Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Trastorno temporomandibular: ¿Debería someterme a una cirugía para el dolor de mandíbula?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Trastorno temporomandibular: ¿Debería someterme a una cirugía para el dolor de mandíbula?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Someterse a una cirugía para corregir el trastorno temporomandibular.
  • Seguir usando otros tratamientos.

Puntos clave para recordar

  • La cirugía para el trastorno temporomandibular (TMD) no garantiza una cura y puede empeorar el problema de la articulación mandibular. Se considera un último recurso. Siempre que sea posible, es mejor preservar la estructura normal de la articulación, en lugar de cortar, extraer o reemplazar alguna de sus partes.
  • La mayoría de las personas con TMD mejoran con tratamientos no quirúrgicos simples.
  • Si los tratamientos en el hogar, como descansar la mandíbula y los ejercicios de mandíbula, no dan resultado, usted puede probar usar durante varios meses una férula para proteger la mordida (férula oclusal) o un protector bucal por la noche, y probar otras medidas no quirúrgicas para relajar los músculos de la mandíbula.
  • Hacer un lavado de la articulación usando artrocentesis —se inyecta líquido en la articulación con una aguja— ofrece una buena probabilidad de mejorar el funcionamiento de la articulación, sin cirugía.
  • La cirugía artroscópica —que usa unos pocos cortes o incisiones pequeños en lugar de uno grande— podría dar mejores resultados que la artrocentesis si el problema es causado por el tejido cicatricial que obstruye la articulación temporomandibular (TM).
  • Si usted tiene un problema estructural incapacitante, es posible que la cirugía del hueso le ayude, la cual crea más espacio dentro de la articulación TM, pero es riesgosa.
PMCs

¿Qué son los trastornos TM?

La articulación mandibular, o articulación TM, conecta el maxilar inferior con el cráneo. Los TMD causan síntomas como:

  • Dolor en la mandíbula cuando la mueve.
  • Dolor o sensibilidad en los músculos de la cara, el oído, la cabeza, el cuello o los hombros.
  • Dolores de cabeza.
  • Sonidos de crujido, chasquido o craqueo cuando mueve la mandíbula.
  • Incapacidad para abrir totalmente la boca.
  • Una mandíbula que se traba en una posición abierta o cerrada.

La mayoría de los casos de TMD son leves. De cada 100 personas que tienen uno, de 85 a 90 mejoran sin cirugía.1 Esto significa que de 10 a 15 de cada 100 personas no mejoran sin cirugía.

¿Qué tipos de cirugía se usan para tratar los trastornos TM?

En la cirugía artroscópica, el médico introduce instrumentos quirúrgicos diminutos y una cámara en algunos pequeños cortes en la mandíbula. Es el tipo de cirugía que se usa con más frecuencia para los TMD. Se usa para:

  • Extirpar tejido cicatricial y cartílago demasiado grueso.
  • Dar una nueva forma a partes de la mandíbula.
  • Reposicionar el disco articular, que amortigua la esfera y la cavidad de la articulación mandibular.
  • Ajustar la articulación para limitar el movimiento.
  • Hacer un lavado de la articulación.
  • Introducir un medicamento antiinflamatorio.

En la cirugía abierta de la articulación, el médico realiza un corte o incisión grande que expone la articulación. Se usa cuando:

  • Hay crecimientos óseos en la articulación mandibular, a los que es difícil llegar con la cirugía artroscópica.
  • Hay complicaciones a causa de una cirugía anterior.
  • La articulación está fusionada por un crecimiento óseo.
  • No se puede llegar a la articulación con cirugía artroscópica.

¿Por qué podría su médico recomendarle la cirugía?

