Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Dejar de fumar: Cómo ayudar a alguien a que deje de fumar

Introducción

Su pareja o su amigo ha decidido que es hora de dejar de fumar.

Estas son buenas noticias. Usted está entusiasmado y desea ayudar, pero no quiere que su pareja o su amigo sienta que usted está siendo demasiado insistente o que lo está "controlando".

Esta "Medida práctica" le ofrecerá consejos para ayudar a alguien que está intentando dejar de fumar. La información también se aplica a otros productos derivados del tabaco, como tabaco para masticar o inhalar.

  • Usted puede ayudar a alguien a dejar de fumar ofreciéndole apoyo y consejos prácticos. Pregúntele a la persona cómo puede ayudar. Sugiérale buscar apoyo y usar medicamentos, y averigüe si está bien preguntarle cómo le está yendo.
  • Solo el fumador puede llevar a cabo la decisión de dejar de fumar después de haberla tomado. Es su elección y desafío. Usted puede ayudar brindándole apoyo a esa persona.
  • La mayoría de los fumadores no tienen éxito la primera vez que intentan dejar de fumar. Si la persona comienza a fumar nuevamente, no se sienta decepcionado ni lo haga sentir culpable. En cambio, ayúdele a decidir dejar de fumar otra vez.
  • Usted puede ayudarse a sí mismo a comprender lo que la persona está pasando aprendiendo sobre cómo afecta la nicotina a los fumadores, lo difícil que es dejar de fumar, qué medicamentos son útiles y qué apoyo hay disponible en la zona donde vive.

Cómo

La familia y los amigos son una fuente importante de apoyo y motivación para una persona que intenta dejar de fumar.

Antes de ofrecer ayuda, pregunte si está bien que le ayude y, luego, pregunte qué puede hacer. No suponga que la persona desea su ayuda o que usted conoce la mejor manera de ayudar.

Si una persona le pide su apoyo, hay muchas cosas que tal vez podría hacer.

Comparta sus experiencias en cuanto al hábito de fumar

Es importante que la persona que intenta dejar de fumar sepa si usted fuma, si es un exfumador o si nunca ha fumado.

  • Si usted nunca ha fumado: dígale a la persona que usted ha oído que puede ser muy difícil dejarlo. Si conoce a personas que hayan dejado de fumar, cuente esas historias. No haga que la persona se sienta culpable.
  • Si usted es un exfumador: cuéntele a la persona, pero no alardee. Dígale que sabe que es difícil. Y si usted tuvo que intentar varias veces antes de dejar de fumar, cuénteselo. Hable con la persona sobre cómo dejar de fumar cambió su salud y su sensación de bienestar. Hable sobre cómo sobrellevó los momentos en que quería fumar otra vez.
  • Si actualmente fuma: dígalo. Cuéntele a la persona si ha intentado dejar de fumar y fracasó. Dígale a la persona que usted cree que dicha persona puede dejar de fumar. Y prométale no fumar cerca de él o ella ni dejar cerca cigarrillos o artículos para fumar. Si usted vive con la persona que intenta dejar de fumar, acuerde fumar fuera de la casa o del departamento, o fume solamente en una habitación. Mejor aún, acuerde con la persona dejar de fumar.

Brinde apoyo

  • Bríndele apoyo a esa persona. Cuéntele a la persona que usted está dispuesto a hablar o a visitarlo cuando quiera. Cuando la persona cumple con una meta para dejar de fumar, felicítela. Invítela al cine o hágale un pequeño regalo, o simplemente envíele un correo electrónico o una nota como reconocimiento de su esfuerzo.
  • Pregúntele si usted puede saber cómo lo está manejando.
  • A muchos fumadores les gusta tener algo en la boca. Tenga en su hogar una provisión de caramelos duros, verduras cortadas en trozos o palillos para ofrecerle a la persona.
  • Ignore el mal humor. No importa lo malhumorada que esté la persona, siga apoyándola.
  • Cuéntele a la persona sobre los buenos cambios que nota. Por ejemplo, dígale si usted nota que ya no le falta tanto el aire.
  • No vigile al fumador, por ejemplo, buscando ceniceros u oliendo en busca de humo.

Ayude a evitar los factores desencadenantes

Por lo general, los fumadores tienen factores desencadenantes, que son factores que hacen que quieran fumar. Puede ayudar a un fumador a evitarlos.

  • Pregunte sobre los factores desencadenantes de la persona y vea si usted puede ayudarle a evitarlos. Por ejemplo, si la persona siempre fumaba durante un descanso para tomar un café, vea si usted puede llamarla para hablar a esa hora.
  • Hagan cosas juntos, como ir al cine o salir a caminar. La actividad podría ayudar a la persona a pensar menos en fumar y a disminuir los antojos de nicotina.
  • A menudo, el alcohol es un factor desencadenante. Si es posible, mantenga a la persona alejada de lugares donde se consumen bebidas alcohólicas.
  • Ayude con tareas diarias, como hacer las compras o cocinar. Esto podría ayudar a aliviar el estrés, el cual es un factor desencadenante importante del hábito de fumar.

Ayude a alguien que tiene recaídas

La mayoría de las personas necesitan más de un intento para dejar de fumar. Si la persona tiene un desliz, hágale saber que todo está bien y que aún le importa.

  • Dele crédito por cualquier período (días, semanas o meses) en que la persona no fumó.
  • Repase lo que aprendieron del intento. ¿Hay algún factor desencadenante para tener en cuenta? La persona, ¿debería probar con la asesoría psicológica telefónica, medicamentos o terapia de reemplazo de nicotina?
  • Cuando la persona vuelve a fumar, esto podría ser un único desliz. Recuérdele a su amigo sobre el tiempo que pasó sin fumar y por qué quiso dejar de hacerlo.
  • Dígale a la persona que intentar dejar de fumar era lo correcto e incítela a intentarlo de nuevo. Utilice un lenguaje positivo, como "cuando intentes otra vez" y no "si intentas otra vez".

Sugiera recursos

Hay muchos recursos disponibles para ayudar a alguien a dejar de fumar, y estos aumentan las probabilidades de dejar de fumar. Estas son algunas ideas que puede sugerir:

  • Unirse a un grupo de apoyo para personas que están dejando de fumar. Las personas que han dejado de fumar o que están dejando de hacerlo saben por lo que pasan las personas que dejan de fumar y pueden ayudarle.
  • Unirse a un programa para dejar de fumar. Es posible que el médico de la persona pueda sugerirle uno. También puede encontrarlos en Internet.
  • Utilice Internet. Internet le ofrece acceso durante las 24 horas del día a información sobre cómo dejar de fumar y a salas de chat que pueden brindar apoyo.
  • Pruebe una aplicación gratuita para dejar de fumar si la persona tiene un teléfono inteligente ("smartphone") o una tableta. QuitPal del Instituto Nacional del Cáncer le permite al usuario registrar su progreso y compartir logros en sitios de redes sociales. También les permite a amigos y familiares grabar videos motivadores que la persona puede mirar cuando tiene dificultades con antojos o estrés.
  • Reciba asesoría psicológica (telefónica, personalizada, por Internet o grupal). Cuanta más asesoría psicológica reciba una persona, más probabilidades tendrá de dejar de fumar. Las sesiones de asesoría psicológica también pueden ayudar si la persona comienza a fumar nuevamente.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Adam Husney, MD - Medicina familiar
John Hughes, MD - Psiquiatría
Última revisión 15 agosto, 2013

Última revisión: 15 agosto, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.