Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Artritis: ¿Debería realizarme una artroplastia de hombro?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Artritis: ¿Debería realizarme una artroplastia de hombro?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Realizarse una artroplastia de hombro.
  • No realizarse una artroplastia. En su lugar, manejar su osteoartritis con medicamentos, ejercicio, fisioterapia y otros tratamientos.

Puntos clave para recordar

  • La mayoría de las personas puede manejar el dolor de la osteoartritis con medicamentos, ejercicio y otros tratamientos que no implican una cirugía.
  • Es posible que la cirugía sea una opción si su dolor es muy fuerte, si apenas puede mover el brazo y el hombro, si ha perdido mucho cartílago y/o si otros tratamientos no han ayudado.
  • Después de la cirugía, su hombro no tendrá la movilidad que tenía antes. Pero debería ayudar a aliviar su dolor.
  • Las articulaciones artificiales del hombro generalmente duran de 10 a 20 años. Es posible que usted necesite otra cirugía si la articulación se desgasta.
  • Necesitará varios meses de fisioterapia para aprovechar al máximo su nueva articulación.
PMCs

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis es un problema doloroso en el cartílago de las articulaciones. Ocurre cuando el cartílago que amortigua las articulaciones se deteriora y se desgasta. Cuando esto sucede, se genera fricción entre los huesos, lo que causa daño y dolor. En la mayoría de los casos, lleva años que el cartílago se deteriore.

A medida que su artritis empeora, es posible que usted no pueda rotar, flexionar ni extender por completo la articulación que le duele. O bien, es posible que no pueda usarla en absoluto.

¿Qué es una artroplastia de hombro?

En la artroplastia de hombro, el cirujano extrae los extremos de los huesos dañados de la parte superior del brazo y los reemplaza con piezas de plástico o de metal.

La mayoría de las personas pueden levantarse de la cama con ayuda el mismo día de la cirugía y regresar al hogar entre 1 y 3 días después.

Usted comenzará con fisioterapia de inmediato y continuará haciéndola durante varios meses para aprovechar al máximo su nueva articulación. Un fisioterapeuta le enseñará a usar un dispositivo de poleas para que también pueda hacer ejercicios para el brazo en el hogar.

¿Cuál es la eficacia de la cirugía?

Después de la cirugía:

  • Es posible que pueda retomar sus actividades normales con menos dolor. Muchas personas pueden volver a practicar deportes, como jugar golf, nadar, montar en bicicleta y esquiar a campo traviesa.
  • El hombro no se moverá tanto como antes de que comenzara a tener problemas en el hombro. Cuánto podrá mover el hombro depende de cuánto podía moverlo antes de operarse y de si los tejidos blandos alrededor del hombro también estaban dañados.

Generalmente, las articulaciones artificiales del hombro duran de 10 a 20 años. Es posible que deba realizarse otra cirugía si la nueva articulación se afloja o se desgasta. La nueva articulación podría durar más si no hace trabajo físico intenso ni actividades que ejerzan mucha tensión en la articulación.

¿Cuáles son los riesgos?

La artroplastia de hombro tiene algunos riesgos. Estos incluyen:

  • Infección y problemas con la cicatrización de heridas.
  • Lesión en los nervios o en los vasos sanguíneos del hombro.
  • Falta de una buena amplitud de movimiento.
  • Un hombro dislocado.
  • Una fractura del húmero.
  • Una articulación inestable o floja.
  • Un coágulo de sangre.
  • Problemas causados por la anestesia general.

¿Qué más puede hacer para manejar sus síntomas?

La mayoría de las personas puede manejar sus síntomas con tratamientos que no implican una cirugía. Estos podrían incluir:

  • Medicamentos. Si su dolor es leve, los analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre podrían ayudar. Estos incluyen acetaminofén (por ejemplo, Tylenol) y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno (por ejemplo, Advil, Motrin) o naproxeno (por ejemplo, Aleve). Pero si estos medicamentos no eliminan su dolor, podría necesitar un medicamento recetado más fuerte. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
  • Ejercicio. Puede ayudarle a mantener los músculos fuertes y a que sus articulaciones se muevan bien.
  • Fisioterapia. Esto incluye hacer ejercicios específicos que pueden ayudarle a estirar y fortalecer los músculos del hombro, y a reducir el dolor y la rigidez.
  • Calor. Puede reducir el dolor y la rigidez, y puede ayudarle a aflojarse antes de una actividad.
  • Hielo. Puede ayudar a reducir el dolor y la hinchazón, y es una manera de aliviar el dolor después de una actividad.
  • Cremas o geles que alivian el dolor, como capsaicina. O las inyecciones de medicamento también podrían ayudar.

