Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Lumbalgia: ¿Debería hacerme una MRI?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Lumbalgia: ¿Debería hacerme una MRI?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Realizarse una MRI.
  • No realizarse una MRI.

Puntos clave para recordar

  • Un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) no es una prueba estándar para detectar la causa del dolor en la parte baja de la espalda (lumbalgia). Un examen físico que incluye preguntas acerca de su historial de salud es suficiente para diagnosticar y tratar la mayoría de los casos.
  • Dado que la mayoría de las lumbalgias mejoran por sí solas, a menudo es mejor esperar y ver si mejoran con el tiempo.
  • Una MRI es útil si su médico sospecha que una enfermedad o el daño en los nervios es la causa de su dolor.
  • Las MRI son costosas. El seguro de salud podría cubrir solo una parte del costo.
  • Una MRI podría detectar otros problemas que no tienen nada que ver con su lumbalgia. Esto puede provocar la necesidad de realizar más pruebas.
PMCs

¿Qué causa la lumbalgia?

La distensión de los músculos y de los ligamentos es la causa más común de lumbalgia y rigidez. Generalmente, este tipo de problema relacionado con la lumbalgia desaparece después de entre 4 y 6 semanas de tratamiento no quirúrgico. Por lo general, una MRI no es útil en estos casos.

La presión sobre un nervio espinal puede causar síntomas de ciática, que suelen incluir un dolor punzante en la parte de atrás o el costado de la pierna. También puede sentir debilitamiento, hormigueo o entumecimiento en la pierna. Esta presión sobre el nervio puede estar causada por:

  • Un disco abultado o desgarrado en la columna vertebral. Esto también se llama hernia de disco o protrusión. Por lo general, mejora en uno o dos meses.
  • Artritis.
  • Estenosis espinal.

Hay otras causas del dolor de espalda, como una infección, un tumor o cáncer, pero son poco comunes.

Muy pocos casos de lumbalgia son causados por una enfermedad grave o por problemas relacionados con los nervios. El diagnóstico por imágenes, incluida la MRI, es útil para el diagnóstico y la planificación del tratamiento solamente para estos tipos de afecciones.

¿Qué es una MRI?

Una MRI es una prueba que usa un campo magnético e impulsos de energía de ondas de radio para tomar imágenes de la columna vertebral. MRI significa "imágenes por resonancia magnética".

Para esta prueba, el cuerpo se coloca dentro de una máquina especial que contiene un potente imán.

En algunos casos, se utiliza un material de contraste durante la MRI. Esto significa que a usted le inyectan una sustancia química en el torrente sanguíneo a través de una vía intravenosa (IV). La sustancia química hace que determinadas zonas se vean mejor en las imágenes de la MRI.

La MRI puede detectar problemas, como una infección o un tumor. También es posible que detecte cosas que no son normales, pero que no son la causa de ningún problema.

Cuestiones relacionadas con la MRI

Una MRI no duele, pero existen determinados detalles acerca de la MRI que usted debería saber:

  • Ruidos fuertes. La máquina hace ruidos de golpeteos o chasquidos fuertes. Por lo general, se ofrecen tapones o auriculares con música para ayudar a bloquear el ruido.
  • Estar encerrado. Algunas personas se sienten nerviosas (claustrofóbicas) respecto de estar encerradas en un lugar tan pequeño. Si esto le preocupa, es posible que le administren un medicamento (un sedante) para ayudarle a relajarse. Actualmente se fabrican algunas máquinas para MRI, que se llaman "máquinas para MRI abiertas", para que la máquina no encierre la totalidad del cuerpo. Las máquinas para MRI abiertas pueden ser útiles si usted es claustrofóbico, pero no están disponibles en todos lados. Las imágenes de una MRI abierta pueden no ser tan buenas como aquellas de una máquina para MRI estándar.
  • Permanecer quieto. Usted deberá permanecer muy quieto durante un rato, a fin de que la máquina pueda obtener imágenes claras. Para las personas con dolor de espalda, esto puede ser difícil. Hable con su médico si le preocupa tener que permanecer quieto boca arriba.
  • Tiempo. Por lo general, una MRI lleva entre 30 y 60 minutos, pero puede llevar hasta 2 horas.
  • Costo. Las MRI son costosas. Los costos oscilan entre varios cientos hasta varios miles de dólares. El seguro de salud podría cubrir solo una parte del costo.
  • Resultados positivos falsos. Un resultado positivo falso de una prueba es uno que parece haber detectado un problema cuando en realidad no hay ninguno. Esto puede provocar la realización de más pruebas que, en realidad, no son necesarias. Y es posible que cause preocupación innecesaria acerca de que algo anda mal.

