves a moderados, entonces es posible que medicamentos, fisioterapia y ejercicio sean todo lo que necesita.
  • Es posible que quiera hacerse la cirugía si ha probado con otros tratamientos durante un tiempo y su dolor aún es tan fuerte que no puede realizar sus actividades normales.
  • Es posible que sus síntomas reaparezcan algunos años después de la cirugía, y que deba realizarse la cirugía nuevamente.
  • Probablemente, la cirugía ayudará con el dolor en las piernas. Pero es posible que no ayude tanto con el dolor de espalda.
PMCs

¿Qué es la estenosis espinal lumbar?

La estenosis espinal lumbar es el estrechamiento del canal espinal en la parte baja de la espalda (lumbar). Esto suele ocurrir cuando el tejido óseo y otros tejidos crecen dentro de las aberturas en los huesos de la columna. Esto puede comprimir los nervios que salen de la médula espinal. La constricción puede causar dolor, adormecimiento o debilidad, la mayoría de las veces en las piernas, en los pies o en las nalgas.

Es posible que los síntomas sean muy fuertes por momentos y no tan fuertes en otros momentos.

¿Qué pruebas podrían ayudar a elegir el tratamiento?

Antes de tomar una decisión respecto de la cirugía, es posible que deba hacerse una radiografía, un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) o una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés). Estos exámenes de diagnóstico por imágenes pueden detectar cualquier estrechamiento del canal espinal y la exacta ubicación de cualquier problema.

Además de los resultados del examen de diagnóstico por imágenes, necesita considerar la gravedad de sus síntomas y cómo afectan su calidad de vida.

¿Qué tratamientos no quirúrgicos se usan para la estenosis espinal?

Si sus síntomas son leves o moderados, lo más probable es que puedan aliviarse con tratamiento no quirúrgico. Esto incluye:

  • Medicamentos. El acetaminofén, como Tylenol, y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, tales como ibuprofeno (como Advil o Motrin) y naproxeno (como Aleve), podrían ayudarlo con el dolor.
  • Hacer ejercicio. El ejercicio aeróbico —especialmente montar una bicicleta fija (que le permite inclinarse hacia adelante)— puede ayudarlo con sus síntomas.
  • Peso corporal saludable. Lograr y mantenerse en un peso corporal saludable podría ayudarlo con sus síntomas y evitar que la estenosis empeore.
  • Fisioterapia. Esta lo ayuda a aprender ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento que podrían reducir el dolor y otros síntomas.
  • Inyecciones de esteroides. Estas son inyecciones que pueden ayudar a aliviar el dolor si otros tratamientos no quirúrgicos no han dado resultado.

¿Cuál es la cirugía para la estenosis espinal lumbar?

El objetivo de la cirugía para tratar la estenosis espinal es aliviar la presión en las raíces nerviosas espinales. El principal tipo de cirugía para la estenosis espinal es la laminectomía descompresiva. Extrae el tejido óseo (partes de vértebras) y/o tejido engrosado que están provocando el estrechamiento del canal espinal y comprimiendo los nervios espinales.

En algunos casos, la fusión vertebral podría realizarse al mismo tiempo. Esta cirugía une o fusiona dos o más huesos de modo que las articulaciones queden inmovilizadas.

¿Cuál es la eficacia de la cirugía?

Las investigaciones demuestran que:

  • Es posible que la cirugía funcione mejor que los tratamientos no quirúrgicos para aliviar el dolor y ayudarlo a moverse mejor. Si los tratamientos no quirúrgicos no han funcionado lo suficientemente bien, la cirugía podría ayudarlo.1
  • A los 3 meses, las personas que se operaron notan mayor mejoría en sus síntomas y pueden ser más activas que las personas que no se sometieron a cirugía.1 Esta diferencia continúa durante al menos 4 años después de la cirugía.2
  • Parece que los beneficios de la cirugía duran por muchos años. Después de 8 a 10 años:
    • Las personas tratadas con cirugía quedaron tan satisfechas como las personas tratadas sin cirugía.
    • En general, las personas que se realizaron cirugía pudieron hacer más actividad y tuvieron menos dolor en las piernas que las personas que recibieron tratamiento no quirúrgico.3
  • La cirugía parece ser más eficaz para dolor en las piernas que para el dolor de espalda, pero puede ayudar a ambos.4

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía para la estenosis espinal lumbar?