Algunos otros tratamientos que podrían ayudar a aliviar sus síntomas incluyen:

  • Acupuntura. Implica colocar agujas muy pequeñas en la piel, en determinados lugares del cuerpo, para aliviar el dolor.
  • Ejercicios de relajación y respiración, como meditación, imágenes guiadas y yoga. Estos pueden ayudar a reducir el estrés y a relajar la mente y los músculos.

¿Por qué podría su médico recomendarle una artroplastia de hombro?

Su médico podría recomendarle una artroplastia de hombro si:

  • Tiene un dolor muy fuerte.
  • Apenas puede mover el brazo y el hombro.
  • Ha perdido una buena parte del cartílago.
  • Ha probado medicamentos y otros tratamientos, pero no han ayudado.
  • Su salud es buena.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Realizarse una artroplastia de hombro Realizarse una artroplastia de hombro
  • Es posible que esté dormido durante la cirugía. O bien, es posible que esté despierto, pero que le adormezcan la zona alrededor del brazo y del hombro para que no sienta dolor.
  • Es posible que permanezca de 1 a 3 días en el hospital.
  • Usted tomará antibióticos para prevenir una infección y medicamentos para tratar el dolor.
  • Comenzará con fisioterapia de inmediato.
  • Es posible que tenga menos dolor.
  • Debería poder realizar sus actividades diarias con más facilidad.
  • Los riesgos de la cirugía incluyen:
    • Infección y problemas con la cicatrización de heridas.
    • Lesión en los nervios o en los vasos sanguíneos del hombro.
    • Falta de una buena amplitud de movimiento.
    • Un hombro dislocado.
    • Una fractura del húmero.
    • Una articulación inestable o floja.
    • Un coágulo de sangre.
    • Problemas causados por la anestesia general.
  • Es posible que necesite otra cirugía si la nueva articulación se afloja o se desgasta.
No realizarse una cirugía No realizarse una cirugía
  • Usted puede probar otros tratamientos para ayudar a aliviar sus síntomas, como:
    • Analgésicos.
    • Ejercicio.
    • Fisioterapia.
    • Calor y hielo.
    • Acupuntura.
  • Evita los riesgos de la cirugía.
  • Evita el costo de la cirugía.
  • Evita varios meses de fisioterapia.
  • Si sus síntomas no mejoran con medicamentos, ejercicios, fisioterapia u otros tratamientos, puede decidir operarse más tarde.
  • A medida que su osteoartritis empeora:
    • Es posible que tenga dolor intenso.
    • Es posible que no pueda hacer sus actividades cotidianas.
    • Es posible que no pueda rotar, flexionar ni extender por completo el brazo ni el hombro. O bien, es posible que no pueda usarlos en absoluto.
  • El analgésico que toma:
    • Podría no aliviar sus síntomas.
    • Podría causar efectos secundarios como malestar estomacal, úlceras, sangrado estomacal y salpullido. Los analgésicos más fuertes, como los opioides, podrían causar estreñimiento, confusión, somnolencia, y náuseas y vómito.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la artroplastia de hombro

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Siempre he sido una persona activa. Solía jugar golf algunos días a la semana. Sin embargo, el dolor en el hombro había empeorado tanto que apenas podía usar un palo de golf. Incluso me resultó difícil levantar el brazo por encima de la cabeza para lavarme el cabello o llevar una bolsa de compras. Probé diferentes tipos de analgésicos recetados, pero no ayudaron. Y los efectos secundarios me molestaban mucho. Mi médico sugirió que me hiciera una artroplastia de la articulación del hombro. Después de evaluar las ventajas y desventajas de la cirugía, decidí operarme. Y me alegra haberlo hecho. Es posible que no pueda pegarle a una pelota de golf como lo hacía antes, pero puedo salir al campo y disfrutar un juego sin dolor.

