Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Amigdalitis: ¿Debería hacerse mi hijo una amigdalectomía?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Amigdalitis: ¿Debería hacerse mi hijo una amigdalectomía?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Programar una amigdalectomía para su hijo.
  • Tratar la amigdalitis con medicamentos y tratamiento en el hogar.

Puntos clave para recordar

  • Es posible que la amigdalectomía no sea mejor que adoptar la postura de observar y esperar para los niños que tienen solo algunas infecciones de la garganta al año.
  • Es posible que su hijo se beneficie de la cirugía si está faltando mucho a la escuela debido a infecciones de la garganta recurrentes o a que tiene problemas para dormir como consecuencia del agrandamiento de las amígdalas que podría obstruirle las vías respiratorias. Hable con su médico acerca de los posibles beneficios de la cirugía para su hijo, así como de los costos y riesgos del procedimiento.
  • La amigdalectomía podría reducir la frecuencia con que su hijo tiene infecciones de la garganta. Sin embargo, aun sin cirugía, la amigdalitis probablemente ocurra con menos frecuencia a medida que su hijo crezca.
  • Para algunos niños, la amigdalectomía puede mejorar en gran medida su calidad de vida. El agrandamiento de las amígdalas puede obstruir las vías respiratorias superiores de su hijo y causarle ronquidos, congestión nasal y problemas respiratorios. La cirugía puede ayudar a aliviar estos problemas.
  • Los médicos no están de acuerdo sobre cuántas infecciones de la garganta en un año indican la necesidad de una amigdalectomía. Pero la pauta general es 7 o más episodios de amigdalitis en 1 año, o 5 o más episodios al año durante los 2 años anteriores, o 3 o más episodios al año durante los últimos 3 años. Cualquier decisión respecto de la cirugía debería tomarse junto con su médico y estar basada en la salud y el bienestar de su hijo.
PMCs

¿Qué es una amigdalectomía?

La amigdalectomía es una cirugía para extirpar las amígdalas. Es una cirugía común, especialmente en los niños, pero actualmente no se realiza con la misma frecuencia que en el pasado. La amigdalectomía podría reducir la frecuencia con que su hijo tiene infecciones de la garganta. Sin embargo, aun sin cirugía, la amigdalitis probablemente ocurra con menos frecuencia a medida que su hijo crezca.

Su hijo recibirá un anestésico general y estará dormido durante la cirugía. Es posible que su hijo regrese al hogar el día de la operación, o es posible que pase la noche en el hospital. Por lo general, un otorrinolaringólogo, un médico que se especializa en problemas de nariz, garganta y oído, realizará la amigdalectomía.

Es posible que su hijo sienta mucho dolor de oído y garganta durante, como máximo, 2 semanas después de la cirugía. Fiebre de hasta 102 °F (38.9 °C) también es común. Es posible que su hijo también tenga mal aliento por hasta 2 semanas.

Después de la cirugía, su hijo se sentirá cansado durante varios días y de a poco empezará a hacer más actividad. Su hijo debería poder volver a la escuela o a la guardería infantil en 1 semana y retomar todas sus actividades en 2 semanas.

¿Qué más puede hacer para tratar la amigdalitis?

La espera vigilante es un enfoque de observar y esperar para el tratamiento de la amigdalitis. Si parece que su hijo está teniendo menos infecciones de la garganta con el tiempo, no necesitará cirugía. Si su hijo sigue teniendo infecciones que interfieren en la vida diaria, entonces usted y su médico pueden decidir qué acción hay que tomar.

Existen algunas medidas que puede tomar para ayudar a su hijo a sentirse mejor en el hogar. Asegúrese de que su hijo descanse lo suficiente. Los medicamentos de venta libre (como acetaminofén) y las golosinas heladas (como Popsicles) pueden ayudar a aliviar el dolor de garganta. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta. Si su hijo tiene 8 años o más, también puede hacer gárgaras frecuentes con agua salada tibia para ayudar a aliviar el dolor de garganta.

¿Cuáles son los riesgos de la amigdalectomía?