Es posible que la cirugía no sea una opción si usted tiene otros problemas de salud graves que hacen que la cirugía sea demasiado riesgosa.

Todas las cirugías implican riesgos. Estos riesgos podrían ser más graves para un adulto mayor. Los posibles problemas de una cirugía incluyen:

  • Problemas causados por la anestesia.
  • Una infección profunda en la herida quirúrgica.
  • Una infección de la piel.
  • Coágulos de sangre.
  • Una columna vertebral inestable.
  • Lesión nerviosa, que incluye debilidad, adormecimiento o parálisis.
  • Desgarros del tejido fibroso que recubre la médula espinal y los nervios espinales cerca de la médula espinal, que a veces requieren cirugía adicional.
  • Problemas para orinar o pérdida del control de la vejiga o de los intestinos.
  • Dolor a largo plazo (crónico), que se desarrolla en algunos casos después de la cirugía.
  • Muerte a causa de problemas derivados de la cirugía, pero esto es poco frecuente.

Los síntomas podrían regresar después de algunos años. Algunas personas deben repetir la cirugía.

¿Cuáles son los riesgos de no realizarse la cirugía para la estenosis espinal lumbar?

Si usted tiene síntomas leves o moderados, no realizarse la cirugía implica muy pocos riesgos o ningún riesgo en absoluto. Es muy probable que sus síntomas puedan aliviarse con tratamiento no quirúrgico.

Los expertos coinciden en que el curso de la estenosis espinal varía: podría permanecer igual, mejorar o empeorar. Pero si los síntomas son muy dolorosos o incómodos, por lo general, no mejoran por sí solos. Si tiene síntomas muy fuertes, no realizarse la cirugía significa que sus actividades cotidianas normales podrían verse limitadas y usted tendrá que vivir con el dolor y la molestia.

¿Por qué podría su médico recomendarle la cirugía para la estenosis espinal lumbar?

Su médico podría recomendarle una cirugía si:

  • Su dolor y debilidad son lo suficientemente fuertes como para entorpecer el curso de sus actividades normales y han aumentado más de lo que usted puede manejar.
  • Ha probado con otros tratamientos —medicamento, hacer ejercicio, fisioterapia— durante al menos algunos meses y no han dado resultado.
  • Tiene menos capacidad para controlar la vejiga o los intestinos que de costumbre.
  • Nota cambios repentinos en su habilidad para caminar a un ritmo constante, o sus movimientos se vuelven torpes.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Realizarse una cirugía Realizarse una cirugía
  • Durante la operación, usted está dormido.
  • Permanece hospitalizado durante algunos días.
  • Pueden pasar varios meses antes de que retome sus actividades normales.
  • La mayoría de las personas que se realizan la cirugía quedan satisfechas con los resultados.
  • La cirugía puede aliviar el dolor y mejorar su capacidad para caminar.
  • Toda cirugía tiene algunos riesgos, que incluyen hemorragia, infección y los riesgos de la anestesia.
  • Los riesgos de la cirugía para la estenosis espinal incluyen lesión nerviosa, desgarros de tejido, dolor crónico, problemas para orinar y una columna vertebral inestable.
  • Es posible que no pueda retomar todas sus actividades normales durante, al menos, varios meses.
  • Es posible que sus síntomas reaparezcan algunos años después y que deba realizarse la cirugía nuevamente.
No realizarse una cirugía No realizarse una cirugía
  • Usted puede probar con otros tratamientos para ayudar con sus síntomas, que incluyen medicamentos, hacer ejercicio y fisioterapia.
  • Los tratamientos no quirúrgicos, por lo general, dan buenos resultados para las personas con síntomas de leves a moderados.
  • Evita los riesgos de la cirugía.
  • Es posible que sus síntomas sigan causándole molestias.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de realizarse la cirugía para la estenosis espinal

