Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Artritis: ¿Debería realizarme una artroplastia de rodilla?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Artritis: ¿Debería realizarme una artroplastia de rodilla?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Realizarse una artroplastia de rodilla.
  • No realizarse esta cirugía. En lugar de ello, usar otros tratamientos, como hacer ejercicio, medicamentos u otro tipo de cirugía.

Puntos clave para recordar

  • La decisión que usted y su médico tomen dependerá de su edad, su salud, su nivel de actividad y la cantidad de dolor y la discapacidad que usted tiene.
  • La mayoría de las personas se realizan una artroplastia de rodilla solo cuando ya no pueden controlar el dolor de la artritis con medicamentos y otros tratamientos y cuando el dolor interfiere demasiado en sus vidas.
  • La rehabilitación después de la artroplastia de rodilla requiere hacer ejercicio todos los días durante varias semanas.
  • La mayoría de las prótesis de rodilla duran al menos 15 años. Algunas personas necesitan realizarse nuevamente una artroplastia de rodilla.
PMCs

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis es un problema en el cartílago de las articulaciones. Con el tiempo, el cartílago se deteriora hasta que los huesos, que antes se encontraban separados por el cartílago, se frotan entre sí. Esto causa daño al tejido y al hueso. Los síntomas de la osteoartritis incluyen dolor articular, rigidez después de la inactividad y movimiento limitado.

¿Qué es la artroplastia de rodilla?

La artroplastia o reemplazo de rodilla puede utilizarse cuando una persona ya no puede controlar el dolor de la rodilla con otros tratamientos y cuando el dolor interfiere con su vida.

El cirujano cubre los extremos del hueso del muslo y del hueso de la parte inferior de la pierna dañados y, por lo general, la rótula, con superficies artificiales que se revisten con metal y plástico. Las piezas artificiales se unen a los huesos con cemento.

Por lo general, la rehabilitación es intensa después de la cirugía. La mayoría de las personas empiezan a caminar con un andador o con muletas el día de la operación o al día siguiente. Y empiezan a recibir fisioterapia de inmediato. Es posible que su médico le aconseje montar una bicicleta fija para fortalecer los músculos de la pierna y mejorar la flexibilidad de la rodilla. La rehabilitación durará varias semanas, pero usted debería poder empezar a caminar, subir escaleras, sentarse y pararse de la silla y hacer otras actividades cotidianas en el término de algunos días.

La cirugía es solo para las personas con osteoartritis grave que no consiguen aliviar el dolor con medicamentos, tratamiento en el hogar u otros métodos y que han perdido una gran cantidad de cartílago. La cirugía alivia el dolor intenso e incapacitante, y es posible que restablezca la capacidad de la rodilla para funcionar en forma adecuada.

¿Qué otras cirugías se usan para tratar la osteoartritis?

Además de la artroplastia de rodilla, los otros tipos de cirugías que se usan son:

Artrodesis

Esta es una cirugía que une (fusiona) dos huesos en una articulación enferma, de manera tal que la articulación ya no pueda moverse. Rara vez se usa en las rodillas, pero puede ser una opción de tratamiento en los casos de osteoartritis grave en personas jóvenes que no pueden realizarse una artroplastia total de rodilla.

Artroscopia

La artroscopia puede usarse para alisar la superficie áspera de una articulación o para extraer fragmentos sueltos de cartílago o hueso. Pero no suele recomendarse para la osteoartritis de la rodilla.

Osteotomía

Esta cirugía corrige los problemas de rodilla como rodilla vara y rodilla valga. Por lo general, esto se realiza en las personas más jóvenes y activas que tienen artritis leve y desean posponer la artroplastia.

¿Qué otros tratamientos se encuentran disponibles?

Existe una serie de tratamientos para la artritis en la rodilla que no implican cirugía:

  • Medicamentos. Si su dolor es leve, es posible que solo necesite analgésicos (medicamentos para el dolor) que puede comprar sin una receta médica. Los medicamentos más fuertes que se usan para tratar la osteoartritis incluyen:
    • Tramadol.
    • Inyecciones de esteroides.
    • Opioides.
  • Calor o hielo. El calor puede ayudarle a aflojar sus articulaciones antes de realizar una actividad. El hielo es un buen analgésico después de la actividad o del ejercicio.
  • Ejercicio. El ejercicio ayuda debido a que hace que los músculos se vuelvan más fuertes, lo que le reduce la tensión en las rodillas. Asegúrese de hablar con su médico acerca de cuál es el mejor tipo de actividad para usted.
  • Fisioterapia o terapia ocupacional.
  • Dispositivos de ayuda para caminar. Existen muchos dispositivos que usted puede usar para reducir la tensión en la rodilla. Estos incluyen muletas, andadores, aparatos ortopédicos y cintas. Quizás también pueda reducir la tensión en la rodilla usando el calzado apropiado o agregando plantillas a su calzado. Hable con su médico o fisioterapeuta acerca de lo que sería mejor para usted.

