Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Diabetes: Cómo cuidarse los pies

Introducción

Si tiene diabetes, sus pies necesitan cuidado y atención adicionales. La diabetes puede dañar las terminaciones nerviosas y los vasos sanguíneos de los pies, lo que hace que sea menos probable que usted se dé cuenta de si tiene los pies lastimados. La diabetes puede también interferir en la capacidad de su cuerpo para combatir las infecciones. Si tiene una lesión menor en el pie, esta podría convertirse en una úlcera o en una infección grave. Las úlceras pueden encontrarse en las plantas de los pies o en la parte superior o inferior de los dedos de los pies. Con un buen cuidado de los pies, usted puede prevenir la mayoría de estos problemas.

Cuidarse los pies es fácil. Puede aplicar la mayoría de las medidas de cuidado cuando se esté bañando o preparándose para ir a dormir. Prevenir lesiones en los pies es simplemente una cuestión de usar calzado y calcetines que le queden bien en todo momento.

Estas medidas pueden ayudarle a mantener los pies saludables:

  • Examínese los pies todos los días. Y haga que su médico le examine los pies en todas las visitas.
  • Controle que no haya objetos sueltos o bordes ásperos en el calzado antes de ponérselo.
  • Considere el cuidado de los pies como parte de su rutina diaria. Pronto se volverá tan automático como cepillarse los dientes.
  • No utilice remedios caseros para tratar los problemas en los pies. Los remedios caseros pueden lastimarle los pies. Los medicamentos de venta libre destinados a extraer callosidades podrían contener sustancias químicas que podrían quemarle la piel. Además, si intenta cortar los callos o las callosidades usted mismo, esto podría provocarle una infección.
  • Busque tratamiento temprano para cualquier problema en los pies, aunque sea un problema menor.

Cómo

Aquí encontrará una guía sobre cómo puede comenzar a cuidarse los pies en forma adecuada.

  1. Revísese los pies al menos una vez al día. Esta es la parte más importante del cuidado de los pies. Puede utilizar un espejo de mano o un espejo de aumento colocado en la pared del baño cerca del zócalo, para revisarse los pies. Si no puede ver bien, pídale a alguien que le ayude.
  2. Lávese los pies a diario. Coloque los pasos para el lavado de los pies y el cuidado de las uñas en su baño. Siga los pasos cuando se lave los pies, de manera que se convierta en un hábito. Asegúrese de secarse bien los pies y dedos de los pies antes de ponerse los calcetines y el calzado.
  3. Use calzado y calcetines que le queden bien. El calzado blando que tiene buen apoyo y que le queda bien (como las zapatillas de tenis) es mejor para los pies. Use la lista de verificación para el calzado que le queda bien cuando compre calzado nuevo. Ablande el calzado nuevo de a poco, usándolo durante algunas horas todos los días y aumentando la cantidad de horas de uso todas las semanas. Use calcetines que no tengan costuras.
  4. Protéjase los pies de lesiones. Antes de ponerse el calzado, verifique que no haya objetos (tales como piedritas) ni partes ásperas dentro del calzado, ni objetos incrustados en las suelas. Revísese los pies para detectar ampollas, cortes o raspones después de realizar actividades, tales como salir de excursión o practicar esquí. Si no puede ver bien, pídale a alguien que lo haga por usted. Coloque la lista de precauciones para proteger los pies cuando tiene diabetes en el armario cerca de su calzado.
  5. Pídale a su médico que le inspeccione los pies en todas las visitas. Su médico podría notar un problema en los pies que usted haya pasado por alto. Sáquese el calzado y los calcetines mientras está esperando a su médico. Esto ayudará a recordarle a su médico que le revise los pies. Anote cualquier problema menor o pregunta que pudiera tener acerca del cuidado de los pies y lleve esto consigo a su próxima visita a su médico.
  6. Procure conseguir tratamiento temprano para los problemas en los pies. Llame a su médico incluso por problemas menores en los pies, a menos que su médico ya le haya enseñado a manejar estos problemas. Su médico podría remitirlo a un podólogo o a un cirujano ortopédico si se requiere tratamiento especial. Puede producirse un problema grave a partir de algo que parece una irritación menor. Si se produce un problema en los pies, debe buscar atención en forma temprana.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
David C.W. Lau, MD, PhD, FRCPC - Endocrinología
Última revisión 16 julio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.