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

El dolor y el adormecimiento en las piernas llegó al punto en que casi no podía caminar. Después de que mi MRI mostró que tenía estenosis espinal, mi médico dijo que la decisión final con respecto al tratamiento dependía de mí: debo considerar la intensidad del dolor y si puedo realizar mis actividades cotidianas normales. Como casi no podía realizar mis rutinas cotidianas simples sin sentir dolor, supuse que era el momento de realizarme la cirugía.

Ed, 62 años

Hasta ahora he estado trabajando con un fisioterapeuta durante varios meses para aliviar mi dolor en las piernas que es causado por estenosis espinal. Mi médico dice que la cirugía podría ser una opción si mi dolor en las piernas empeora, pero quiero esperar y ver si otras medidas me ayudan a aliviar el dolor primero. Parece que la fisioterapia está dando resultado, por eso seguiré con ella por ahora.

Tom, 52 años

Noté adormecimiento y dolor en mis piernas durante un tiempo. Aparecían gradualmente, y podía manejarlos con analgésicos. Con el tiempo, sin embargo, los síntomas empeoraron cada vez más. Finalmente, el dolor se volvió tan fuerte que me resultaba bastante incómodo caminar. Como no tengo ningún otro problema de salud importante, decidí realizarme la cirugía para no tener que lidiar con el dolor en las piernas y ¡pude empezar a caminar nuevamente!

Clare, 70 años

El dolor, el adormecimiento y el hormigueo en las piernas comenzaron hace aproximadamente 5 años. Afortunadamente, no sentía dolor todo el tiempo al caminar. Cuando me diagnosticaron estenosis espinal, mi médico dijo que existían varias cosas que podía hacer para mantener mi dolor al nivel mínimo, como usar analgésicos, hacer ejercicio y no subir de peso. Eso es lo que estoy haciendo, y ahora casi nunca tengo dolor en las piernas y me siento aliviado por haber evitado la cirugía.

Susan, 64 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para realizarse la cirugía para la estenosis espinal lumbar

Razones para no hacerse la cirugía

Quiero realizarme la cirugía si existe una posibilidad de que me resultará útil.

Quiero evitar la cirugía a toda costa.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mi trabajo y mi vida en el hogar son lo suficientemente flexibles como para que me pueda tomar el tiempo necesario para recuperarme después de la cirugía.

No puedo permitirme el lujo de tomarme licencia.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Los tratamientos no quirúrgicos no me han funcionado bien.

Quiero continuar probando tratamientos no quirúrgicos y ver si me ayudan a sentirme y moverme mejor.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Lograr el alivio de mi dolor y de mi debilidad vale la pena, aun si debo realizarme la cirugía nuevamente en algunos años.

No estoy seguro de que valga la pena hacerme una cirugía que podría tener que repetir en algunos años.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Realizarme una cirugía

NO hacerme una cirugía

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

Si sus síntomas no son muy fuertes, ¿debería ser la cirugía su primera elección de tratamiento?

  • No, eso no es correcto. Si sus síntomas son de leves a moderados, entonces es posible que medicamentos, la fisioterapia y hacer ejercicio sean todo lo que necesita.
  • NoEso es correcto. Si sus síntomas son de leves a moderados, entonces es posible que medicamentos, la fisioterapia y hacer ejercicio sean todo lo que necesita.
  • No estoy seguroEs posible que lo ayude volver atrás y leer "¿Qué tratamientos no quirúrgicos se utilizan para la estenosis espinal?" Si sus síntomas son de leves a moderados, entonces es posible que medicamentos, la fisioterapia y hacer ejercicio sean todo lo que necesita.
2.