¿Cuáles son los riesgos de la artroplastia de rodilla?

La mayoría de las personas tienen mucho menos dolor después de la artroplastia de rodilla y pueden regresar a muchas de sus actividades. Pero al igual que ocurre con cualquier cirugía, existen algunos riesgos, que incluyen:

  • Falta de una buena amplitud de movimiento. Después de la cirugía, algunas personas no pueden flexionar la rodilla lo suficiente como para realizar sus actividades cotidianas, incluso después de varias semanas. Los medicamentos podrían ayudar.
  • Rótula dislocada. Si esto ocurre, la rótula puede moverse hacia una parte lateral de la rodilla y luego volverá a su lugar cuando flexione la rodilla. Por lo general, esto debe ser tratado con otra cirugía. Pero este problema no es común.
  • Coágulos de sangre. Estos pueden ser peligrosos si obstruyen el flujo de sangre de la pierna hacia el corazón o si se mueven a los pulmones. Son más comunes en las personas mayores, en las personas que tienen mucho sobrepeso, en las personas que ya han tenido coágulos de sangre y en las personas que tienen cáncer.
  • Problemas de cicatrización de heridas. Estos son más comunes en las personas que toman medicamentos esteroides o que tienen enfermedades que afectan el sistema inmunitario, como artritis reumatoide y diabetes. Las personas que tienen algún tipo de material artificial en el cuerpo, incluyendo articulaciones artificiales, corren el riesgo de tener infección alrededor del material. Sin embargo, la infección es poco frecuente. Existe también un pequeño riesgo de infección con cualquier cirugía.
  • Inestabilidad en la articulación. La rodilla puede estar inestable o floja si las partes de reemplazo no se alinean en forma adecuada. Es posible que necesite una segunda cirugía para alinear las partes en forma correcta a fin de que la rodilla esté estable.
  • Los riesgos habituales de la anestesia general. Los problemas derivados de la anestesia no son comunes, especialmente en las personas que tienen un buen estado de salud general. Pero toda anestesia tiene algún riesgo.

¿Qué nos indican las cifras sobre los beneficios y los riesgos de la artroplastia de rodilla?

Resultados de la artroplastia de rodilla*
Resultados después de la cirugía Número de personas
Personas que están satisfechas con su nivel de dolor 1 año después de la cirugía 71 a 85 de 100 (710 a 850 de 1,000)
Personas que, en general, están satisfechas 2 a 17 años después de la cirugía 82 de 100 (820 de 1,000)
Necesidad de repetir la cirugía dentro de 15 años 12 de 100 (120 de 1,000)
Infección grave de la articulación dentro de 10 años después de la cirugía 1 de 100 (10 de 1,000)
Muerte dentro de 4 a 6 semanas después de la cirugía Menos de 1 de cada 100 (2 a 6 de 1,000)

*Basado en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: moderada a alta)

Satisfacción con la cirugía

La evidencia sobre la artroplastia de rodilla sugiere que la mayoría de las personas está satisfecha con los resultados. La calidad de esta evidencia es moderada.

Tome un grupo de 100 personas que se operen.

  • 2 a 17 años más tarde, 82 de 100 estarán satisfechas en general. Esto significa que 18 de 100 no estarán satisfechas.
  • 1 año después, de 71 a 85 personas de 100 estarán satisfechas con su nivel de dolor. Esto significa que de 15 a 29 personas de 100 no estarán satisfechas.
Necesidad de repetir la cirugía

La mayoría de las rodillas artificiales duran muchos años. Pero pueden desgastarse o tener otros problemas. Algunas personas tienen que repetir la cirugía para volver a reemplazar la articulación. La calidad de la evidencia sobre la necesidad de repetir la cirugía es alta.

Tome un grupo de 100 personas que se operen. Dentro de 15 años después de la cirugía, 12 de 100 tendrán que volver a reemplazarse la rodilla. Esto significa que 88 de 100 no tendrán necesidad de repetir la cirugía dentro de los primeros 15 años.

Problemas después de la cirugía

La evidencia sugiere que, al igual que la mayoría de las cirugías, la artroplastia de rodilla puede tener algunos riesgos. La calidad de esta evidencia es de moderada a alta.

Tome un grupo de 1,000 personas que se operen. Entre los problemas raros pero graves que pueden ocurrir se incluyen:

  • Infección grave de la articulación. Dentro de 10 años de la cirugía, 10 de 1,000 personas (o 1 de 100) tendrán una infección grave. Esto significa que 990 personas de 1,000 no tendrán una infección.
  • Muerte, la cual puede estar o puede no estar causada por la cirugía en sí misma. Dentro de 4 a 6 semanas de la cirugía, de 2 a 6 de 1,000 personas (o menos de 1 de 100) morirán. Esto significa que de 994 a 998 personas de 1,000 que han tenido la cirugía no morirán dentro de 4 a 6 semanas de la operación.
Comprender la evidencia

Cierta evidencia es mejor que otra. La evidencia proviene de estudios que observan lo bien que funcionan los tratamientos y las pruebas y lo seguros que son. Por muchas razones, algunos estudios son más fiables que otros. Cuanto mejor sea la evidencia —más alta sea su calidad— más podemos confiar en ella.