Los riesgos incluyen un poco de sangrado después de la cirugía. Esto es común, especialmente cuando se cae la costra que se formó con la cicatrización de la zona de la incisión. Otros riesgos son mucho menos comunes. Estos incluyen sangrado más intenso y problemas relacionados con la anestesia durante la operación. La muerte durante la cirugía es muy poco frecuente.

Algunos niños pueden sentirse molestos por tener que estar en un hospital.

¿Cuáles son los beneficios?

Para algunos niños, la cirugía puede mejorar en gran medida su calidad de vida. El agrandamiento de las amígdalas puede obstruir las vías respiratorias superiores de su hijo y causarle ronquidos, congestión nasal y respiración por la boca. La amigdalectomía puede ayudar a aliviar estos problemas.

Los niños a quienes se les realiza una amigdalectomía debido a infecciones recurrentes podrían tener infecciones menores en cantidad y en gravedad durante al menos 2 años después de la cirugía. Pero con el tiempo, muchos niños a quienes no se les realizó cirugía también tienen menos infecciones de la garganta.

En algunos casos, cuando un niño sigue teniendo infecciones de la garganta por estreptococos, especialmente si las infecciones causan otros problemas, la cirugía podría ser la mejor opción.

¿Por qué podría su médico recomendarle una amigdalectomía?

Por lo general, los médicos solo recomiendan la cirugía para extirpar las amígdalas cuando un niño tiene infecciones recurrentes de las amígdalas que causan problemas graves o que están afectando la calidad de vida del niño. Cualquier decisión respecto de la cirugía debería tomarse junto con su médico y estar basada en la salud y el bienestar de su hijo.

La amigdalitis causada por un virus suele desaparecer sola. Probablemente ocurra con menos frecuencia a medida que su hijo crezca. En un estudio, los investigadores descubrieron que la cirugía no es mejor que adoptar una postura de observar y esperar para los niños que contraen amigdalitis menos de 3 veces al año.1 Es posible que su hijo se beneficie de la cirugía si está faltando mucho a la escuela debido a infecciones de la garganta recurrentes o si tiene problemas para dormir por el agrandamiento de las amígdalas.

Los médicos no están de acuerdo sobre cuántas infecciones de la garganta en un año indican la necesidad de una amigdalectomía. Pero la pauta general es 7 o más casos de amigdalitis en el último año, o 5 o más casos al año durante los 2 años anteriores, o 3 o más casos al año en los últimos 3 años.

Algunos de los problemas médicos graves que podrían significar que su hijo debería someterse a una amigdalectomía son:

  • Amigdalitis que dura más de 3 meses, incluso con medicamentos.
  • Vías respiratorias obstruidas, que pueden provocar apnea del sueño.
  • Problemas para tragar.
  • Amígdalas que sangran en forma abundante.

Hable con su médico acerca de los posibles riesgos y beneficios de la cirugía para su hijo.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Realizar una amigdalectomía Realizar una amigdalectomía
  • Su hijo estará dormido durante la operación.
  • Es posible que su hijo regrese al hogar el día de la cirugía o es posible que pase la noche en el hospital.
  • Es posible que su hijo sienta mucho dolor de oído y garganta por hasta 2 semanas después de la cirugía.
  • Su hijo debería poder volver a la escuela en 1 semana y retomar todas sus actividades en 2 semanas.
  • La cirugía puede mejorar la calidad de vida de algunos niños.
  • La amigdalectomía alivia los problemas causados por el agrandamiento de las amígdalas.
  • La cirugía podría reducir la frecuencia con que su hijo tiene infecciones de la garganta.
  • Un poco de sangrado después de la cirugía es común.
  • Los riesgos menos comunes incluyen sangrados más intensos y problemas relacionados con la anestesia durante la cirugía.
Tratar la amigdalitis con medicamentos y tratamiento en el hogar Tratar la amigdalitis con medicamentos y tratamiento en el hogar
  • Los analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre y los helados de agua pueden aliviar el dolor de garganta.
  • Su hijo de 8 años de edad o más puede hacer gárgaras frecuentes con agua salada tibia para ayudar a aliviar el dolor de garganta.
  • Asegúrese de que su hijo descanse lo suficiente.
  • Es posible que su hijo mejore sin cirugía.
  • Usted evita los costos, los riesgos y el período de recuperación después de la cirugía.
  • La cirugía no es mejor que adoptar un enfoque de observar y esperar para los niños que contraen amigdalitis menos de 3 veces al año.1
  • Es posible que su hijo siga teniendo infecciones que interfieren en la vida diaria.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la amigdalectomía