¿Lo ayudará la cirugía con el dolor en las piernas?

  • Eso es correcto. La cirugía puede ayudar con el dolor en las piernas. Es posible que también alivie el dolor de espalda, pero, usualmente, alivia más el dolor en las piernas.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. La cirugía puede ayudar con el dolor en las piernas. Es posible que también alivie el dolor de espalda, pero, usualmente, alivia más el dolor en las piernas.
  • No estoy seguroEs posible que lo ayude volver atrás y leer "¿Cuál es la eficacia de la cirugía?" Aunque es posible que la cirugía ayude con el dolor en las piernas y de espalda, generalmente, alivia el dolor en las piernas más que el dolor de espalda.
3.

Si uno se hace una cirugía, ¿durarán los resultados por mucho tiempo?

  • Eso es correcto. Cuando la cirugía ayuda a aliviar los síntomas, los resultados parecen durar varios años.
  • NoNo, eso es incorrecto. Cuando la cirugía ayuda a aliviar los síntomas, los resultados parecen durar varios años.
  • No estoy seguroEs posible que lo ayude volver atrás y leer "¿Cuál es la eficacia de la cirugía?" Cuando la cirugía ayuda a aliviar los síntomas, los resultados parecen durar varios años.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioWilliam H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializadoRobert B. Keller, MD - Ortopedia

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Weinstein JN, et al. (2008). Surgical versus nonsurgical therapy for lumbar spinal stenosis. New England Journal of Medicine, 358(8): 794–810.
  2. Weinstein JN, et al. (2010). Surgical versus nonoperative treatment for lumbar spinal stenosis four-year results of the Spine Patient Outcomes Research Trial. Spine, 35(14): 1329–1338.
  3. Atlas SJ, et al. (2005). Long-term outcomes of surgical and nonsurgical management of lumbar spinal stenosis: 8- to 10-year results from the Maine Lumbar Spine Study. Spine, 30(8): 936–943.
  4. Pearson A, et al. (2011). Predominant leg pain is associated with better surgical outcomes in degenerative spondylolistheses and spinal stenosis: Results from the Spine Patient Outcomes Research Trial (SPORT). Spine, 36(3): 219–229.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Estenosis espinal lumbar: ¿Debería realizarme una cirugía?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Realizarse la cirugía para aliviar sus síntomas.
  • No realizarse una cirugía. En cambio, probar con medicamentos, con ejercicio y/o con fisioterapia.

Puntos clave para recordar

  • Si sus síntomas de estenosis espinal lumbar (parte baja de la espalda) son de leves a moderados, entonces es posible que medicamentos, fisioterapia y ejercicio sean todo lo que necesita.
  • Es posible que quiera hacerse la cirugía si ha probado con otros tratamientos durante un tiempo y su dolor aún es tan fuerte que no puede realizar sus actividades normales.
  • Es posible que sus síntomas reaparezcan algunos años después de la cirugía, y que deba realizarse la cirugía nuevamente.
  • Probablemente, la cirugía ayudará con el dolor en las piernas. Pero es posible que no ayude tanto con el dolor de espalda.
PMCs

¿Qué es la estenosis espinal lumbar?

La estenosis espinal lumbar es el estrechamiento del canal espinal en la parte baja de la espalda (lumbar). Esto suele ocurrir cuando el tejido óseo y otros tejidos crecen dentro de las aberturas en los huesos de la columna. Esto puede comprimir los nervios que salen de la médula espinal. La constricción puede causar dolor, adormecimiento o debilidad, la mayoría de las veces en las piernas, en los pies o en las nalgas.

Es posible que los síntomas sean muy fuertes por momentos y no tan fuertes en otros momentos.

¿Qué pruebas podrían ayudar a elegir el tratamiento?