La información que se muestra aquí está basada en la mejor evidencia disponible.1, 2, 3, 4, 5 La evidencia se clasifica utilizando cuatro niveles de calidad: alta, moderada, dudosa y no concluyente.

Algo más que se debe comprender es que la evidencia no puede predecir lo que va a ocurrir en su caso. Cuando la evidencia nos indica que 2 de 100 personas que se han hecho una cierta prueba o un cierto tratamiento pueden tener un determinado resultado y que 98 de 100 pueden no tenerlo, no hay manera de saber si usted será uno de los 2 o uno de los 98.

¿Por qué podría su médico recomendarle una artroplastia de rodilla?

Su médico podría recomendarle una artroplastia de rodilla si usted:

  • Tiene un dolor por artritis muy fuerte, y otros tratamientos no le han ayudado.
  • Ha perdido una gran cantidad de cartílago.
  • No tiene problemas de salud que harían que la cirugía sea peligrosa para usted.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Realizarse una artroplastia de rodilla Realizarse una artroplastia de rodilla
  • Es posible que esté dormido durante esta cirugía. O es posible que esté despierto pero adormecido de la cintura para abajo.
  • Estará hospitalizado durante varios días.
  • Necesitará varias semanas de fisioterapia.
  • La mayoría de las personas tienen mucho menos dolor y pueden hacer muchas de sus actividades cotidianas con más facilidad.
  • Los riesgos incluyen:
    • Un coágulo de sangre.
    • Infección o problemas de cicatrización de heridas.
    • Inestabilidad en la articulación.
    • Rótula dislocada.
    • Los riesgos habituales de la anestesia general.
  • Posibles efectos secundarios:
    • Su rodilla no se flexionará tanto como antes de que empezara a tener los problemas de rodilla.
    • Es posible que deba evitar las actividades que ejerzan mucha tensión en la articulación, como correr o jugar tenis.
    • Con el tiempo podría necesitar otro reemplazo, debido a que la articulación artificial puede desgastarse.
Probar otros tratamientos Probar otros tratamientos
  • Puede probar con ejercicios, medicamentos, inyecciones en la articulación o, en algunos casos, otro tipo de cirugía.
  • Puede probar usar muletas, aparatos ortopédicos y otros tipos de dispositivos para caminar a fin de ayudar a aliviar la tensión en la rodilla.
  • Usted evita los riesgos y los efectos secundarios de la cirugía.
  • Usted evita meses de fisioterapia, aunque el ejercicio continúa siendo importante.
  • Los medicamentos fuertes que se usan para el dolor intenso pueden causar estreñimiento, confusión mental, somnolencia, y náuseas y vómito.
  • Las inyecciones de esteroides pueden causar cambios en el estado de ánimo, nerviosismo, insomnio y otros efectos secundarios.
  • No existen efectos graves de los tratamientos en el hogar, como mantenerse en un peso saludable, hacer ejercicio y usar terapia de calor y frío.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la artroplastia de rodilla para la osteoartritis

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

He esquiado en competencias desde los 6 años. Entre los 20 y los 29 años, tuve varias lesiones y cirugías de rodilla. Hace unos 7 años, comencé a sentir mucho dolor en una rodilla y mi médico dijo que la única cirugía que quedaba por hacer era la artroplastia de rodilla. Si me realizo una artroplastia de rodilla, no podré esquiar, correr ni hacer nada que ejerza mucha tensión en ella. De todas formas, no puedo hacer ninguna de esas cosas ahora debido al dolor. No sé cómo voy a manejar esa situación, ya que ser deportista siempre ha tenido una gran importancia en quien soy como persona. Me preocupa el hecho de que me pongan una prótesis en la rodilla cuando soy tan joven, pero con el dolor que tengo, no veo ninguna otra opción.

Chuck, 45 años

El dolor en mis rodillas, especialmente en la izquierda, ha empeorado de manera constante en los últimos 20 años. Los medicamentos ya no daban resultados. Se volvió tan fuerte el año pasado que abandoné mi jardín de flores. Mi médico y yo hablamos sobre una artroplastia de rodilla, pero yo lo considero como mi último recurso. Mi médico y yo desarrollamos un plan de natación y de hábitos alimentarios saludables que me ayudará a bajar lo que engordé. Acordamos que eso es lo mejor que puedo hacer para evitar que mi osteoartritis empeore. También vamos a probar con algunos medicamentos diferentes.

