Asma: Cómo controlar el asma

Introducción

Durante un ataque de asma, las vías respiratorias se hinchan y se estrechan. Esto hace que respirar sea difícil. El asma es un problema de por vida, pero no tiene por qué limitarlo. Si se controla el asma, puede llevar una vida plena y activa.

Usted y su médico crearán un plan de acción para el asma que detalle las dos estrategias para tomar control del asma:

  • Controlar el asma en el largo plazo. El medicamento de control diario ayuda a reducir la hinchazón de las vías respiratorias y a prevenir los ataques.
  • Tratar los ataques cuando ocurren. El plan de acción detallará los pasos que debe tomar y los medicamentos que debe usar para tratar los ataques de asma.

Usar el plan de acción para el asma también le ayuda a llevar un registro del asma y a saber lo bien que está funcionando su tratamiento.

Si usted o su hijo han recibido un diagnóstico en forma reciente, podría parecer que es mucho lo que debe recordar. Sin embargo, las cosas que necesita hacer para tomar control del asma son realmente bastante simples. Con algo de práctica, se volverán parte de su rutina normal.

Cómo controlar el asma

Siga su plan de acción para el asma

  • Tome sus medicamentos diarios tal como le han sido recetados. Esto puede mantener el asma bajo control y ayudarle a evitar los ataques de asma.
  • Tenga en cuenta sus metas de tratamiento. Esto puede ayudarle a mantenerse en el tratamiento.
  • Revise su lista de factores desencadenantes. Evitar los factores desencadenantes puede ayudarle a reducir las probabilidades de tener un ataque de asma.

Conozca sus zonas de asma

Un plan de acción se basa en las zonas que están definidas por sus síntomas, su flujo máximo o ambos. Hay tres zonas: verde, amarilla y roja. Su plan de acción le dice qué debe hacer cuando se encuentra en cada zona.

Revísese regularmente los síntomas o el flujo máximo, o ambos, y use su plan de acción para ver en qué zona se encuentra. Si tiene síntomas de la zona amarilla o si su flujo máximo cae por debajo del 80% de su mejor medición personal, siga su plan de acción. Para determinar cuánto es el 80% de su mejor medición personal, multiplique su mejor medición personal por 0.80. Por ejemplo, si su mejor flujo máximo personal es 400, entonces el 80% de dicho flujo es 400 por 0.80, es decir, 320. Para determinar cuánto es el 50% de su mejor flujo máximo, multiplique su mejor medición personal por 0.50.

  • Verde significa Avance. Usted se encuentra en la zona verde si su flujo máximo es entre el 80% y el 100% de su mejor medición personal.
    Este es el valor al que usted apunta. Continúe tomando sus medicamentos para el asma diarios tal como le han sido recetados.
  • Amarillo significa Precaución. Usted se encuentra en la zona amarilla si su flujo máximo es entre el 50% y el 79% de su mejor medición personal. Es posible que no tenga síntomas, pero su capacidad pulmonar está reducida. Cuando hay síntomas, usted puede tener tos, respiración sibilante o sentir falta de aire. O bien, su asma puede limitar sus actividades o despertarlo durante la noche.
    Usted debe adoptar medidas. Su plan de acción le indicará qué medicamentos necesita tomar, qué cantidad debe tomar y cuándo debe tomarlos. Si continúa pasando de la zona verde a la zona amarilla, hable con su médico. Es posible que necesite un medicamento diferente o que sea necesario aumentar la dosis de su medicamento.
  • Rojo significa PELIGRO. Usted se encuentra en la zona roja si su flujo máximo se encuentra debajo del 50% de su mejor medición personal. Es posible que le falte mucho el aire. O bien, los medicamentos de alivio rápido pueden no haber dado resultado. Esto es peligroso.
    Adopte las medidas detalladas en su plan de acción. Es posible que deba dirigirse a la sala de urgencias o que deban internarlo en el hospital.

Use su diario sobre el asma

  • Si tiene un ataque, anote qué lo provocó (si lo sabe), qué síntomas tuvo y qué medicamento tomó.
  • Si usa un medidor de flujo máximo, anote las lecturas de su flujo máximo en su diario sobre el asma (¿Qué es un documento PDF ?).

Revísese el flujo máximo si se lo recomienda su médico

  • Use su medidor de flujo máximo. Esta es una buena manera de revisar lo bien que le están funcionando los pulmones, lo que se llama funcionamiento o capacidad pulmonar. Su funcionamiento pulmonar puede empeorar sin causar ningún síntoma.
  • Revise su flujo máximo con la frecuencia que le indique el médico. Para muchas personas, esto debe realizarse dos veces al día, por la mañana y por la noche.
  • Si tiene problemas para usar su medidor, hable con su médico.

Consulte a su médico para revisar su plan

Cumpla con sus citas de seguimiento regulares. Durante los chequeos, su médico le preguntará si sus síntomas o su flujo máximo, o ambos, se han mantenido constantes, si han mejorado o si han empeorado. También le preguntará si tiene síntomas de asma al hacer ejercicio o por la noche. Esta información puede ayudar a su médico a saber si su categoría de asma ha cambiado o si necesita cambiar los medicamentos o las dosis.

Cuando vaya al médico:

  • Lleve su plan de acción para el asma y su diario sobre el asma, si tiene uno. Obtenga respuestas a cualquier pregunta que pudiera tener con respecto a sus planes para el asma o a sus síntomas. Infórmele a su médico si el tratamiento no está controlando sus síntomas de asma.
  • Lleve su medidor de flujo máximo y sus medicamentos, para que su médico pueda revisar su tratamiento y la forma en que usted usa el medidor y los medicamentos.
  • Asegúrese de saber cómo llamar a su médico o ir al hospital y cuándo hacerlo.
  • Infórmele a su médico si está teniendo problemas para seguir su plan de acción.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Rohit K Katial, MD - Alergía e imunología

Revisado9 septiembre, 2014