Antes de tomar una decisión respecto de la cirugía, es posible que deba hacerse una radiografía, un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) o una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés). Estos exámenes de diagnóstico por imágenes pueden detectar cualquier estrechamiento del canal espinal y la exacta ubicación de cualquier problema.

Además de los resultados del examen de diagnóstico por imágenes, necesita considerar la gravedad de sus síntomas y cómo afectan su calidad de vida.

¿Qué tratamientos no quirúrgicos se usan para la estenosis espinal?

Si sus síntomas son leves o moderados, lo más probable es que puedan aliviarse con tratamiento no quirúrgico. Esto incluye:

  • Medicamentos. El acetaminofén, como Tylenol, y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, tales como ibuprofeno (como Advil o Motrin) y naproxeno (como Aleve), podrían ayudarlo con el dolor.
  • Hacer ejercicio. El ejercicio aeróbico —especialmente montar una bicicleta fija (que le permite inclinarse hacia adelante)— puede ayudarlo con sus síntomas.
  • Peso corporal saludable. Lograr y mantenerse en un peso corporal saludable podría ayudarlo con sus síntomas y evitar que la estenosis empeore.
  • Fisioterapia. Esta lo ayuda a aprender ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento que podrían reducir el dolor y otros síntomas.
  • Inyecciones de esteroides. Estas son inyecciones que pueden ayudar a aliviar el dolor si otros tratamientos no quirúrgicos no han dado resultado.

¿Cuál es la cirugía para la estenosis espinal lumbar?

El objetivo de la cirugía para tratar la estenosis espinal es aliviar la presión en las raíces nerviosas espinales. El principal tipo de cirugía para la estenosis espinal es la laminectomía descompresiva. Extrae el tejido óseo (partes de vértebras) y/o tejido engrosado que están provocando el estrechamiento del canal espinal y comprimiendo los nervios espinales.

En algunos casos, la fusión vertebral podría realizarse al mismo tiempo. Esta cirugía une o fusiona dos o más huesos de modo que las articulaciones queden inmovilizadas.

¿Cuál es la eficacia de la cirugía?

Las investigaciones demuestran que:

  • Es posible que la cirugía funcione mejor que los tratamientos no quirúrgicos para aliviar el dolor y ayudarlo a moverse mejor. Si los tratamientos no quirúrgicos no han funcionado lo suficientemente bien, la cirugía podría ayudarlo.1
  • A los 3 meses, las personas que se operaron notan mayor mejoría en sus síntomas y pueden ser más activas que las personas que no se sometieron a cirugía.1 Esta diferencia continúa durante al menos 4 años después de la cirugía.2
  • Parece que los beneficios de la cirugía duran por muchos años. Después de 8 a 10 años:
    • Las personas tratadas con cirugía quedaron tan satisfechas como las personas tratadas sin cirugía.
    • En general, las personas que se realizaron cirugía pudieron hacer más actividad y tuvieron menos dolor en las piernas que las personas que recibieron tratamiento no quirúrgico.3
  • La cirugía parece ser más eficaz para dolor en las piernas que para el dolor de espalda, pero puede ayudar a ambos.4

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía para la estenosis espinal lumbar?

Es posible que la cirugía no sea una opción si usted tiene otros problemas de salud graves que hacen que la cirugía sea demasiado riesgosa.

Todas las cirugías implican riesgos. Estos riesgos podrían ser más graves para un adulto mayor. Los posibles problemas de una cirugía incluyen:

  • Problemas causados por la anestesia.
  • Una infección profunda en la herida quirúrgica.
  • Una infección de la piel.
  • Coágulos de sangre.
  • Una columna vertebral inestable.
  • Lesión nerviosa, que incluye debilidad, adormecimiento o parálisis.
  • Desgarros del tejido fibroso que recubre la médula espinal y los nervios espinales cerca de la médula espinal, que a veces requieren cirugía adicional.
  • Problemas para orinar o pérdida del control de la vejiga o de los intestinos.
  • Dolor a largo plazo (crónico), que se desarrolla en algunos casos después de la cirugía.
  • Muerte a causa de problemas derivados de la cirugía, pero esto es poco frecuente.