Esmerelda, 61 años

Siento que soy muy joven para realizarme una artroplastia de rodilla. Pero definitivamente necesito alguna otra cosa para el dolor que no sea Tylenol. Le pregunté a mi médica acerca de mis otras opciones. Dijo que podemos probar con inyecciones en las articulaciones y ver cómo funciona. Siempre puedo operarme luego si lo necesito, pero seguramente voy a querer posponerlo durante la mayor cantidad de tiempo posible. Veré si estas inyecciones en las articulaciones mejoran el dolor. Mi médica dice que en la medida en que yo pueda manejar el dolor, podremos posponer la cirugía.

George, 57 años

Fui una ávida jugadora de tenis durante años, y esto finalmente pudo más que mis rodillas. Me realizaron una osteotomía hace unos años, lo que ayudó durante un tiempo. Pero ahora, gran parte de mi tiempo se concentra en el dolor. Soy una abuela activa sin ninguna intención de perderme las actividades de mis nietos. Sé que la cirugía implicará un largo período en el que tendré que hacer ejercicios y rehabilitación, pero esto valdrá la pena para aliviar esta rigidez y esta molestia.

Jean, 71 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para realizarse una artroplastia de rodilla

Motivos para no realizarse una artroplastia de rodilla

Quiero poder realizar actividades de bajo impacto, como nadar y jugar golf, así como diligencias y tareas domésticas.

Mi rodilla no es realmente un obstáculo para las actividades que quiero o necesito hacer.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Tengo más días malos que buenos.

Tengo más días buenos que malos.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa la posibilidad de necesitar otra artroplastia en el futuro.

Me preocupa tener que operarme de nuevo en 10 o 20 años.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estoy listo y dispuesto a realizar fisioterapia durante varias semanas después de la cirugía.

No quiero, o no podré, realizar fisioterapia durante varias semanas.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Sé que a veces ocurren problemas con la cirugía, pero lograr aliviar el dolor y recuperar algo del uso de mi rodilla justifican los riesgos.

Me preocupan mucho los problemas derivados de la cirugía.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Realizarme una artroplastia de rodilla

NO realizarme una artroplastia de rodilla

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

La artroplastia de rodilla debería ser mi primera opción si tengo osteoartritis de la rodilla.

  • Lo lamento, eso no es correcto. La artroplastia de rodilla debería considerarse solo cuando los otros tratamientos —como hacer ejercicio, los medicamentos, la fisioterapia y un cambio en sus actividades cotidianas— no han dado resultado para aliviar sus síntomas.
  • NoEs correcto. La artroplastia de rodilla debería considerarse solo cuando los otros tratamientos —como hacer ejercicio, los medicamentos, la fisioterapia y un cambio en sus actividades cotidianas— no han dado resultado para aliviar sus síntomas.
  • No estoy seguroEs posible que volver atrás y leer "Obtenga los hechos" le ayude. La artroplastia de rodilla debería considerarse solo cuando los otros tratamientos no han dado resultado para aliviar sus síntomas.
2.

Podré regresar a todas mis actividades normales inmediatamente después de realizarme esta cirugía.

  • Lo lamento, eso no es correcto. La rehabilitación después de la artroplastia de rodilla es, por lo general, intensa y requiere hacer ejercicio todos los días durante varias semanas.
  • NoEs correcto. La rehabilitación después de la artroplastia de rodilla es, por lo general, intensa y requiere hacer ejercicio todos los días durante varias semanas.
  • No estoy seguroEs posible que volver atrás y leer "Obtenga los hechos" le ayude. La rehabilitación después de la artroplastia de rodilla es, por lo general, intensa y requiere hacer ejercicio todos los días durante varias semanas.
3.

Aunque la mayoría de las cirugías duran al menos 15 años, es posible que necesite realizarme nuevamente una artroplastia de rodilla.

  • Es correcto. La mayoría de las artroplastias de rodilla duran al menos 15 años. Pero algunas personas de hecho necesitan otra prótesis más tarde.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. La mayoría de las artroplastias de rodilla duran al menos 15 años. Pero algunas personas de hecho necesitan otra prótesis más tarde.
  • No estoy seguroEs posible que volver atrás y leer "Obtenga los hechos" le ayude. La mayoría de las artroplastias de rodilla duran al menos 15 años. Pero algunas personas de hecho necesitan otra prótesis más tarde.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoKenneth J. Koval, MD - Cirugía ortopédica, Trauma ortopédica