Roberta, 72 años

Al principio, solo sentía dolor en el hombro después de hacer ejercicio o tareas domésticas como cortar el pasto. Me colocaba hielo en el hombro y lo dejaba descansar, y eso pareció ayudar durante un tiempo. Luego, comencé a sentir dolor incluso cuando no estaba haciendo nada. Y me levantaba muy rígida por la mañana y me costaba mucho mover el brazo. Ni siquiera podía levantar a mi pequeña hija para darle un beso de despedida antes de que se fuera a la escuela. Una radiografía mostró que el cartílago del hombro está muy dañado. Sé que la cirugía es una opción, pero todavía no quiero operarme. Tengo menos de 50 años, y tengo miedo de que podría necesitar otra cirugía más adelante si la nueva articulación se desgasta. Voy a probar la fisioterapia y los medicamentos primero para ver si me ayudan.

Darnell, 47 años

He tenido dolor en el hombro desde que tengo memoria. Simplemente lo manejo lo mejor que puedo. Algunos días, el dolor y la rigidez son tan fuertes que no puedo levantar el brazo para alcanzar un tazón del gabinete ni sacar una jarrita de leche del refrigerador. Sin embargo, otros días, estoy bien. Me sigue doliendo, pero no tanto. Creo que los ejercicios que me mostró mi fisioterapeuta me están ayudando a mantenerme lo más floja posible. He notado que cuando hago mis ejercicios, puedo mover el hombro mucho más que cuando no los hago. Y los analgésicos y los suplementos que he estado tomando parecen mantener mi dolor bajo control. Mientras pueda encontrar un alivio con estas opciones, la cirugía no será parte de mi futuro.

Janet, 66 años

He realizado trabajo de construcción toda mi vida. Por eso, las molestias y los dolores que sentía después de un largo día de trabajo no me preocupaban. Tomaba un par de Advil y estaba bien para ir a trabajar el día siguiente. Sin embargo, después de años de levantar, cortar y martillar, podía sentir que el hombro derecho comenzaba a ceder. Tenía dolor todo el tiempo, incluso en reposo. Y comencé a perder fuerza en el brazo. Cuando empecé a faltar al trabajo debido al dolor, supe que necesitaba hacer algo al respecto. Después de hablar con mi médico, decidí realizarme la artroplastia de hombro. La recuperación de la cirugía fue larga y difícil, pero volví al trabajo. Incluso me siento lo suficientemente bien los fines de semana como para hacer casas en los árboles para los niños del vecindario.

Alex, 55 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para realizarse una artroplastia de hombro

Motivos para no realizarse una artroplastia de hombro

Estoy conforme con la idea de operarme.

Simplemente no me gusta la idea de operarme.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis síntomas son tan graves que no puedo hacer mis actividades cotidianas.

Aún puedo hacer mis actividades cotidianas.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

He probado medicamentos y otros tratamientos, pero no ayudan tanto.

Los medicamentos y otros tratamientos mantienen mis síntomas bajo control.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me molestan mucho los efectos secundarios de los analgésicos.

No me molestan los efectos secundarios de los analgésicos.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa cuánto podría costar la cirugía.

No tengo seguro y no puedo pagar la cirugía por mi cuenta.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Operarme

NO operarme

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

Para la osteoartritis de leve a moderada, los medicamentos y otros tratamientos que no implican una cirugía pueden ayudar a aliviar mis síntomas.

  • VerdaderoEs cierto. La mayoría de las personas pueden manejar su dolor con medicamentos, ejercicio y otros tratamientos que no implican una cirugía.
  • FalsoLo lamento, eso no es correcto. La mayoría de las personas pueden manejar su dolor con medicamentos, ejercicio y otros tratamientos que no implican una cirugía.
  • No estoy seguro.Es posible que volver atrás y leer "Obtenga los hechos" le ayude. La mayoría de las personas pueden manejar su dolor con medicamentos, ejercicio y otros tratamientos que no implican una cirugía.
2.

Mi articulación artificial del hombro durará para siempre.

  • VerdaderoLo lamento, eso no es correcto. Las articulaciones artificiales del hombro suelen durar de 10 a 20 años. Es posible que usted necesite otra cirugía si la articulación se desgasta.
  • FalsoEs cierto. Las articulaciones artificiales del hombro suelen durar de 10 a 20 años. Es posible que usted necesite otra cirugía si la articulación se desgasta.
  • No estoy seguro.Es posible que volver atrás y leer "Obtenga los hechos" le ayude. Las articulaciones artificiales del hombro suelen durar de 10 a 20 años. Es posible que usted necesite otra cirugía si la articulación se desgasta.
3.

Después de la cirugía, el hombro funcionará mejor que antes de haber comenzado a tener problemas en el hombro.