¿Cuándo es útil una MRI?

Una MRI no es una prueba estándar para detectar la causa de la lumbalgia. Un examen completo que incluye preguntas acerca de su historial de salud es suficiente para diagnosticar y tratar la mayoría de las lumbalgias.

El mejor uso de una MRI es cuando su médico sospecha que existe un problema específico: algo que no sea la distensión muscular que causa la mayoría de las lumbalgias.

Por lo general, una MRI no se realiza cuando se sospecha que existe distensión muscular, porque:

  • Una MRI no mostrará distensiones musculares ni otros problemas con tejidos blandos.
  • El dolor suele desaparecer por sí solo, aunque es posible que tarde varios meses en desaparecer.
  • Una MRI no cambiará su plan de tratamiento.
  • Una MRI es costosa.

¿Cuáles son los riesgos de la MRI?

Una MRI puede ser ruidosa, pero la prueba en sí misma no es dolorosa.

No existen efectos perjudiciales conocidos del imán usado en las máquinas para MRI, pero es muy potente:

  • Puede afectar los marcapasos, las prótesis ortopédicas y otros dispositivos médicos que contengan hierro.
  • Cualquier objeto metálico en el cuerpo —por ejemplo, una pinza quirúrgica o el fragmento de una bala— podría causar daño o lesión si es atraído por el potente imán.
  • Las partes metálicas en los ojos pueden dañar la retina. Si existe la posibilidad de que usted tenga fragmentos metálicos en el ojo, es posible que necesite una radiografía de los ojos antes de que pueda hacerse una MRI. Si se detecta la presencia de metal, entonces no podrá hacerse la MRI.
  • Los pigmentos de hierro presentes en los tatuajes o en el delineado de ojos tatuado pueden causar irritación de la piel o de los ojos.

Aún no hay suficiente investigación para aseverar que una MRI es segura para un feto. Por eso, aunque las MRI a veces se realizan en las mujeres embarazadas, por lo general, no se realizan hasta el segundo o el tercer trimestre.

Existe un leve riesgo de tener una reacción alérgica si se usa material de contraste durante la MRI. Pero la mayoría de las reacciones son leves y pueden tratarse con medicamentos. También existe un pequeño riesgo de tener una infección en el sitio de la vía IV.

Algunos materiales de contraste pueden causar un problema grave en la piel (llamado dermopatía fibrosante nefrogénica) en las personas que tienen insuficiencia renal. Antes de hacerse una MRI, informe a su médico si tiene alguna enfermedad de los riñones.

¿Por qué podría recomendarle su médico una MRI?

Su médico podría recomendarle una MRI si sospecha que su lumbalgia es causada por algo más grave que una distensión muscular. Este podría ser el caso si:

  • Sus antecedentes y el examen físico muestran señales de un problema grave, como una fractura, tumores, infección o daño en los nervios.
  • Tiene más de 70 años. Su médico también puede recomendar el examen si usted tiene más de 50 años y también tiene osteoporosis o antecedentes de fracturas por compresión.
  • Usted ha tenido osteoporosis por mucho tiempo o tiene diabetes.
  • El sistema de defensa de su cuerpo (sistema inmunitario) no es capaz de combatir infección.
  • Tiene antecedentes de uso a largo plazo de esteroides o antecedentes de abuso de drogas.
  • Tiene antecedentes de una lesión en la columna vertebral o una cirugía en la espalda previas.
  • Tiene síntomas relacionados con una compresión de cierta raíz o raíces nerviosas.
  • El dolor de espalda no ha mejorado después de al menos 6 semanas de tratamiento en el hogar, que puede incluir analgésicos (medicamentos para el dolor), calor o hielo y ejercicios.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Realizarse una MRI Realizarse una MRI
  • Usted debe recostarse en una mesa que se desliza dentro del tomógrafo.
  • Es posible que se le coloque un arnés de tela que puede jalarse durante la prueba para ver cómo se mueve la columna vertebral.
  • Es posible que le sujeten la cabeza, el pecho y los brazos con correas para ayudarle a permanecer muy quieto.
  • Es posible que la MRI no le cause ninguna molestia. Algunas personas incluso se quedan dormidas.
  • Si el hecho de estar encerrado en la máquina le hace sentir muy nervioso, es posible que le den algún medicamento para ayudarle a relajarse.
  • Una MRI puede detectar problemas graves que podrían ser la causa de su lumbalgia.
  • No se conocen efectos perjudiciales de una MRI. Pero el imán es muy potente y puede causar un problema si tiene algún objeto metálico en el cuerpo o alrededor de este.
  • Existe un leve riesgo de tener una reacción alérgica al material de contraste que podría ser usado durante la MRI. Algunos materiales de contraste pueden causar un problema grave en la piel en las personas con insuficiencia renal.
  • Una MRI podría detectar otros problemas que no tienen nada que ver con su lumbalgia. Esto puede dar lugar a la necesidad de realizar más pruebas o tratamiento.
No realizarse una MRI No realizarse una MRI
  • Su médico planificará su tratamiento después de hacerle un examen físico y hacerle preguntas acerca de su historial de salud.
  • Un examen físico que incluye preguntas acerca de su historial de salud es lo único que se necesita para diagnosticar la mayoría de los casos de lumbalgia.
  • Una MRI puede realizarse más adelante si el tratamiento no da resultado.
  • Si la causa de su lumbalgia es un problema grave y no se diagnostica, es posible que no se lo trate. Sin el tratamiento adecuado, usted podría sentir más dolor y tener otros problemas de salud en el futuro.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de decidir si debe realizarse una MRI para la lumbalgia

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Hace aproximadamente un mes, me lesioné la espalda levantando a mi hija de su silla de seguridad para el automóvil. He estado cumpliendo con todo el tratamiento en el hogar que mi médico recomendó: hielo, caminatas, antiinflamatorios y descanso de las actividades que causan molestias en la espalda. Fui a clases de fisioterapia donde me enseñaron a levantar peso en forma adecuada y a protegerme la espalda. El dolor en las piernas y otros síntomas han ido mejorando un poco cada semana, pero definitivamente los sigo sintiendo. Mi médica dice que, según mis síntomas, no cree que tenga nada grave, pero que sería razonable hacerme una MRI ahora si estoy dispuesto a operarme. Aunque estoy cansado del dolor, está mejorando (lentamente), y creo que solo esperaré algunas semanas más.

Greg, 38 años

El dolor de espalda y en la pierna ha sido constante e intenso desde que me torcí la espalda hace aproximadamente 3 meses. Lo que más me duele es la pierna, por eso mi médico y yo creemos que tengo un nervio comprimido. Además, siento debilidad intensa en la pierna. Por lo general, soy el tipo de persona que intenta esperar a que las cosas pasen, pero esto es incapacitante. Me voy a hacer la MRI, y si esta detecta un problema que puede solucionarse, hablaré con mi médico acerca de lo que puedo hacer a continuación.

Michelle, 35 años

Si tuviera 30 años otra vez y siguiera trabajando de techista, me haría una MRI y me operaría tan pronto como fuese posible a fin de tratar mi hernia de disco. Pero mi trabajo actual no depende mucho de mi capacidad para levantar y transportar cargas pesadas, por eso puedo esperar a que mis síntomas desaparezcan por sí solos. Voy a probar con ejercicios y con antiinflamatorios para ver si puedo acelerar el proceso y aliviar el dolor sin cirugía.