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Bourne RB, et al. (2010). Patient satisfaction after total knee arthroplasty: Who is satisfied and who is not? Clinical Orthopaedics and Related Research, 468(1): 57–56. Also available online: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2795819/.
  2. Robertsson O, et al. (2000). Patient satisfaction after knee arthroplasty: A report on 27,372 knees operated on between 1981 and 1995 in Sweden. Acta Orthopaedica Scandanavica, 71(3): 262–267.
  3. Carr AJ, et al. (2012). Knee replacement. Lancet, 379(9823): 1331–1340.
  4. Ibrahim SA, et al. (2005). Racial/ethnic differences in surgical outcomes in veterans following knee or hip arthroplasty. Arthritis and Rheumatism, 52(10): 3143–3151.
  5. Salazar C, et al. (2011). Direct thrombin inhibitors versus vitamin K antagonists or low molecular weight heparins for prevention of venous thromboembolism following total hip or knee replacement. Cochrane Database of Systematic Reviews (3).
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Artritis: ¿Debería realizarme una artroplastia de rodilla?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Realizarse una artroplastia de rodilla.
  • No realizarse esta cirugía. En lugar de ello, usar otros tratamientos, como hacer ejercicio, medicamentos u otro tipo de cirugía.

Puntos clave para recordar

  • La decisión que usted y su médico tomen dependerá de su edad, su salud, su nivel de actividad y la cantidad de dolor y la discapacidad que usted tiene.
  • La mayoría de las personas se realizan una artroplastia de rodilla solo cuando ya no pueden controlar el dolor de la artritis con medicamentos y otros tratamientos y cuando el dolor interfiere demasiado en sus vidas.
  • La rehabilitación después de la artroplastia de rodilla requiere hacer ejercicio todos los días durante varias semanas.
  • La mayoría de las prótesis de rodilla duran al menos 15 años. Algunas personas necesitan realizarse nuevamente una artroplastia de rodilla.
PMCs

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis es un problema en el cartílago de las articulaciones. Con el tiempo, el cartílago se deteriora hasta que los huesos, que antes se encontraban separados por el cartílago, se frotan entre sí. Esto causa daño al tejido y al hueso. Los síntomas de la osteoartritis incluyen dolor articular, rigidez después de la inactividad y movimiento limitado.

¿Qué es la artroplastia de rodilla?

La artroplastia o reemplazo de rodilla puede utilizarse cuando una persona ya no puede controlar el dolor de la rodilla con otros tratamientos y cuando el dolor interfiere con su vida.

El cirujano cubre los extremos del hueso del muslo y del hueso de la parte inferior de la pierna dañados y, por lo general, la rótula, con superficies artificiales que se revisten con metal y plástico. Las piezas artificiales se unen a los huesos con cemento.

Por lo general, la rehabilitación es intensa después de la cirugía. La mayoría de las personas empiezan a caminar con un andador o con muletas el día de la operación o al día siguiente. Y empiezan a recibir fisioterapia de inmediato. Es posible que su médico le aconseje montar una bicicleta fija para fortalecer los músculos de la pierna y mejorar la flexibilidad de la rodilla. La rehabilitación durará varias semanas, pero usted debería poder empezar a caminar, subir escaleras, sentarse y pararse de la silla y hacer otras actividades cotidianas en el término de algunos días.

La cirugía es solo para las personas con osteoartritis grave que no consiguen aliviar el dolor con medicamentos, tratamiento en el hogar u otros métodos y que han perdido una gran cantidad de cartílago. La cirugía alivia el dolor intenso e incapacitante, y es posible que restablezca la capacidad de la rodilla para funcionar en forma adecuada.

¿Qué otras cirugías se usan para tratar la osteoartritis?

Además de la artroplastia de rodilla, los otros tipos de cirugías que se usan son:

Artrodesis

Esta es una cirugía que une (fusiona) dos huesos en una articulación enferma, de manera tal que la articulación ya no pueda moverse. Rara vez se usa en las rodillas, pero puede ser una opción de tratamiento en los casos de osteoartritis grave en personas jóvenes que no pueden realizarse una artroplastia total de rodilla.

Artroscopia

La artroscopia puede usarse para alisar la superficie áspera de una articulación o para extraer fragmentos sueltos de cartílago o hueso. Pero no suele recomendarse para la osteoartritis de la rodilla.

Osteotomía

Esta cirugía corrige los problemas de rodilla como rodilla vara y rodilla valga. Por lo general, esto se realiza en las personas más jóvenes y activas que tienen artritis leve y desean posponer la artroplastia.

¿Qué otros tratamientos se encuentran disponibles?

Existe una serie de tratamientos para la artritis en la rodilla que no implican cirugía:

  • Medicamentos. Si su dolor es leve, es posible que solo necesite analgésicos (medicamentos para el dolor) que puede comprar sin una receta médica. Los medicamentos más fuertes que se usan para tratar la osteoartritis incluyen:
    • Tramadol.
    • Inyecciones de esteroides.
    • Opioides.
  • Calor o hielo. El calor puede ayudarle a aflojar sus articulaciones antes de realizar una actividad. El hielo es un buen analgésico después de la actividad o del ejercicio.
  • Ejercicio. El ejercicio ayuda debido a que hace que los músculos se vuelvan más fuertes, lo que le reduce la tensión en las rodillas. Asegúrese de hablar con su médico acerca de cuál es el mejor tipo de actividad para usted.
  • Fisioterapia o terapia ocupacional.
  • Dispositivos de ayuda para caminar. Existen muchos dispositivos que usted puede usar para reducir la tensión en la rodilla. Estos incluyen muletas, andadores, aparatos ortopédicos y cintas. Quizás también pueda reducir la tensión en la rodilla usando el calzado apropiado o agregando plantillas a su calzado. Hable con su médico o fisioterapeuta acerca de lo que sería mejor para usted.

¿Cuáles son los riesgos de la artroplastia de rodilla?

La mayoría de las personas tienen mucho menos dolor después de la artroplastia de rodilla y pueden regresar a muchas de sus actividades. Pero al igual que ocurre con cualquier cirugía, existen algunos riesgos, que incluyen:

  • Falta de una buena amplitud de movimiento. Después de la cirugía, algunas personas no pueden flexionar la rodilla lo suficiente como para realizar sus actividades cotidianas, incluso después de varias semanas. Los medicamentos podrían ayudar.
  • Rótula dislocada. Si esto ocurre, la rótula puede moverse hacia una parte lateral de la rodilla y luego volverá a su lugar cuando flexione la rodilla. Por lo general, esto debe ser tratado con otra cirugía. Pero este problema no es común.
  • Coágulos de sangre. Estos pueden ser peligrosos si obstruyen el flujo de sangre de la pierna hacia el corazón o si se mueven a los pulmones. Son más comunes en las personas mayores, en las personas que tienen mucho sobrepeso, en las personas que ya han tenido coágulos de sangre y en las personas que tienen cáncer.
  • Problemas de cicatrización de heridas. Estos son más comunes en las personas que toman medicamentos esteroides o que tienen enfermedades que afectan el sistema inmunitario, como artritis reumatoide y diabetes. Las personas que tienen algún tipo de material artificial en el cuerpo, incluyendo articulaciones artificiales, corren el riesgo de tener infección alrededor del material. Sin embargo, la infección es poco frecuente. Existe también un pequeño riesgo de infección con cualquier cirugía.
  • Inestabilidad en la articulación. La rodilla puede estar inestable o floja si las partes de reemplazo no se alinean en forma adecuada. Es posible que necesite una segunda cirugía para alinear las partes en forma correcta a fin de que la rodilla esté estable.
  • Los riesgos habituales de la anestesia general. Los problemas derivados de la anestesia no son comunes, especialmente en las personas que tienen un buen estado de salud general. Pero toda anestesia tiene algún riesgo.

¿Qué nos indican las cifras sobre los beneficios y los riesgos de la artroplastia de rodilla?

Resultados de la artroplastia de rodilla*
Resultados después de la cirugía Número de personas
Personas que están satisfechas con su nivel de dolor 1 año después de la cirugía 71 a 85 de 100 (710 a 850 de 1,000)
Personas que, en general, están satisfechas 2 a 17 años después de la cirugía 82 de 100 (820 de 1,000)
Necesidad de repetir la cirugía dentro de 15 años 12 de 100 (120 de 1,000)
Infección grave de la articulación dentro de 10 años después de la cirugía 1 de 100 (10 de 1,000)
Muerte dentro de 4 a 6 semanas después de la cirugía Menos de 1 de cada 100 (2 a 6 de 1,000)

*Basado en la mejor evidencia disponible (calidad de la evidencia: moderada a alta)

Satisfacción con la cirugía

La evidencia sobre la artroplastia de rodilla sugiere que la mayoría de las personas está satisfecha con los resultados. La calidad de esta evidencia es moderada.

Tome un grupo de 100 personas que se operen .

  • 2 a 17 años más tarde, 82 de 100 estarán satisfechas en general. Esto significa que 18 de 100 no estarán satisfechas.
  • 1 año después, de 71 a 85 personas de 100 estarán satisfechas con su nivel de dolor. Esto significa que de 15 a 29 personas de 100 no estarán satisfechas.
Necesidad de repetir la cirugía

La mayoría de las rodillas artificiales duran muchos años. Pero pueden desgastarse o tener otros problemas. Algunas personas tienen que repetir la cirugía para volver a reemplazar la articulación. La calidad de la evidencia sobre la necesidad de repetir la cirugía es alta.

Tome un grupo de 100 personas que se operen . Dentro de 15 años después de la cirugía, 12 de 100 tendrán que volver a reemplazarse la rodilla. Esto significa que 88 de 100 no tendrán necesidad de repetir la cirugía dentro de los primeros 15 años.

Problemas después de la cirugía

La evidencia sugiere que, al igual que la mayoría de las cirugías, la artroplastia de rodilla puede tener algunos riesgos. La calidad de esta evidencia es de moderada a alta.