  • VerdaderoLo lamento, eso no es correcto. Después de la cirugía, el hombro no se moverá tanto como antes de que comenzara a tener problemas en el hombro. Pero debería ayudar a aliviar su dolor.
  • FalsoEs cierto. Después de la cirugía, el hombro no se moverá tanto como antes de que comenzara a tener problemas en el hombro. Pero debería ayudar a aliviar su dolor.
  • No estoy seguro.Es posible que volver atrás y leer "Obtenga los hechos" le ayude. Después de la cirugía, el hombro no se moverá tanto como antes de que comenzara a tener problemas en el hombro. Pero debería ayudar a aliviar su dolor.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoKenneth J. Koval, MD - Cirugía ortopédica, Trauma ortopédica
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Artritis: ¿Debería realizarme una artroplastia de hombro?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Realizarse una artroplastia de hombro.
  • No realizarse una artroplastia. En su lugar, manejar su osteoartritis con medicamentos, ejercicio, fisioterapia y otros tratamientos.

Puntos clave para recordar

  • La mayoría de las personas puede manejar el dolor de la osteoartritis con medicamentos, ejercicio y otros tratamientos que no implican una cirugía.
  • Es posible que la cirugía sea una opción si su dolor es muy fuerte, si apenas puede mover el brazo y el hombro, si ha perdido mucho cartílago y/o si otros tratamientos no han ayudado.
  • Después de la cirugía, su hombro no tendrá la movilidad que tenía antes. Pero debería ayudar a aliviar su dolor.
  • Las articulaciones artificiales del hombro generalmente duran de 10 a 20 años. Es posible que usted necesite otra cirugía si la articulación se desgasta.
  • Necesitará varios meses de fisioterapia para aprovechar al máximo su nueva articulación.
PMCs

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis es un problema doloroso en el cartílago de las articulaciones. Ocurre cuando el cartílago que amortigua las articulaciones se deteriora y se desgasta. Cuando esto sucede, se genera fricción entre los huesos, lo que causa daño y dolor. En la mayoría de los casos, lleva años que el cartílago se deteriore.

A medida que su artritis empeora, es posible que usted no pueda rotar, flexionar ni extender por completo la articulación que le duele. O bien, es posible que no pueda usarla en absoluto.

¿Qué es una artroplastia de hombro?

En la artroplastia de hombro, el cirujano extrae los extremos de los huesos dañados de la parte superior del brazo y los reemplaza con piezas de plástico o de metal.

La mayoría de las personas pueden levantarse de la cama con ayuda el mismo día de la cirugía y regresar al hogar entre 1 y 3 días después.

Usted comenzará con fisioterapia de inmediato y continuará haciéndola durante varios meses para aprovechar al máximo su nueva articulación. Un fisioterapeuta le enseñará a usar un dispositivo de poleas para que también pueda hacer ejercicios para el brazo en el hogar.

¿Cuál es la eficacia de la cirugía?

Después de la cirugía:

  • Es posible que pueda retomar sus actividades normales con menos dolor. Muchas personas pueden volver a practicar deportes, como jugar golf, nadar, montar en bicicleta y esquiar a campo traviesa.
  • El hombro no se moverá tanto como antes de que comenzara a tener problemas en el hombro. Cuánto podrá mover el hombro depende de cuánto podía moverlo antes de operarse y de si los tejidos blandos alrededor del hombro también estaban dañados.

Generalmente, las articulaciones artificiales del hombro duran de 10 a 20 años. Es posible que deba realizarse otra cirugía si la nueva articulación se afloja o se desgasta. La nueva articulación podría durar más si no hace trabajo físico intenso ni actividades que ejerzan mucha tensión en la articulación.

¿Cuáles son los riesgos?

La artroplastia de hombro tiene algunos riesgos. Estos incluyen:

  • Infección y problemas con la cicatrización de heridas.
  • Lesión en los nervios o en los vasos sanguíneos del hombro.
  • Falta de una buena amplitud de movimiento.
  • Un hombro dislocado.
  • Una fractura del húmero.
  • Una articulación inestable o floja.
  • Un coágulo de sangre.
  • Problemas causados por la anestesia general.

¿Qué más puede hacer para manejar sus síntomas?