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Mi hijo tenía 5 años cuando le extirparon las amígdalas. Le llevó alrededor de 2 semanas recuperarse completamente y poder comer todas las cosas que le gustan. Los primeros días después de la cirugía, sentía mucho dolor, pero después de eso, cada día se sintió un poco mejor. Darle analgésicos fue de mucha ayuda. La cirugía me generó todo tipo de temores, pero no fue tan grave como yo creía que sería.

Leroy, 32 años

Mi hija ha estado teniendo muchas infecciones de la garganta. Pero realmente no me gusta la idea de someterla a la cirugía. Mi médico dice que probablemente deje de tenerlas cuando crezca. Por ahora, yo misma la cuidaré y me dedicaré a observar y esperar a ver qué sucede.

María, 29 años

Creo que la cirugía sería lo mejor para mi hijo. Ha faltado a la escuela a causa de dolores de garganta crónicos y no duerme bien por la noche. Me tomaré licencia en mi trabajo para poder quedarme con él en el hogar después de la cirugía.

Shannon, 36 años

El año pasado, dudé acerca de programar o no una amigdalectomía para mi hija. No se estaba enfermando muy seguido, pero yo deseaba hacer lo correcto para ella. La cirugía parecía demasiado drástica. Pero este año solo tuvo un episodio grave de infección de la garganta. Estoy contenta de haber decidido no someterla a la cirugía.

Katy, 40 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para elegir la amigdalectomía

Motivos para elegir otros tratamientos

Me preocupa que mi hijo esté faltando a la escuela debido a infecciones recurrentes.

Mi hijo no está faltando mucho a la escuela debido a infecciones.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me preocupa tener que faltar más al trabajo para cuidar a mi hijo.

No me preocupa tener que faltar al trabajo para cuidar a mi hijo.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Creo que los beneficios de la cirugía justifican el pequeño riesgo.

Me preocupan los riesgos de la cirugía.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Quiero resolver la amigdalitis de mi hijo ahora.

Puedo manejar la amigdalitis de mi hijo con tratamiento en el hogar.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupan los costos de la cirugía.

Me preocupa cómo voy a pagar la cirugía.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Programar una amigdalectomía

Usar otros tratamientos

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

Si su hijo tiene solo algunas infecciones de la garganta al año, ¿es una buena elección hacerse la amigdalectomía?

  • No, eso no es correcto. Es posible que la cirugía no sea mejor que adoptar una postura de observar y esperar para los niños que contraen amigdalitis menos de 3 veces al año.
  • NoEs correcto. Es posible que la cirugía no sea mejor que adoptar una postura de observar y esperar para los niños que contraen amigdalitis menos de 3 veces al año.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Es posible que la cirugía no sea mejor que adoptar una postura de observar y esperar para los niños que contraen amigdalitis menos de 3 veces al año.
2.

¿Se pueden aliviar con la amigdalectomía los problemas causados por el agrandamiento de las amígdalas que obstruye las vías respiratorias de su hijo?

  • Es correcto. La cirugía puede aliviar los problemas causados por el agrandamiento de las amígdalas, como ronquidos, congestión nasal y respiración por la boca.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. La cirugía puede aliviar los problemas causados por el agrandamiento de las amígdalas, como ronquidos, congestión nasal y respiración por la boca.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". La cirugía puede aliviar los problemas causados por el agrandamiento de las amígdalas, como ronquidos, congestión nasal y respiración por la boca.
3.

Aun sin cirugía, ¿es cierto que la amigdalitis ocurrirá con menos frecuencia a medida que su hijo crezca?