La cirugía rara vez se utiliza para tratar los TMD. Es posible que su médico le recomiende una cirugía si las dos siguientes afirmaciones son ciertas:

  • Otros tratamientos no han dado resultado y su dolor de mandíbula se ha vuelto tan intenso que no puede vivir con normalidad.
  • Existen problemas estructurales específicos y graves en la articulación mandibular.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Someterse a una cirugía Someterse a una cirugía
  • Según el tipo de cirugía, usted podría estar dormido durante la cirugía o no.
  • Según el tipo de cirugía, usted podría permanecer en el hospital por uno o dos días, o no.
  • Después de la cirugía, podría empezar fisioterapia en el término de 48 horas.
  • El movimiento de la mandíbula podría verse limitado durante, al menos, un mes, y es posible que sólo pueda ingerir líquidos y alimentos blandos durante un tiempo.
  • Una cirugía artroscópica puede tratar eficazmente un TMD con menos complicaciones y complicaciones menos graves en comparación con una cirugía abierta de la articulación.2
  • La cirugía del hueso que crea más espacio dentro de la articulación temporomandibular (TM) podría ayudar si usted tiene un problema estructural incapacitante.
  • La cirugía no garantiza una cura.
  • La cirugía podría empeorar su TMD.
  • Después de la cirugía, es posible que no pueda abrir la boca tanto como lo hacía antes.
No someterse a una cirugía No someterse a una cirugía
  • Usted sigue probando tratamientos no quirúrgicos como reducción del estrés, descanso de la articulación, ejercicios de la mandíbula, hielo, uso de una tablilla (férula) dental o medicamentos.
  • Podría optar por realizarse una artrocentesis, en la cual el médico usa una aguja para inyectar líquido en su articulación mandibular.
  • De cada 100 personas que tienen TMD, de 85 a 90 mejoran sin cirugía.1 Esto significa que de 10 a 15 de cada 100 personas no mejoran sin cirugía.
  • La artrocentesis puede tratar con éxito una mandíbula trabada para mejorar la función y aliviar el dolor. Este tratamiento puede ser tan eficaz como la cirugía artroscópica y la cirugía abierta de la articulación.2
  • Los tratamientos en el hogar no tienen riesgos ni efectos secundarios.
  • Con la artrocentesis, podría formarse más líquido en la articulación o usted podría tener infección o sangrado. Pero estos problemas son poco frecuentes.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la cirugía para el trastorno temporomandibular

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Aunque tengo síntomas graves, aparecieron recientemente. Estoy tratando este TMD comiendo alimentos hechos puré, usando medicamentos para los espasmos y el dolor musculares, y usando una tablilla (férula) dental. Y empezaré a hacer ejercicios para la mandíbula pronto.

Ann, 35 años

Mi médico y yo hemos decidido usar la artroscopia para limpiar el área de mi articulación, debido a que hay elementos estorbando allí dentro y no puedo abrir mucho la boca. Dice que es muy probable que eso dé resultado, siempre y cuando haga un poco de fisioterapia más adelante. Voy a intentarlo.

Bill, 27 años

Consideré la posibilidad de someterme a una cirugía hace años, cuando mis síntomas TMD se volvieron malos en un par de ocasiones, pero he aprendido a manejar la afección. Hace más de 10 años que manejo mi TMD no abusando de la mandíbula, haciendo ejercicios de estiramiento de la mandíbula, usando una tablilla dental cuando estoy estresado y rechino los dientes por la noche, y usando medicamentos cuando los espasmos musculares se vuelven un problema. Nunca volverá a estar "bien", ¡pero tengo miedo de que la cirugía empeore más el trastorno!

Karen, 40 años

Aparentemente, mi artritis reumatoide ha desgastado tanto mi mandíbula que sólo la cirugía reconstructiva puede repararla. Odio la idea de la cirugía, pero siento tanto dolor que ya apenas puedo usar la mandíbula.

Terry, 55 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para someterse a una cirugía

Motivos para no someterse a una cirugía

Estoy desesperado por encontrar algo que me permita usar la mandíbula.

No me agrada la idea de someterme a una cirugía en una articulación tan importante.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estoy preparado para probar la cirugía, incluso si no hay garantías de que ayudará.