Bob, 55 años

Me lesioné la espalda hace 6 semanas. En ese preciso momento, estaba dispuesto a operarme, pero mi médico me alentó a esperar un poco. El dolor todavía es tan fuerte como siempre, y ahora es más fuerte en la pierna que en la espalda. Ahora quiero operarme más que nunca. Me voy a hacer una MRI, y luego mi médico y yo podremos ver si muestra algo para lo que puede resultar útil la cirugía.

Franco, 54 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Razones para hacerse una resonancia magnética

Razones para no hacerse una resonancia magnética

He tenido lumbalgia durante varios meses, y deseo averiguar si algo grave anda mal.

Estoy dispuesto a dedicarle más tiempo a mi lumbalgia para que desaparezca por sí sola, aun si eso lleva un año.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Si la MRI muestra un problema que puede solucionarse con cirugía, estoy preparado para operarme.

Incluso si una MRI mostrara un problema que la cirugía podría solucionar, no quisiera operarme.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa el costo de una MRI.

No quiero pagar mucho dinero por una prueba que podría no resultarme útil.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa que una MRI pueda provocar la necesidad de realizar más pruebas o tratamientos que podrían no resultarme útiles.

Me preocupa que los resultados puedan provocar la necesidad de realizar más pruebas o tratamientos que podrían no resultarme útiles.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Realizarme una MRI

NO realizarme una MRI

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

¿Es cierto que la mayoría de los médicos indican una MRI para los casos de lumbalgia?

  • Lo lamento, eso es incorrecto. Una MRI no es una prueba estándar para detectar la causa de la lumbalgia. Es útil solo en determinados casos.
  • NoUsted tiene la razón. Una MRI no es una prueba estándar para detectar la causa de la lumbalgia. Es útil solo en determinados casos.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Una MRI solo es útil en determinados casos.
2.

¿Debería pedirle a su médico una MRI la primera vez que tenga lumbalgia?

  • No, eso es incorrecto. Dado que la mayoría de las lumbalgias mejoran por sí solas, a menudo es mejor esperar y ver si mejoran con el tiempo.
  • NoEso es correcto. Dado que la mayoría de las lumbalgias mejoran por sí solas, a menudo es mejor esperar y ver si mejoran con el tiempo.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Dado que la mayoría de las lumbalgias mejoran por sí solas, a menudo es mejor esperar y ver si mejoran con el tiempo.
3.

¿Es útil una MRI para algún caso de lumbalgia?

  • Eso es correcto. Una MRI es útil si su médico sospecha que una enfermedad o el daño en los nervios es la causa de su dolor.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. Una MRI es útil si su médico sospecha que una enfermedad o el daño en los nervios es la causa de su dolor.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Una MRI es útil si su médico sospecha que una enfermedad o el daño en los nervios es la causa de su dolor.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioWilliam H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializadoRobert B. Keller, MD - Ortopedia
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Lumbalgia: ¿Debería hacerme una MRI?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Realizarse una MRI.
  • No realizarse una MRI.

Puntos clave para recordar

  • Un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) no es una prueba estándar para detectar la causa del dolor en la parte baja de la espalda (lumbalgia). Un examen físico que incluye preguntas acerca de su historial de salud es suficiente para diagnosticar y tratar la mayoría de los casos.
  • Dado que la mayoría de las lumbalgias mejoran por sí solas, a menudo es mejor esperar y ver si mejoran con el tiempo.
  • Una MRI es útil si su médico sospecha que una enfermedad o el daño en los nervios es la causa de su dolor.
  • Las MRI son costosas. El seguro de salud podría cubrir solo una parte del costo.
  • Una MRI podría detectar otros problemas que no tienen nada que ver con su lumbalgia. Esto puede provocar la necesidad de realizar más pruebas.
PMCs

¿Qué causa la lumbalgia?

La distensión de los músculos y de los ligamentos es la causa más común de lumbalgia y rigidez. Generalmente, este tipo de problema relacionado con la lumbalgia desaparece después de entre 4 y 6 semanas de tratamiento no quirúrgico. Por lo general, una MRI no es útil en estos casos.