  • Es correcto. Aun sin cirugía, la amigdalitis ocurrirá con menos frecuencia a medida que su hijo crezca.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. Aun sin cirugía, la amigdalitis ocurrirá con menos frecuencia a medida que su hijo crezca.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Aun sin cirugía, la amigdalitis ocurrirá con menos frecuencia a medida que su hijo crezca.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAdam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializadoCharles M. Myer, III, MD - Otolaringología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Baugh RF, et al. (2011). Clinical practice guideline: Tonsillectomy in children. Otolaryngology–Head and Neck Surgery, 144(IS): S1–S30.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Amigdalitis: ¿Debería hacerse mi hijo una amigdalectomía?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Programar una amigdalectomía para su hijo.
  • Tratar la amigdalitis con medicamentos y tratamiento en el hogar.

Puntos clave para recordar

  • Es posible que la amigdalectomía no sea mejor que adoptar la postura de observar y esperar para los niños que tienen solo algunas infecciones de la garganta al año.
  • Es posible que su hijo se beneficie de la cirugía si está faltando mucho a la escuela debido a infecciones de la garganta recurrentes o a que tiene problemas para dormir como consecuencia del agrandamiento de las amígdalas que podría obstruirle las vías respiratorias. Hable con su médico acerca de los posibles beneficios de la cirugía para su hijo, así como de los costos y riesgos del procedimiento.
  • La amigdalectomía podría reducir la frecuencia con que su hijo tiene infecciones de la garganta. Sin embargo, aun sin cirugía, la amigdalitis probablemente ocurra con menos frecuencia a medida que su hijo crezca.
  • Para algunos niños, la amigdalectomía puede mejorar en gran medida su calidad de vida. El agrandamiento de las amígdalas puede obstruir las vías respiratorias superiores de su hijo y causarle ronquidos, congestión nasal y problemas respiratorios. La cirugía puede ayudar a aliviar estos problemas.
  • Los médicos no están de acuerdo sobre cuántas infecciones de la garganta en un año indican la necesidad de una amigdalectomía. Pero la pauta general es 7 o más episodios de amigdalitis en 1 año, o 5 o más episodios al año durante los 2 años anteriores, o 3 o más episodios al año durante los últimos 3 años. Cualquier decisión respecto de la cirugía debería tomarse junto con su médico y estar basada en la salud y el bienestar de su hijo.
PMCs

¿Qué es una amigdalectomía?

La amigdalectomía es una cirugía para extirpar las amígdalas . Es una cirugía común, especialmente en los niños, pero actualmente no se realiza con la misma frecuencia que en el pasado. La amigdalectomía podría reducir la frecuencia con que su hijo tiene infecciones de la garganta. Sin embargo, aun sin cirugía, la amigdalitis probablemente ocurra con menos frecuencia a medida que su hijo crezca.

Su hijo recibirá un anestésico general y estará dormido durante la cirugía. Es posible que su hijo regrese al hogar el día de la operación, o es posible que pase la noche en el hospital. Por lo general, un otorrinolaringólogo, un médico que se especializa en problemas de nariz, garganta y oído, realizará la amigdalectomía.

Es posible que su hijo sienta mucho dolor de oído y garganta durante, como máximo, 2 semanas después de la cirugía. Fiebre de hasta 102 F (38.9 C) también es común. Es posible que su hijo también tenga mal aliento por hasta 2 semanas.

Después de la cirugía, su hijo se sentirá cansado durante varios días y de a poco empezará a hacer más actividad. Su hijo debería poder volver a la escuela o a la guardería infantil en 1 semana y retomar todas sus actividades en 2 semanas.

¿Qué más puede hacer para tratar la amigdalitis?

La espera vigilante es un enfoque de observar y esperar para el tratamiento de la amigdalitis. Si parece que su hijo está teniendo menos infecciones de la garganta con el tiempo, no necesitará cirugía. Si su hijo sigue teniendo infecciones que interfieren en la vida diaria, entonces usted y su médico pueden decidir qué acción hay que tomar.

Existen algunas medidas que puede tomar para ayudar a su hijo a sentirse mejor en el hogar. Asegúrese de que su hijo descanse lo suficiente. Los medicamentos de venta libre (como acetaminofén) y las golosinas heladas (como Popsicles) pueden ayudar a aliviar el dolor de garganta. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta. Si su hijo tiene 8 años o más, también puede hacer gárgaras frecuentes con agua salada tibia para ayudar a aliviar el dolor de garganta.