No quiero someterme a una cirugía si no puedo estar seguro de que ayudará.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Someterme a una cirugía

NO someterme a una cirugía

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

¿Es la cirugía una buena opción de tratamiento para la mayoría de las personas con TMD?

  • No, rara vez se usa la cirugía para tratar los TMD. No garantiza una cura y puede causar un mayor daño en la articulación.
  • NoTiene razón. Rara vez se utiliza la cirugía para tratar los TMD. No garantiza una cura y puede causar un mayor daño en la articulación.
  • No estoy seguroPodría convenirle volver atrás y leer "Puntos clave para recordar". Rara vez se utiliza la cirugía para tratar los TMD. No garantiza una cura y puede causar un mayor daño en la articulación.
2.

En la mayoría de los casos, ¿es mejor dejar la articulación como está, en lugar de cortar, extirpar o reemplazar alguna de sus partes?

  • Es correcto. Es mejor dejar la articulación como está. La cirugía debe considerarse un último recurso para los TMD.
  • NoLo lamento, pero esta es la respuesta incorrecta. Es mejor dejar la articulación como está. La cirugía debe considerarse un último recurso para los TMD.
  • No estoy seguroPodría ayudarle volver a leer "Puntos clave para recordar". Es mejor dejar la articulación como está. La cirugía debe considerarse un último recurso para los TMD.
3.

¿Es la artrocentesis (lavado de la articulación) una opción mejor que la cirugía artroscópica cuando hay tejido cicatricial obstruyendo la articulación TM?

  • No, esa es la respuesta incorrecta. La cirugía artroscópica podría dar mejor resultado que la artrocentesis si el problema es causado por el tejido cicatricial que obstruye la articulación TM.
  • NoTiene razón. Si el problema es causado por el tejido cicatricial que obstruye la articulación TM, la cirugía artroscópica podría dar mejor resultado que la artrocentesis.
  • No estoy seguroPodría ayudarle volver a leer "Puntos clave para recordar". La cirugía artroscópica podría dar mejor resultado que la artrocentesis si el problema es causado por el tejido cicatricial que obstruye la articulación TM.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAdam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializadoArden Christen, DDS, MSD, MA, FACD - Odontología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Scrivani SJ, et al. (2008). Temporomandibular disorders. New England Journal of Medicine, 359(25): 2693–2705.
  2. Tucker MR, et al. (2008). Management of temporomandibular disorders. In JR Hupp et al., eds., Contemporary Oral and Maxillofacial Surgery, 5th ed., pp. 629–649. St. Louis: Mosby Elsevier.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Trastorno temporomandibular: ¿Debería someterme a una cirugía para el dolor de mandíbula?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Someterse a una cirugía para corregir el trastorno temporomandibular.
  • Seguir usando otros tratamientos.

Puntos clave para recordar

  • La cirugía para el trastorno temporomandibular (TMD) no garantiza una cura y puede empeorar el problema de la articulación mandibular. Se considera un último recurso. Siempre que sea posible, es mejor preservar la estructura normal de la articulación, en lugar de cortar, extraer o reemplazar alguna de sus partes.
  • La mayoría de las personas con TMD mejoran con tratamientos no quirúrgicos simples.
  • Si los tratamientos en el hogar, como descansar la mandíbula y los ejercicios de mandíbula, no dan resultado, usted puede probar usar durante varios meses una férula para proteger la mordida (férula oclusal) o un protector bucal por la noche, y probar otras medidas no quirúrgicas para relajar los músculos de la mandíbula.
  • Hacer un lavado de la articulación usando artrocentesis —se inyecta líquido en la articulación con una aguja— ofrece una buena probabilidad de mejorar el funcionamiento de la articulación, sin cirugía.
  • La cirugía artroscópica —que usa unos pocos cortes o incisiones pequeños en lugar de uno grande— podría dar mejores resultados que la artrocentesis si el problema es causado por el tejido cicatricial que obstruye la articulación temporomandibular (TM).
  • Si usted tiene un problema estructural incapacitante, es posible que la cirugía del hueso le ayude, la cual crea más espacio dentro de la articulación TM, pero es riesgosa.
PMCs

¿Qué son los trastornos TM?