La presión sobre un nervio espinal puede causar síntomas de ciática , que suelen incluir un dolor punzante en la parte de atrás o el costado de la pierna. También puede sentir debilitamiento, hormigueo o entumecimiento en la pierna. Esta presión sobre el nervio puede estar causada por:

  • Un disco abultado o desgarrado en la columna vertebral. Esto también se llama hernia de disco o protrusión. Por lo general, mejora en uno o dos meses.
  • Artritis.
  • Estenosis espinal.

Hay otras causas del dolor de espalda, como una infección, un tumor o cáncer, pero son poco comunes.

Muy pocos casos de lumbalgia son causados por una enfermedad grave o por problemas relacionados con los nervios. El diagnóstico por imágenes, incluida la MRI, es útil para el diagnóstico y la planificación del tratamiento solamente para estos tipos de afecciones.

¿Qué es una MRI?

Una MRI es una prueba que usa un campo magnético e impulsos de energía de ondas de radio para tomar imágenes de la columna vertebral . MRI significa "imágenes por resonancia magnética".

Para esta prueba, el cuerpo se coloca dentro de una máquina especial que contiene un potente imán.

En algunos casos, se utiliza un material de contraste durante la MRI. Esto significa que a usted le inyectan una sustancia química en el torrente sanguíneo a través de una vía intravenosa (IV). La sustancia química hace que determinadas zonas se vean mejor en las imágenes de la MRI.

La MRI puede detectar problemas, como una infección o un tumor. También es posible que detecte cosas que no son normales, pero que no son la causa de ningún problema.

Cuestiones relacionadas con la MRI

Una MRI no duele, pero existen determinados detalles acerca de la MRI que usted debería saber:

  • Ruidos fuertes. La máquina hace ruidos de golpeteos o chasquidos fuertes. Por lo general, se ofrecen tapones o auriculares con música para ayudar a bloquear el ruido.
  • Estar encerrado. Algunas personas se sienten nerviosas (claustrofóbicas) respecto de estar encerradas en un lugar tan pequeño. Si esto le preocupa, es posible que le administren un medicamento (un sedante) para ayudarle a relajarse. Actualmente se fabrican algunas máquinas para MRI, que se llaman "máquinas para MRI abiertas", para que la máquina no encierre la totalidad del cuerpo. Las máquinas para MRI abiertas pueden ser útiles si usted es claustrofóbico, pero no están disponibles en todos lados. Las imágenes de una MRI abierta pueden no ser tan buenas como aquellas de una máquina para MRI estándar .
  • Permanecer quieto. Usted deberá permanecer muy quieto durante un rato, a fin de que la máquina pueda obtener imágenes claras. Para las personas con dolor de espalda, esto puede ser difícil. Hable con su médico si le preocupa tener que permanecer quieto boca arriba.
  • Tiempo. Por lo general, una MRI lleva entre 30 y 60 minutos, pero puede llevar hasta 2 horas.
  • Costo. Las MRI son costosas. Los costos oscilan entre varios cientos hasta varios miles de dólares. El seguro de salud podría cubrir solo una parte del costo.
  • Resultados positivos falsos. Un resultado positivo falso de una prueba es uno que parece haber detectado un problema cuando en realidad no hay ninguno. Esto puede provocar la realización de más pruebas que, en realidad, no son necesarias. Y es posible que cause preocupación innecesaria acerca de que algo anda mal.

¿Cuándo es útil una MRI?

Una MRI no es una prueba estándar para detectar la causa de la lumbalgia. Un examen completo que incluye preguntas acerca de su historial de salud es suficiente para diagnosticar y tratar la mayoría de las lumbalgias.

El mejor uso de una MRI es cuando su médico sospecha que existe un problema específico: algo que no sea la distensión muscular que causa la mayoría de las lumbalgias.

Por lo general, una MRI no se realiza cuando se sospecha que existe distensión muscular, porque:

  • Una MRI no mostrará distensiones musculares ni otros problemas con tejidos blandos.
  • El dolor suele desaparecer por sí solo, aunque es posible que tarde varios meses en desaparecer.
  • Una MRI no cambiará su plan de tratamiento.
  • Una MRI es costosa.

¿Cuáles son los riesgos de la MRI?

Una MRI puede ser ruidosa, pero la prueba en sí misma no es dolorosa.