La mayoría de las personas puede manejar sus síntomas con tratamientos que no implican una cirugía. Estos podrían incluir:

  • Medicamentos. Si su dolor es leve, los analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre podrían ayudar. Estos incluyen acetaminofén (por ejemplo, Tylenol) y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno (por ejemplo, Advil, Motrin) o naproxeno (por ejemplo, Aleve). Pero si estos medicamentos no eliminan su dolor, podría necesitar un medicamento recetado más fuerte. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
  • Ejercicio. Puede ayudarle a mantener los músculos fuertes y a que sus articulaciones se muevan bien.
  • Fisioterapia. Esto incluye hacer ejercicios específicos que pueden ayudarle a estirar y fortalecer los músculos del hombro, y a reducir el dolor y la rigidez.
  • Calor. Puede reducir el dolor y la rigidez, y puede ayudarle a aflojarse antes de una actividad.
  • Hielo. Puede ayudar a reducir el dolor y la hinchazón, y es una manera de aliviar el dolor después de una actividad.
  • Cremas o geles que alivian el dolor, como capsaicina. O las inyecciones de medicamento también podrían ayudar.

Algunos otros tratamientos que podrían ayudar a aliviar sus síntomas incluyen:

  • Acupuntura. Implica colocar agujas muy pequeñas en la piel, en determinados lugares del cuerpo, para aliviar el dolor.
  • Ejercicios de relajación y respiración, como meditación, imágenes guiadas y yoga. Estos pueden ayudar a reducir el estrés y a relajar la mente y los músculos.

¿Por qué podría su médico recomendarle una artroplastia de hombro?

Su médico podría recomendarle una artroplastia de hombro si:

  • Tiene un dolor muy fuerte.
  • Apenas puede mover el brazo y el hombro.
  • Ha perdido una buena parte del cartílago.
  • Ha probado medicamentos y otros tratamientos, pero no han ayudado.
  • Su salud es buena.

2. Compare sus opciones

 Realizarse una artroplastia de hombroNo realizarse una cirugía
¿Qué implica generalmente?
  • Es posible que esté dormido durante la cirugía. O bien, es posible que esté despierto, pero que le adormezcan la zona alrededor del brazo y del hombro para que no sienta dolor.
  • Es posible que permanezca de 1 a 3 días en el hospital.
  • Usted tomará antibióticos para prevenir una infección y medicamentos para tratar el dolor.
  • Comenzará con fisioterapia de inmediato.
  • Usted puede probar otros tratamientos para ayudar a aliviar sus síntomas, como:
    • Analgésicos.
    • Ejercicio.
    • Fisioterapia.
    • Calor y hielo.
    • Acupuntura.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Es posible que tenga menos dolor.
  • Debería poder realizar sus actividades diarias con más facilidad.
  • Evita los riesgos de la cirugía.
  • Evita el costo de la cirugía.
  • Evita varios meses de fisioterapia.
  • Si sus síntomas no mejoran con medicamentos, ejercicios, fisioterapia u otros tratamientos, puede decidir operarse más tarde.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Los riesgos de la cirugía incluyen:
    • Infección y problemas con la cicatrización de heridas.
    • Lesión en los nervios o en los vasos sanguíneos del hombro.
    • Falta de una buena amplitud de movimiento.
    • Un hombro dislocado.
    • Una fractura del húmero.
    • Una articulación inestable o floja.
    • Un coágulo de sangre.
    • Problemas causados por la anestesia general.
  • Es posible que necesite otra cirugía si la nueva articulación se afloja o se desgasta.
  • A medida que su osteoartritis empeora:
    • Es posible que tenga dolor intenso.
    • Es posible que no pueda hacer sus actividades cotidianas.
    • Es posible que no pueda rotar, flexionar ni extender por completo el brazo ni el hombro. O bien, es posible que no pueda usarlos en absoluto.
  • El analgésico que toma:
    • Podría no aliviar sus síntomas.
    • Podría causar efectos secundarios como malestar estomacal, úlceras, sangrado estomacal y salpullido. Los analgésicos más fuertes, como los opioides, podrían causar estreñimiento, confusión, somnolencia, y náuseas y vómito.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la artroplastia de hombro

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Siempre he sido una persona activa. Solía jugar golf algunos días a la semana. Sin embargo, el dolor en el hombro había empeorado tanto que apenas podía usar un palo de golf. Incluso me resultó difícil levantar el brazo por encima de la cabeza para lavarme el cabello o llevar una bolsa de compras. Probé diferentes tipos de analgésicos recetados, pero no ayudaron. Y los efectos secundarios me molestaban mucho. Mi médico sugirió que me hiciera una artroplastia de la articulación del hombro. Después de evaluar las ventajas y desventajas de la cirugía, decidí operarme. Y me alegra haberlo hecho. Es posible que no pueda pegarle a una pelota de golf como lo hacía antes, pero puedo salir al campo y disfrutar un juego sin dolor."