¿Cuáles son los riesgos de la amigdalectomía?

Los riesgos incluyen un poco de sangrado después de la cirugía. Esto es común, especialmente cuando se cae la costra que se formó con la cicatrización de la zona de la incisión. Otros riesgos son mucho menos comunes. Estos incluyen sangrado más intenso y problemas relacionados con la anestesia durante la operación. La muerte durante la cirugía es muy poco frecuente.

Algunos niños pueden sentirse molestos por tener que estar en un hospital.

¿Cuáles son los beneficios?

Para algunos niños, la cirugía puede mejorar en gran medida su calidad de vida. El agrandamiento de las amígdalas puede obstruir las vías respiratorias superiores de su hijo y causarle ronquidos, congestión nasal y respiración por la boca. La amigdalectomía puede ayudar a aliviar estos problemas.

Los niños a quienes se les realiza una amigdalectomía debido a infecciones recurrentes podrían tener infecciones menores en cantidad y en gravedad durante al menos 2 años después de la cirugía. Pero con el tiempo, muchos niños a quienes no se les realizó cirugía también tienen menos infecciones de la garganta.

En algunos casos, cuando un niño sigue teniendo infecciones de la garganta por estreptococos, especialmente si las infecciones causan otros problemas, la cirugía podría ser la mejor opción.

¿Por qué podría su médico recomendarle una amigdalectomía?

Por lo general, los médicos solo recomiendan la cirugía para extirpar las amígdalas cuando un niño tiene infecciones recurrentes de las amígdalas que causan problemas graves o que están afectando la calidad de vida del niño. Cualquier decisión respecto de la cirugía debería tomarse junto con su médico y estar basada en la salud y el bienestar de su hijo.

La amigdalitis causada por un virus suele desaparecer sola. Probablemente ocurra con menos frecuencia a medida que su hijo crezca. En un estudio, los investigadores descubrieron que la cirugía no es mejor que adoptar una postura de observar y esperar para los niños que contraen amigdalitis menos de 3 veces al año.1 Es posible que su hijo se beneficie de la cirugía si está faltando mucho a la escuela debido a infecciones de la garganta recurrentes o si tiene problemas para dormir por el agrandamiento de las amígdalas.

Los médicos no están de acuerdo sobre cuántas infecciones de la garganta en un año indican la necesidad de una amigdalectomía. Pero la pauta general es 7 o más casos de amigdalitis en el último año, o 5 o más casos al año durante los 2 años anteriores, o 3 o más casos al año en los últimos 3 años.

Algunos de los problemas médicos graves que podrían significar que su hijo debería someterse a una amigdalectomía son:

  • Amigdalitis que dura más de 3 meses, incluso con medicamentos.
  • Vías respiratorias obstruidas, que pueden provocar apnea del sueño.
  • Problemas para tragar.
  • Amígdalas que sangran en forma abundante.

Hable con su médico acerca de los posibles riesgos y beneficios de la cirugía para su hijo.

2. Compare sus opciones

  Realizar una amigdalectomía Tratar la amigdalitis con medicamentos y tratamiento en el hogar
¿Qué implica generalmente?
  • Su hijo estará dormido durante la operación.
  • Es posible que su hijo regrese al hogar el día de la cirugía o es posible que pase la noche en el hospital.
  • Es posible que su hijo sienta mucho dolor de oído y garganta por hasta 2 semanas después de la cirugía.
  • Su hijo debería poder volver a la escuela en 1 semana y retomar todas sus actividades en 2 semanas.
  • Los analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre y los helados de agua pueden aliviar el dolor de garganta.
  • Su hijo de 8 años de edad o más puede hacer gárgaras frecuentes con agua salada tibia para ayudar a aliviar el dolor de garganta.
  • Asegúrese de que su hijo descanse lo suficiente.
¿Cuáles son los beneficios?
  • La cirugía puede mejorar la calidad de vida de algunos niños.
  • La amigdalectomía alivia los problemas causados por el agrandamiento de las amígdalas.
  • La cirugía podría reducir la frecuencia con que su hijo tiene infecciones de la garganta.
  • Es posible que su hijo mejore sin cirugía.
  • Usted evita los costos, los riesgos y el período de recuperación después de la cirugía.
  • La cirugía no es mejor que adoptar un enfoque de observar y esperar para los niños que contraen amigdalitis menos de 3 veces al año.1
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Un poco de sangrado después de la cirugía es común.
  • Los riesgos menos comunes incluyen sangrados más intensos y problemas relacionados con la anestesia durante la cirugía.
  • Es posible que su hijo siga teniendo infecciones que interfieren en la vida diaria.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la amigdalectomía

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Mi hijo tenía 5 años cuando le extirparon las amígdalas. Le llevó alrededor de 2 semanas recuperarse completamente y poder comer todas las cosas que le gustan. Los primeros días después de la cirugía, sentía mucho dolor, pero después de eso, cada día se sintió un poco mejor. Darle analgésicos fue de mucha ayuda. La cirugía me generó todo tipo de temores, pero no fue tan grave como yo creía que sería."

— Leroy, 32 años

"Mi hija ha estado teniendo muchas infecciones de la garganta. Pero realmente no me gusta la idea de someterla a la cirugía. Mi médico dice que probablemente deje de tenerlas cuando crezca. Por ahora, yo misma la cuidaré y me dedicaré a observar y esperar a ver qué sucede."

— María, 29 años

"Creo que la cirugía sería lo mejor para mi hijo. Ha faltado a la escuela a causa de dolores de garganta crónicos y no duerme bien por la noche. Me tomaré licencia en mi trabajo para poder quedarme con él en el hogar después de la cirugía."

— Shannon, 36 años

"El año pasado, dudé acerca de programar o no una amigdalectomía para mi hija. No se estaba enfermando muy seguido, pero yo deseaba hacer lo correcto para ella. La cirugía parecía demasiado drástica. Pero este año solo tuvo un episodio grave de infección de la garganta. Estoy contenta de haber decidido no someterla a la cirugía."

— Katy, 40 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para elegir la amigdalectomía

Motivos para elegir otros tratamientos

Me preocupa que mi hijo esté faltando a la escuela debido a infecciones recurrentes.

Mi hijo no está faltando mucho a la escuela debido a infecciones.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me preocupa tener que faltar más al trabajo para cuidar a mi hijo.

No me preocupa tener que faltar al trabajo para cuidar a mi hijo.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Creo que los beneficios de la cirugía justifican el pequeño riesgo.

Me preocupan los riesgos de la cirugía.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Quiero resolver la amigdalitis de mi hijo ahora.

Puedo manejar la amigdalitis de mi hijo con tratamiento en el hogar.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupan los costos de la cirugía.

Me preocupa cómo voy a pagar la cirugía.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Programar una amigdalectomía

Usar otros tratamientos

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Si su hijo tiene solo algunas infecciones de la garganta al año, ¿es una buena elección hacerse la amigdalectomía?

  • No
  • No estoy seguro
Es correcto. Es posible que la cirugía no sea mejor que adoptar una postura de observar y esperar para los niños que contraen amigdalitis menos de 3 veces al año.

2. ¿Se pueden aliviar con la amigdalectomía los problemas causados por el agrandamiento de las amígdalas que obstruye las vías respiratorias de su hijo?

  • No
  • No estoy seguro
Es correcto. La cirugía puede aliviar los problemas causados por el agrandamiento de las amígdalas, como ronquidos, congestión nasal y respiración por la boca.

3. Aun sin cirugía, ¿es cierto que la amigdalitis ocurrirá con menos frecuencia a medida que su hijo crezca?

  • No
  • No estoy seguro
Es correcto. Aun sin cirugía, la amigdalitis ocurrirá con menos frecuencia a medida que su hijo crezca.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAdam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializadoCharles M. Myer, III, MD - Otolaringología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Baugh RF, et al. (2011). Clinical practice guideline: Tonsillectomy in children. Otolaryngology–Head and Neck Surgery, 144(IS): S1–S30.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.