No existen efectos perjudiciales conocidos del imán usado en las máquinas para MRI, pero es muy potente:

  • Puede afectar los marcapasos, las prótesis ortopédicas y otros dispositivos médicos que contengan hierro.
  • Cualquier objeto metálico en el cuerpo —por ejemplo, una pinza quirúrgica o el fragmento de una bala— podría causar daño o lesión si es atraído por el potente imán.
  • Las partes metálicas en los ojos pueden dañar la retina. Si existe la posibilidad de que usted tenga fragmentos metálicos en el ojo, es posible que necesite una radiografía de los ojos antes de que pueda hacerse una MRI. Si se detecta la presencia de metal, entonces no podrá hacerse la MRI.
  • Los pigmentos de hierro presentes en los tatuajes o en el delineado de ojos tatuado pueden causar irritación de la piel o de los ojos.

Aún no hay suficiente investigación para aseverar que una MRI es segura para un feto. Por eso, aunque las MRI a veces se realizan en las mujeres embarazadas, por lo general, no se realizan hasta el segundo o el tercer trimestre.

Existe un leve riesgo de tener una reacción alérgica si se usa material de contraste durante la MRI. Pero la mayoría de las reacciones son leves y pueden tratarse con medicamentos. También existe un pequeño riesgo de tener una infección en el sitio de la vía IV.

Algunos materiales de contraste pueden causar un problema grave en la piel (llamado dermopatía fibrosante nefrogénica) en las personas que tienen insuficiencia renal. Antes de hacerse una MRI, informe a su médico si tiene alguna enfermedad de los riñones.

¿Por qué podría recomendarle su médico una MRI?

Su médico podría recomendarle una MRI si sospecha que su lumbalgia es causada por algo más grave que una distensión muscular. Este podría ser el caso si:

  • Sus antecedentes y el examen físico muestran señales de un problema grave, como una fractura, tumores, infección o daño en los nervios.
  • Tiene más de 70 años. Su médico también puede recomendar el examen si usted tiene más de 50 años y también tiene osteoporosis o antecedentes de fracturas por compresión.
  • Usted ha tenido osteoporosis por mucho tiempo o tiene diabetes.
  • El sistema de defensa de su cuerpo (sistema inmunitario) no es capaz de combatir infección.
  • Tiene antecedentes de uso a largo plazo de esteroides o antecedentes de abuso de drogas.
  • Tiene antecedentes de una lesión en la columna vertebral o una cirugía en la espalda previas.
  • Tiene síntomas relacionados con una compresión de cierta raíz o raíces nerviosas.
  • El dolor de espalda no ha mejorado después de al menos 6 semanas de tratamiento en el hogar, que puede incluir analgésicos (medicamentos para el dolor), calor o hielo y ejercicios.

2. Compare sus opciones

  Realizarse una MRI No realizarse una MRI
¿Qué implica generalmente?
  • Usted debe recostarse en una mesa que se desliza dentro del tomógrafo.
  • Es posible que se le coloque un arnés de tela que puede jalarse durante la prueba para ver cómo se mueve la columna vertebral.
  • Es posible que le sujeten la cabeza, el pecho y los brazos con correas para ayudarle a permanecer muy quieto.
  • Es posible que la MRI no le cause ninguna molestia. Algunas personas incluso se quedan dormidas.
  • Si el hecho de estar encerrado en la máquina le hace sentir muy nervioso, es posible que le den algún medicamento para ayudarle a relajarse.
  • Su médico planificará su tratamiento después de hacerle un examen físico y hacerle preguntas acerca de su historial de salud.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Una MRI puede detectar problemas graves que podrían ser la causa de su lumbalgia.
  • Un examen físico que incluye preguntas acerca de su historial de salud es lo único que se necesita para diagnosticar la mayoría de los casos de lumbalgia.
  • Una MRI puede realizarse más adelante si el tratamiento no da resultado.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • No se conocen efectos perjudiciales de una MRI. Pero el imán es muy potente y puede causar un problema si tiene algún objeto metálico en el cuerpo o alrededor de este.
  • Existe un leve riesgo de tener una reacción alérgica al material de contraste que podría ser usado durante la MRI. Algunos materiales de contraste pueden causar un problema grave en la piel en las personas con insuficiencia renal.
  • Una MRI podría detectar otros problemas que no tienen nada que ver con su lumbalgia. Esto puede dar lugar a la necesidad de realizar más pruebas o tratamiento.
  • Si la causa de su lumbalgia es un problema grave y no se diagnostica, es posible que no se lo trate. Sin el tratamiento adecuado, usted podría sentir más dolor y tener otros problemas de salud en el futuro.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de decidir si debe realizarse una MRI para la lumbalgia