— Roberta, 72 años

"Al principio, solo sentía dolor en el hombro después de hacer ejercicio o tareas domésticas como cortar el pasto. Me colocaba hielo en el hombro y lo dejaba descansar, y eso pareció ayudar durante un tiempo. Luego, comencé a sentir dolor incluso cuando no estaba haciendo nada. Y me levantaba muy rígida por la mañana y me costaba mucho mover el brazo. Ni siquiera podía levantar a mi pequeña hija para darle un beso de despedida antes de que se fuera a la escuela. Una radiografía mostró que el cartílago del hombro está muy dañado. Sé que la cirugía es una opción, pero todavía no quiero operarme. Tengo menos de 50 años, y tengo miedo de que podría necesitar otra cirugía más adelante si la nueva articulación se desgasta. Voy a probar la fisioterapia y los medicamentos primero para ver si me ayudan."

— Darnell, 47 años

"He tenido dolor en el hombro desde que tengo memoria. Simplemente lo manejo lo mejor que puedo. Algunos días, el dolor y la rigidez son tan fuertes que no puedo levantar el brazo para alcanzar un tazón del gabinete ni sacar una jarrita de leche del refrigerador. Sin embargo, otros días, estoy bien. Me sigue doliendo, pero no tanto. Creo que los ejercicios que me mostró mi fisioterapeuta me están ayudando a mantenerme lo más floja posible. He notado que cuando hago mis ejercicios, puedo mover el hombro mucho más que cuando no los hago. Y los analgésicos y los suplementos que he estado tomando parecen mantener mi dolor bajo control. Mientras pueda encontrar un alivio con estas opciones, la cirugía no será parte de mi futuro."

— Janet, 66 años

"He realizado trabajo de construcción toda mi vida. Por eso, las molestias y los dolores que sentía después de un largo día de trabajo no me preocupaban. Tomaba un par de Advil y estaba bien para ir a trabajar el día siguiente. Sin embargo, después de años de levantar, cortar y martillar, podía sentir que el hombro derecho comenzaba a ceder. Tenía dolor todo el tiempo, incluso en reposo. Y comencé a perder fuerza en el brazo. Cuando empecé a faltar al trabajo debido al dolor, supe que necesitaba hacer algo al respecto. Después de hablar con mi médico, decidí realizarme la artroplastia de hombro. La recuperación de la cirugía fue larga y difícil, pero volví al trabajo. Incluso me siento lo suficientemente bien los fines de semana como para hacer casas en los árboles para los niños del vecindario."

— Alex, 55 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para realizarse una artroplastia de hombro

Motivos para no realizarse una artroplastia de hombro

Estoy conforme con la idea de operarme.

Simplemente no me gusta la idea de operarme.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis síntomas son tan graves que no puedo hacer mis actividades cotidianas.

Aún puedo hacer mis actividades cotidianas.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

He probado medicamentos y otros tratamientos, pero no ayudan tanto.

Los medicamentos y otros tratamientos mantienen mis síntomas bajo control.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Me molestan mucho los efectos secundarios de los analgésicos.

No me molestan los efectos secundarios de los analgésicos.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa cuánto podría costar la cirugía.

No tengo seguro y no puedo pagar la cirugía por mi cuenta.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Operarme

NO operarme

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Para la osteoartritis de leve a moderada, los medicamentos y otros tratamientos que no implican una cirugía pueden ayudar a aliviar mis síntomas.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro.
Es cierto. La mayoría de las personas pueden manejar su dolor con medicamentos, ejercicio y otros tratamientos que no implican una cirugía.

2. Mi articulación artificial del hombro durará para siempre.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro.
Es cierto. Las articulaciones artificiales del hombro suelen durar de 10 a 20 años. Es posible que usted necesite otra cirugía si la articulación se desgasta.

3. Después de la cirugía, el hombro funcionará mejor que antes de haber comenzado a tener problemas en el hombro.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro.
Es cierto. Después de la cirugía, el hombro no se moverá tanto como antes de que comenzara a tener problemas en el hombro. Pero debería ayudar a aliviar su dolor.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoKenneth J. Koval, MD - Cirugía ortopédica, Trauma ortopédica

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.