Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Manejo del estrés: Cómo ayudar a su hijo con el estrés

Introducción

La infancia no es todo juegos y diversión. Incluso los niños pequeños pueden sentirse preocupados y estresados.

El estrés puede provenir de afuera, como de la familia, los amigos y la escuela. También puede provenir de los mismos niños. Al igual que los adultos, los niños pueden tener demasiadas expectativas de sí mismos y luego sentirse estresados cuando creen que han fracasado.

Regrese al tema:

Cómo

Los adultos pueden ayudar a niños y adolescentes con estrés de muchas maneras. Tres cosas importantes que usted puede hacer son:

  • Tratar de reducir la cantidad de estrés en su vida.
  • Ayudarlos a armarse de técnicas positivas para enfrentar adversidades.
  • Enseñarles a sacarse el estrés.

Reducir la cantidad de estrés en su vida

  • Reconozca los sentimientos de su hijo. Cuando los niños parezcan tristes o asustados, por ejemplo, dígales que usted nota que están tristes o asustados. Si corresponde, asegúreles que usted puede entender por qué se sienten tristes o asustados.
  • Desarrolle confianza, y hágale saber a su hijo que los errores son experiencias de aprendizaje.
  • Sea comprensivo, y escuche las preocupaciones de su hijo. Deje que su hijo trate de resolver sus propios problemas, si es lo adecuado. Pero ofrézcale ayuda y esté disponible cuando su hijo lo necesite.
  • Muéstrele amor, calidez y que usted se preocupa por él. Abrace a su hijo con frecuencia.
  • Tenga expectativas claras sin ser demasiado estricto. Hágale saber a su hijo que cooperar es más importante que competir.
  • No sobrecargue el horario de su hijo con demasiadas actividades.
  • Tenga en cuenta lo que quiere su hijo (no solamente lo que quiere usted).

Desarrollar técnicas positivas para enfrentar adversidades

Es importante ayudar a los niños a que aprendan técnicas positivas para enfrentar adversidades. Estas técnicas suelen acompañarlos en la vida adulta.

  • Brinde un buen ejemplo. Mantenga la calma y exprese su enojo de manera adecuada. Piense detenidamente en planes para reducir el estrés y compártalos con su familia.
  • Enséñeles sobre las consecuencias. Los niños tienen que aprender sobre las consecuencias, buenas y malas, de sus acciones. Por ejemplo, si hacen todas sus tareas de la casa a tiempo, van a recibir su mensualidad. Si rompen el juguete de otro niño, tienen que encontrar la manera de reemplazarlo.
  • Aliente el pensamiento racional. Ayude a sus hijos a entender lo que es fantasía y lo que es realidad. Por ejemplo, ayúdelos a ver que su conducta no causó un divorcio o que no son fracasados porque no fueron elegidos en primer lugar para algo.
  • Deles algo de control. Permítales a sus hijos a tomar decisiones dentro de su entorno familiar. Por ejemplo, déjelos que dispongan de los muebles de su dormitorio, que elijan actividades familiares y que participen en las decisiones de la familia.
  • Aliéntelos a comer alimentos saludables, y ponga especial atención en la importancia de un estilo de vida saludable.

Sacarse el estrés

Encontrar maneras de que se saquen el estrés de su sistema ayudará a sus hijos a sentirse mejor. Las mejores maneras de aliviar el estrés son diferentes para cada persona. Pruebe algunas de estas ideas para ver cuáles son útiles para su hijo:

  • Hacer ejercicio. El ejercicio regular es una de las mejores formas de manejar el estrés. Para los niños, esto significa actividades como caminar, montar en bicicleta, jugar al aire libre y practicar deportes grupales e individuales.
  • Escribir o dibujar. Los niños mayores suelen encontrar útil escribir sobre las cosas que les molestan. A los niños más pequeños puede ayudarlos dibujar sobre esas cosas.
  • Manifestar sus sentimientos. Invite a su hijo a hablar, reír, llorar y expresar su enojo cuando lo necesite.
  • Hacer algo divertido. Un pasatiempo puede ayudar a su hijo a relajarse. El trabajo voluntario o un trabajo en el que ayude a otros puede ser una excelente forma de aliviar el estrés para niños mayores.
  • Aprender maneras de relajarse. Estas pueden incluir ejercicios de respiración y de relajación muscular, masajes, aromaterapia, meditación, rezos, yoga o ejercicios relajantes, como el tai chi y el chi gong.
    Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Manejo del estrés: Cómo relajar la mente y el cuerpo
  • Reír. La risa realmente puede ser el mejor medicamento. Usted puede ser un buen ejemplo en esta área al encontrarle el humor a las cosas. Su hijo puede aprender esta valiosa habilidad con solo mirarlo.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Steven Locke, MD - Psiquiatría
Última revisión 3 mayo, 2013

Última revisión: 3 mayo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.