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Hace aproximadamente un mes, me lesioné la espalda levantando a mi hija de su silla de seguridad para el automóvil. He estado cumpliendo con todo el tratamiento en el hogar que mi médico recomendó: hielo, caminatas, antiinflamatorios y descanso de las actividades que causan molestias en la espalda. Fui a clases de fisioterapia donde me enseñaron a levantar peso en forma adecuada y a protegerme la espalda. El dolor en las piernas y otros síntomas han ido mejorando un poco cada semana, pero definitivamente los sigo sintiendo. Mi médica dice que, según mis síntomas, no cree que tenga nada grave, pero que sería razonable hacerme una MRI ahora si estoy dispuesto a operarme. Aunque estoy cansado del dolor, está mejorando (lentamente), y creo que solo esperaré algunas semanas más."

— Greg, 38 años

"El dolor de espalda y en la pierna ha sido constante e intenso desde que me torcí la espalda hace aproximadamente 3 meses. Lo que más me duele es la pierna, por eso mi médico y yo creemos que tengo un nervio comprimido. Además, siento debilidad intensa en la pierna. Por lo general, soy el tipo de persona que intenta esperar a que las cosas pasen, pero esto es incapacitante. Me voy a hacer la MRI, y si esta detecta un problema que puede solucionarse, hablaré con mi médico acerca de lo que puedo hacer a continuación."

— Michelle, 35 años

"Si tuviera 30 años otra vez y siguiera trabajando de techista, me haría una MRI y me operaría tan pronto como fuese posible a fin de tratar mi hernia de disco. Pero mi trabajo actual no depende mucho de mi capacidad para levantar y transportar cargas pesadas, por eso puedo esperar a que mis síntomas desaparezcan por sí solos. Voy a probar con ejercicios y con antiinflamatorios para ver si puedo acelerar el proceso y aliviar el dolor sin cirugía."

— Bob, 55 años

"Me lesioné la espalda hace 6 semanas. En ese preciso momento, estaba dispuesto a operarme, pero mi médico me alentó a esperar un poco. El dolor todavía es tan fuerte como siempre, y ahora es más fuerte en la pierna que en la espalda. Ahora quiero operarme más que nunca. Me voy a hacer una MRI, y luego mi médico y yo podremos ver si muestra algo para lo que puede resultar útil la cirugía."

— Franco, 54 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Razones para hacerse una resonancia magnética

Razones para no hacerse una resonancia magnética

He tenido lumbalgia durante varios meses, y deseo averiguar si algo grave anda mal.

Estoy dispuesto a dedicarle más tiempo a mi lumbalgia para que desaparezca por sí sola, aun si eso lleva un año.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Si la MRI muestra un problema que puede solucionarse con cirugía, estoy preparado para operarme.

Incluso si una MRI mostrara un problema que la cirugía podría solucionar, no quisiera operarme.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa el costo de una MRI.

No quiero pagar mucho dinero por una prueba que podría no resultarme útil.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa que una MRI pueda provocar la necesidad de realizar más pruebas o tratamientos que podrían no resultarme útiles.

Me preocupa que los resultados puedan provocar la necesidad de realizar más pruebas o tratamientos que podrían no resultarme útiles.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Realizarme una MRI

NO realizarme una MRI

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. ¿Es cierto que la mayoría de los médicos indican una MRI para los casos de lumbalgia?

  • No
  • No estoy seguro
Usted tiene la razón. Una MRI no es una prueba estándar para detectar la causa de la lumbalgia. