Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Alimentación saludable: Cómo obtener apoyo cuando está cambiando sus hábitos alimentarios

Introducción

Así que ha decidido cambiar sus hábitos alimentarios. ¡Excelente!

¿Ha pensado en obtener apoyo para hacer este cambio?

Tener el apoyo de las personas cercanas a usted es una parte importante del cambio. No importa si está cambiando un trabajo, una rutina o el modo en el que come; el apoyo le brinda más probabilidades de que el cambio funcione.

  • El apoyo puede provenir de muchas personas. Los familiares y los amigos pueden ayudarle a cambiar el modo en el que come, pero usted también puede obtener ayuda de otras personas.
  • Hay muchas formas de apoyo. Pueden ser palabras y acciones positivas, o con recordatorios amables que le ayuden a mantener el rumbo.
  • El apoyo funciona. Las investigaciones demuestran que obtener apoyo del cónyuge, los miembros de la familia y los amigos es importante para hacer cambios en la conducta que afectan la salud.1
  • Algunas personas de las que usted esperaría apoyo tal vez no le ayuden e incluso podrían dificultarle más el tener éxito.
  • Puede decidir con quién quiere compartir sus planes de cambio.

Cómo

Su familia y sus amigos pueden hacer mucho para ayudarle a cambiar el modo en el que come, pero es necesario que usted hable con ellos al respecto.

  • Cuénteles a su familia y a sus amigos por qué está haciendo este cambio. Dígales sus motivos y explíqueles por qué ellos son importantes para usted.
  • Dígales que le gustaría que le ayuden, pero que no espera que cambien sus vidas por usted. Si ellos están dispuestos a hacer algunos de los mismos cambios alimentarios que usted está haciendo, eso sería fantástico. Sin embargo, pueden apoyarlo, incluso, sin cambiar el modo en el que comen.

Apoyo de su familia

A continuación, le indicamos algunas maneras en las que usted y su familia pueden trabajar en equipo.

  • Siga un programa regular de comidas familiares. Las familias que comen comidas juntos en forma regular tienden a comer alimentos más saludables y a estar más cerca de un peso saludable que aquellas que no lo hacen.
  • Es posible que pueda hablar con su familia acerca de hacer algunos de los mismos cambios alimentarios que usted está haciendo. Esto puede que implique el compromiso de todos. Tal vez signifique comer menos de algunos alimentos y más de otros.
  • Si lo que come es distinto de lo que comen sus familiares, pídales que coman una comida de su plan de alimentos una vez a la semana. Si notan que es tan sabrosa como la comida que ellos comen, es posible que elijan comer más de lo que usted come.
  • Establezca "zonas libres de alimentos" en el hogar. Deje una habitación libre de alimentos. Puede usar esta habitación para hacer cosas que podría haber hecho en la cocina mientras comía, como pagar las cuentas o ayudar a los niños con la tarea. Estar fuera de la cocina puede ayudarle a cumplir con su plan de alimentación.
  • Guarde los alimentos que no quiere comer, de modo que no estén a la vista. Pídales a sus familiares que no dejen alimentos en la mesa cuando hayan terminado de comer.
  • Reserve un estante de la cocina o del refrigerador solo para los alimentos saludables que quiere comer. Cuando tenga hambre, tendrá varias opciones saludables.
  • Hable sobre las rutinas de su familia. Si lleva a los niños a comer pizza afuera una vez a la semana, ¿no podría preparar una pizza más saludable en el hogar, en lugar de ir a comer afuera? O puede ir a comer afuera, pero pedir una ensalada y otros alimentos saludables con la pizza. De esta manera, puede llenarse con otros alimentos y comer menos porciones de pizza. Vea si puede encontrar algo sobre lo que todos puedan estar de acuerdo.

Apoyo de sus amigos o de sus familiares

A continuación, le indicamos algunas maneras en las que sus amigos y su familia pueden ayudarle. Pídales que:

  • No digan cosas negativas acerca de usted o de lo que come.
  • Sean positivos acerca de su deseo de cambiar. Hágales saber a su familia y a sus amigos que a usted le gustaría oír palabras alentadoras cada tanto y que sus palabras y sus acciones significan mucho. Que le hagan saber lo bien que le está yendo con sus nuevos hábitos alimentarios le ayuda a seguir su plan.
  • Celebren con usted cuando alcanza sus metas. Hagan un curso de cocina o vayan al cine juntos. Le ayuden a recordar a usted y a otras personas que usted tiene éxito.
  • Le ayuden a elegir alimentos saludables. Por ejemplo, pídales que le alienten a comer más frutas y verduras.
  • Lo alienten cuando tenga un desliz y se aleje de su plan de alimentación. Un recordatorio de cómo de bien lo ha hecho le ayudará a volver a encaminarse.
  • Respeten sus nuevos hábitos alimentarios y no lo inciten a comer alimentos que no quiere comer.

Para muchas personas, tener un compañero o "amigo de comidas" hace más fácil el cambio. Un amigo de comidas es una persona que también está haciendo cambios en sus hábitos alimentarios.

Es motivador saber que alguien está compartiendo las mismas metas. Su amigo de comidas puede recordarle lo lejos que ha llegado y apoyarle cuando está pasando por un momento difícil para poder seguir su plan de alimentación. Usted y su amigo pueden hablar, por ejemplo, acerca de recetas saludables, de maneras de planificar comidas en forma regular y de cómo incorporar cantidades pequeñas de sus alimentos favoritos en su plan de alimentación.

Es posible que algunos amigos o familiares digan o hagan cosas que le hagan sentir mal. Puede parecer que no quieren que tenga éxito. Podrían incitarlo a comer más de lo que usted quiere, hacer comentarios negativos acerca de sus nuevos hábitos alimentarios o señalarle cuántas veces usted pudo haber tenido un desliz.

Si esto sucede, es importante hablar con estas personas. Es posible que estas personas no sean siquiera conscientes de que lo están haciendo o de que a usted le molesta. Si es necesario, pídales que dejen de hacerlo. También puede preguntarles por qué se comportan de esa manera. Es posible que descubra que les preocupa que su cambio los esté excluyendo o que usted esté haciendo que ellos no se vean bien. Es posible que no les guste la atención que su cambio le está demandando.

De ser así, pregúnteles qué puede hacer para ayudarles. Con frecuencia, una charla honesta es lo único que se necesita.

Otros tipos de apoyo

También puede buscar apoyo fuera de su familia y de sus amigos.

  • Participe de un curso de alimentación saludable o de un grupo de apoyo. Las personas en estos grupos, con frecuencia, tienen algunas de las mismas barreras que usted.
  • Internet tiene muchos foros en línea y salas de chat para personas que tratan de hacer cambios en las selecciones de alimentos. Puede leer y dejar mensajes, y chatear con otras personas para obtener apoyo.
  • Un hospital local u otro establecimiento de salud puede contar con un centro de bienestar o grupos de apoyo.
  • Si parte de su plan es hacer más actividad, vea si alguna persona de su clase de ejercicios o de su vecindario quiere cambiar el modo en el que come.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Thompson WG, et al. (2007). Treatment of obesity. Mayo Clinic Proceedings, 82(1): 93–102. Available online: http://www.mayoclinicproceedings.org/article/S0025-6196(11)60971-3/fulltext.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Rhonda O'Brien, MS, RD, CDE - Educador en diabetes certificado
Última revisión 25 enero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.