La articulación mandibular, o articulación TM , conecta el maxilar inferior con el cráneo. Los TMD causan síntomas como:

  • Dolor en la mandíbula cuando la mueve.
  • Dolor o sensibilidad en los músculos de la cara, el oído, la cabeza, el cuello o los hombros.
  • Dolores de cabeza.
  • Sonidos de crujido, chasquido o craqueo cuando mueve la mandíbula.
  • Incapacidad para abrir totalmente la boca.
  • Una mandíbula que se traba en una posición abierta o cerrada.

La mayoría de los casos de TMD son leves. De cada 100 personas que tienen uno, de 85 a 90 mejoran sin cirugía.1 Esto significa que de 10 a 15 de cada 100 personas no mejoran sin cirugía.

¿Qué tipos de cirugía se usan para tratar los trastornos TM?

En la cirugía artroscópica, el médico introduce instrumentos quirúrgicos diminutos y una cámara en algunos pequeños cortes en la mandíbula. Es el tipo de cirugía que se usa con más frecuencia para los TMD. Se usa para:

  • Extirpar tejido cicatricial y cartílago demasiado grueso.
  • Dar una nueva forma a partes de la mandíbula.
  • Reposicionar el disco articular, que amortigua la esfera y la cavidad de la articulación mandibular.
  • Ajustar la articulación para limitar el movimiento.
  • Hacer un lavado de la articulación.
  • Introducir un medicamento antiinflamatorio.

En la cirugía abierta de la articulación, el médico realiza un corte o incisión grande que expone la articulación. Se usa cuando:

  • Hay crecimientos óseos en la articulación mandibular, a los que es difícil llegar con la cirugía artroscópica.
  • Hay complicaciones a causa de una cirugía anterior.
  • La articulación está fusionada por un crecimiento óseo.
  • No se puede llegar a la articulación con cirugía artroscópica.

¿Por qué podría su médico recomendarle la cirugía?

La cirugía rara vez se utiliza para tratar los TMD. Es posible que su médico le recomiende una cirugía si las dos siguientes afirmaciones son ciertas:

  • Otros tratamientos no han dado resultado y su dolor de mandíbula se ha vuelto tan intenso que no puede vivir con normalidad.
  • Existen problemas estructurales específicos y graves en la articulación mandibular.

2. Compare sus opciones

  Someterse a una cirugía No someterse a una cirugía
¿Qué implica generalmente?
  • Según el tipo de cirugía, usted podría estar dormido durante la cirugía o no.
  • Según el tipo de cirugía, usted podría permanecer en el hospital por uno o dos días, o no.
  • Después de la cirugía, podría empezar fisioterapia en el término de 48 horas.
  • El movimiento de la mandíbula podría verse limitado durante, al menos, un mes, y es posible que sólo pueda ingerir líquidos y alimentos blandos durante un tiempo.
  • Usted sigue probando tratamientos no quirúrgicos como reducción del estrés, descanso de la articulación, ejercicios de la mandíbula, hielo, uso de una tablilla (férula) dental o medicamentos.
  • Podría optar por realizarse una artrocentesis, en la cual el médico usa una aguja para inyectar líquido en su articulación mandibular.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Una cirugía artroscópica puede tratar eficazmente un TMD con menos complicaciones y complicaciones menos graves en comparación con una cirugía abierta de la articulación.2
  • La cirugía del hueso que crea más espacio dentro de la articulación temporomandibular (TM) podría ayudar si usted tiene un problema estructural incapacitante.
  • De cada 100 personas que tienen TMD, de 85 a 90 mejoran sin cirugía.1 Esto significa que de 10 a 15 de cada 100 personas no mejoran sin cirugía.
  • La artrocentesis puede tratar con éxito una mandíbula trabada para mejorar la función y aliviar el dolor. Este tratamiento puede ser tan eficaz como la cirugía artroscópica y la cirugía abierta de la articulación.2
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • La cirugía no garantiza una cura.
  • La cirugía podría empeorar su TMD.
  • Después de la cirugía, es posible que no pueda abrir la boca tanto como lo hacía antes.
  • Los tratamientos en el hogar no tienen riesgos ni efectos secundarios.
  • Con la artrocentesis, podría formarse más líquido en la articulación o usted podría tener infección o sangrado. Pero estos problemas son poco frecuentes.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la cirugía para el trastorno temporomandibular