Tome un grupo de 1,000 personas que se operen . Entre los problemas raros pero graves que pueden ocurrir se incluyen:

  • Infección grave de la articulación. Dentro de 10 años de la cirugía, 10 de 1,000 personas (o 1 de 100) tendrán una infección grave. Esto significa que 990 personas de 1,000 no tendrán una infección.
  • Muerte, la cual puede estar o puede no estar causada por la cirugía en sí misma. Dentro de 4 a 6 semanas de la cirugía, de 2 a 6 de 1,000 personas (o menos de 1 de 100) morirán. Esto significa que de 994 a 998 personas de 1,000 que han tenido la cirugía no morirán dentro de 4 a 6 semanas de la operación.
Comprender la evidencia

Cierta evidencia es mejor que otra. La evidencia proviene de estudios que observan lo bien que funcionan los tratamientos y las pruebas y lo seguros que son. Por muchas razones, algunos estudios son más fiables que otros. Cuanto mejor sea la evidencia —más alta sea su calidad— más podemos confiar en ella.

La información que se muestra aquí está basada en la mejor evidencia disponible.1, 2, 3, 4, 5 La evidencia se clasifica utilizando cuatro niveles de calidad: alta, moderada, dudosa y no concluyente.

Algo más que se debe comprender es que la evidencia no puede predecir lo que va a ocurrir en su caso. Cuando la evidencia nos indica que 2 de 100 personas que se han hecho una cierta prueba o un cierto tratamiento pueden tener un determinado resultado y que 98 de 100 pueden no tenerlo, no hay manera de saber si usted será uno de los 2 o uno de los 98.

¿Por qué podría su médico recomendarle una artroplastia de rodilla?

Su médico podría recomendarle una artroplastia de rodilla si usted:

  • Tiene un dolor por artritis muy fuerte, y otros tratamientos no le han ayudado.
  • Ha perdido una gran cantidad de cartílago.
  • No tiene problemas de salud que harían que la cirugía sea peligrosa para usted.

2. Compare sus opciones

  Realizarse una artroplastia de rodilla Probar otros tratamientos
¿Qué implica generalmente?
  • Es posible que esté dormido durante esta cirugía. O es posible que esté despierto pero adormecido de la cintura para abajo.
  • Estará hospitalizado durante varios días.
  • Necesitará varias semanas de fisioterapia.
  • Puede probar con ejercicios, medicamentos, inyecciones en la articulación o, en algunos casos, otro tipo de cirugía.
  • Puede probar usar muletas, aparatos ortopédicos y otros tipos de dispositivos para caminar a fin de ayudar a aliviar la tensión en la rodilla.
¿Cuáles son los beneficios?
  • La mayoría de las personas tienen mucho menos dolor y pueden hacer muchas de sus actividades cotidianas con más facilidad.
  • Usted evita los riesgos y los efectos secundarios de la cirugía.
  • Usted evita meses de fisioterapia, aunque el ejercicio continúa siendo importante.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Los riesgos incluyen:
    • Un coágulo de sangre.
    • Infección o problemas de cicatrización de heridas.
    • Inestabilidad en la articulación.
    • Rótula dislocada.
    • Los riesgos habituales de la anestesia general.
  • Posibles efectos secundarios:
    • Su rodilla no se flexionará tanto como antes de que empezara a tener los problemas de rodilla.
    • Es posible que deba evitar las actividades que ejerzan mucha tensión en la articulación, como correr o jugar tenis.
    • Con el tiempo podría necesitar otro reemplazo, debido a que la articulación artificial puede desgastarse.
  • Los medicamentos fuertes que se usan para el dolor intenso pueden causar estreñimiento, confusión mental, somnolencia, y náuseas y vómito.
  • Las inyecciones de esteroides pueden causar cambios en el estado de ánimo, nerviosismo, insomnio y otros efectos secundarios.
  • No existen efectos graves de los tratamientos en el hogar, como mantenerse en un peso saludable, hacer ejercicio y usar terapia de calor y frío.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la artroplastia de rodilla para la osteoartritis

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"He esquiado en competencias desde los 6 años. Entre los 20 y los 29 años, tuve varias lesiones y cirugías de rodilla. Hace unos 7 años, comencé a sentir mucho dolor en una rodilla y mi médico dijo que la única cirugía que quedaba por hacer era la artroplastia de rodilla. Si me realizo una artroplastia de rodilla, no podré esquiar, correr ni hacer nada que ejerza mucha tensión en ella. De todas formas, no puedo hacer ninguna de esas cosas ahora debido al dolor. No sé cómo voy a manejar esa situación, ya que ser deportista siempre ha tenido una gran importancia en quien soy como persona. Me preocupa el hecho de que me pongan una prótesis en la rodilla cuando soy tan joven, pero con el dolor que tengo, no veo ninguna otra opción."