Los síntomas podrían regresar después de algunos años. Algunas personas deben repetir la cirugía.

¿Cuáles son los riesgos de no realizarse la cirugía para la estenosis espinal lumbar?

Si usted tiene síntomas leves o moderados, no realizarse la cirugía implica muy pocos riesgos o ningún riesgo en absoluto. Es muy probable que sus síntomas puedan aliviarse con tratamiento no quirúrgico.

Los expertos coinciden en que el curso de la estenosis espinal varía: podría permanecer igual, mejorar o empeorar. Pero si los síntomas son muy dolorosos o incómodos, por lo general, no mejoran por sí solos. Si tiene síntomas muy fuertes, no realizarse la cirugía significa que sus actividades cotidianas normales podrían verse limitadas y usted tendrá que vivir con el dolor y la molestia.

¿Por qué podría su médico recomendarle la cirugía para la estenosis espinal lumbar?

Su médico podría recomendarle una cirugía si:

  • Su dolor y debilidad son lo suficientemente fuertes como para entorpecer el curso de sus actividades normales y han aumentado más de lo que usted puede manejar.
  • Ha probado con otros tratamientos —medicamento, hacer ejercicio, fisioterapia— durante al menos algunos meses y no han dado resultado.
  • Tiene menos capacidad para controlar la vejiga o los intestinos que de costumbre.
  • Nota cambios repentinos en su habilidad para caminar a un ritmo constante, o sus movimientos se vuelven torpes.

2. Compare sus opciones

 Realizarse una cirugíaNo realizarse una cirugía
¿Qué implica generalmente?
  • Durante la operación, usted está dormido.
  • Permanece hospitalizado durante algunos días.
  • Pueden pasar varios meses antes de que retome sus actividades normales.
  • Usted puede probar con otros tratamientos para ayudar con sus síntomas, que incluyen medicamentos, hacer ejercicio y fisioterapia.
¿Cuáles son los beneficios?
  • La mayoría de las personas que se realizan la cirugía quedan satisfechas con los resultados.
  • La cirugía puede aliviar el dolor y mejorar su capacidad para caminar.
  • Los tratamientos no quirúrgicos, por lo general, dan buenos resultados para las personas con síntomas de leves a moderados.
  • Evita los riesgos de la cirugía.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Toda cirugía tiene algunos riesgos, que incluyen hemorragia, infección y los riesgos de la anestesia.
  • Los riesgos de la cirugía para la estenosis espinal incluyen lesión nerviosa, desgarros de tejido, dolor crónico, problemas para orinar y una columna vertebral inestable.
  • Es posible que no pueda retomar todas sus actividades normales durante, al menos, varios meses.
  • Es posible que sus síntomas reaparezcan algunos años después y que deba realizarse la cirugía nuevamente.
  • Es posible que sus síntomas sigan causándole molestias.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de realizarse la cirugía para la estenosis espinal

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"El dolor y el adormecimiento en las piernas llegó al punto en que casi no podía caminar. Después de que mi MRI mostró que tenía estenosis espinal, mi médico dijo que la decisión final con respecto al tratamiento dependía de mí: debo considerar la intensidad del dolor y si puedo realizar mis actividades cotidianas normales. Como casi no podía realizar mis rutinas cotidianas simples sin sentir dolor, supuse que era el momento de realizarme la cirugía."

— Ed, 62 años

"Hasta ahora he estado trabajando con un fisioterapeuta durante varios meses para aliviar mi dolor en las piernas que es causado por estenosis espinal. Mi médico dice que la cirugía podría ser una opción si mi dolor en las piernas empeora, pero quiero esperar y ver si otras medidas me ayudan a aliviar el dolor primero. Parece que la fisioterapia está dando resultado, por eso seguiré con ella por ahora."

— Tom, 52 años

"Noté adormecimiento y dolor en mis piernas durante un tiempo. Aparecían gradualmente, y podía manejarlos con analgésicos. Con el tiempo, sin embargo, los síntomas empeoraron cada vez más. Finalmente, el dolor se volvió tan fuerte que me resultaba bastante incómodo caminar. Como no tengo ningún otro problema de salud importante, decidí realizarme la cirugía para no tener que lidiar con el dolor en las piernas y ¡pude empezar a caminar nuevamente!"

— Clare, 70 años

"El dolor, el adormecimiento y el hormigueo en las piernas comenzaron hace aproximadamente 5 años. Afortunadamente, no sentía dolor todo el tiempo al caminar. Cuando me diagnosticaron estenosis espinal, mi médico dijo que existían varias cosas que podía hacer para mantener mi dolor al nivel mínimo, como usar analgésicos, hacer ejercicio y no subir de peso. Eso es lo que estoy haciendo, y ahora casi nunca tengo dolor en las piernas y me siento aliviado por haber evitado la cirugía."

— Susan, 64 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para realizarse la cirugía para la estenosis espinal lumbar

Razones para no hacerse la cirugía

Quiero realizarme la cirugía si existe una posibilidad de que me resultará útil.

Quiero evitar la cirugía a toda costa.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mi trabajo y mi vida en el hogar son lo suficientemente flexibles como para que me pueda tomar el tiempo necesario para recuperarme después de la cirugía.

No puedo permitirme el lujo de tomarme licencia.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Los tratamientos no quirúrgicos no me han funcionado bien.

Quiero continuar probando tratamientos no quirúrgicos y ver si me ayudan a sentirme y moverme mejor.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Lograr el alivio de mi dolor y de mi debilidad vale la pena, aun si debo realizarme la cirugía nuevamente en algunos años.

No estoy seguro de que valga la pena hacerme una cirugía que podría tener que repetir en algunos años.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Realizarme una cirugía

NO hacerme una cirugía

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Si sus síntomas no son muy fuertes, ¿debería ser la cirugía su primera elección de tratamiento?

  • No
  • No estoy seguro
Eso es correcto. Si sus síntomas son de leves a moderados, entonces es posible que medicamentos, la fisioterapia y hacer ejercicio sean todo lo que necesita.

2. ¿Lo ayudará la cirugía con el dolor en las piernas?

  • No
  • No estoy seguro
Eso es correcto. La cirugía puede ayudar con el dolor en las piernas. Es posible que también alivie el dolor de espalda, pero, usualmente, alivia más el dolor en las piernas.

3. Si uno se hace una cirugía, ¿durarán los resultados por mucho tiempo?

  • No
  • No estoy seguro
Eso es correcto. Cuando la cirugía ayuda a aliviar los síntomas, los resultados parecen durar varios años.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioWilliam H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializadoRobert B. Keller, MD - Ortopedia

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Weinstein JN, et al. (2008). Surgical versus nonsurgical therapy for lumbar spinal stenosis. New England Journal of Medicine, 358(8): 794–810.
  2. Weinstein JN, et al. (2010). Surgical versus nonoperative treatment for lumbar spinal stenosis four-year results of the Spine Patient Outcomes Research Trial. Spine, 35(14): 1329–1338.
  3. Atlas SJ, et al. (2005). Long-term outcomes of surgical and nonsurgical management of lumbar spinal stenosis: 8- to 10-year results from the Maine Lumbar Spine Study. Spine, 30(8): 936–943.
  4. Pearson A, et al. (2011). Predominant leg pain is associated with better surgical outcomes in degenerative spondylolistheses and spinal stenosis: Results from the Spine Patient Outcomes Research Trial (SPORT). Spine, 36(3): 219–229.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.