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Aunque tengo síntomas graves, aparecieron recientemente. Estoy tratando este TMD comiendo alimentos hechos puré, usando medicamentos para los espasmos y el dolor musculares, y usando una tablilla (férula) dental. Y empezaré a hacer ejercicios para la mandíbula pronto."

— Ann, 35 años

"Mi médico y yo hemos decidido usar la artroscopia para limpiar el área de mi articulación, debido a que hay elementos estorbando allí dentro y no puedo abrir mucho la boca. Dice que es muy probable que eso dé resultado, siempre y cuando haga un poco de fisioterapia más adelante. Voy a intentarlo."

— Bill, 27 años

"Consideré la posibilidad de someterme a una cirugía hace años, cuando mis síntomas TMD se volvieron malos en un par de ocasiones, pero he aprendido a manejar la afección. Hace más de 10 años que manejo mi TMD no abusando de la mandíbula, haciendo ejercicios de estiramiento de la mandíbula, usando una tablilla dental cuando estoy estresado y rechino los dientes por la noche, y usando medicamentos cuando los espasmos musculares se vuelven un problema. Nunca volverá a estar "bien", ¡pero tengo miedo de que la cirugía empeore más el trastorno!"

— Karen, 40 años

"Aparentemente, mi artritis reumatoide ha desgastado tanto mi mandíbula que sólo la cirugía reconstructiva puede repararla. Odio la idea de la cirugía, pero siento tanto dolor que ya apenas puedo usar la mandíbula."

— Terry, 55 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para someterse a una cirugía

Motivos para no someterse a una cirugía

Estoy desesperado por encontrar algo que me permita usar la mandíbula.

No me agrada la idea de someterme a una cirugía en una articulación tan importante.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estoy preparado para probar la cirugía, incluso si no hay garantías de que ayudará.

No quiero someterme a una cirugía si no puedo estar seguro de que ayudará.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Someterme a una cirugía

NO someterme a una cirugía

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. ¿Es la cirugía una buena opción de tratamiento para la mayoría de las personas con TMD?

  • No
  • No estoy seguro
Tiene razón. Rara vez se utiliza la cirugía para tratar los TMD. No garantiza una cura y puede causar un mayor daño en la articulación.

2. En la mayoría de los casos, ¿es mejor dejar la articulación como está, en lugar de cortar, extirpar o reemplazar alguna de sus partes?

  • No
  • No estoy seguro
Es correcto. Es mejor dejar la articulación como está. La cirugía debe considerarse un último recurso para los TMD.

3. ¿Es la artrocentesis (lavado de la articulación) una opción mejor que la cirugía artroscópica cuando hay tejido cicatricial obstruyendo la articulación TM?

  • No
  • No estoy seguro
Tiene razón. Si el problema es causado por el tejido cicatricial que obstruye la articulación TM, la cirugía artroscópica podría dar mejor resultado que la artrocentesis.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAdam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializadoArden Christen, DDS, MSD, MA, FACD - Odontología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Scrivani SJ, et al. (2008). Temporomandibular disorders. New England Journal of Medicine, 359(25): 2693–2705.
  2. Tucker MR, et al. (2008). Management of temporomandibular disorders. In JR Hupp et al., eds., Contemporary Oral and Maxillofacial Surgery, 5th ed., pp. 629–649. St. Louis: Mosby Elsevier.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.