— Chuck, 45 años

"El dolor en mis rodillas, especialmente en la izquierda, ha empeorado de manera constante en los últimos 20 años. Los medicamentos ya no daban resultados. Se volvió tan fuerte el año pasado que abandoné mi jardín de flores. Mi médico y yo hablamos sobre una artroplastia de rodilla, pero yo lo considero como mi último recurso. Mi médico y yo desarrollamos un plan de natación y de hábitos alimentarios saludables que me ayudará a bajar lo que engordé. Acordamos que eso es lo mejor que puedo hacer para evitar que mi osteoartritis empeore. También vamos a probar con algunos medicamentos diferentes."

— Esmerelda, 61 años

"Siento que soy muy joven para realizarme una artroplastia de rodilla. Pero definitivamente necesito alguna otra cosa para el dolor que no sea Tylenol. Le pregunté a mi médica acerca de mis otras opciones. Dijo que podemos probar con inyecciones en las articulaciones y ver cómo funciona. Siempre puedo operarme luego si lo necesito, pero seguramente voy a querer posponerlo durante la mayor cantidad de tiempo posible. Veré si estas inyecciones en las articulaciones mejoran el dolor. Mi médica dice que en la medida en que yo pueda manejar el dolor, podremos posponer la cirugía."

— George, 57 años

"Fui una ávida jugadora de tenis durante años, y esto finalmente pudo más que mis rodillas. Me realizaron una osteotomía hace unos años, lo que ayudó durante un tiempo. Pero ahora, gran parte de mi tiempo se concentra en el dolor. Soy una abuela activa sin ninguna intención de perderme las actividades de mis nietos. Sé que la cirugía implicará un largo período en el que tendré que hacer ejercicios y rehabilitación, pero esto valdrá la pena para aliviar esta rigidez y esta molestia."

— Jean, 71 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para realizarse una artroplastia de rodilla

Motivos para no realizarse una artroplastia de rodilla

Quiero poder realizar actividades de bajo impacto, como nadar y jugar golf, así como diligencias y tareas domésticas.

Mi rodilla no es realmente un obstáculo para las actividades que quiero o necesito hacer.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Tengo más días malos que buenos.

Tengo más días buenos que malos.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa la posibilidad de necesitar otra artroplastia en el futuro.

Me preocupa tener que operarme de nuevo en 10 o 20 años.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estoy listo y dispuesto a realizar fisioterapia durante varias semanas después de la cirugía.

No quiero, o no podré, realizar fisioterapia durante varias semanas.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Sé que a veces ocurren problemas con la cirugía, pero lograr aliviar el dolor y recuperar algo del uso de mi rodilla justifican los riesgos.

Me preocupan mucho los problemas derivados de la cirugía.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Realizarme una artroplastia de rodilla

NO realizarme una artroplastia de rodilla

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. La artroplastia de rodilla debería ser mi primera opción si tengo osteoartritis de la rodilla.

  • No
  • No estoy seguro
Es correcto. La artroplastia de rodilla debería considerarse solo cuando los otros tratamientos —como hacer ejercicio, los medicamentos, la fisioterapia y un cambio en sus actividades cotidianas— no han dado resultado para aliviar sus síntomas.

2. Podré regresar a todas mis actividades normales inmediatamente después de realizarme esta cirugía.

  • No
  • No estoy seguro
Es correcto. La rehabilitación después de la artroplastia de rodilla es, por lo general, intensa y requiere hacer ejercicio todos los días durante varias semanas.

3. Aunque la mayoría de las cirugías duran al menos 15 años, es posible que necesite realizarme nuevamente una artroplastia de rodilla.

  • No
  • No estoy seguro
Es correcto. La mayoría de las artroplastias de rodilla duran al menos 15 años. Pero algunas personas de hecho necesitan otra prótesis más tarde.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoKenneth J. Koval, MD - Cirugía ortopédica, Trauma ortopédica

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Bourne RB, et al. (2010). Patient satisfaction after total knee arthroplasty: Who is satisfied and who is not? Clinical Orthopaedics and Related Research, 468(1): 57–56. Also available online: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2795819/.
  2. Robertsson O, et al. (2000). Patient satisfaction after knee arthroplasty: A report on 27,372 knees operated on between 1981 and 1995 in Sweden. Acta Orthopaedica Scandanavica, 71(3): 262–267.
  3. Carr AJ, et al. (2012). Knee replacement. Lancet, 379(9823): 1331–1340.
  4. Ibrahim SA, et al. (2005). Racial/ethnic differences in surgical outcomes in veterans following knee or hip arthroplasty. Arthritis and Rheumatism, 52(10): 3143–3151.
  5. Salazar C, et al. (2011). Direct thrombin inhibitors versus vitamin K antagonists or low molecular weight heparins for prevention of venous thromboembolism following total hip or knee replacement. Cochrane Database of Systematic Reviews (3).

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.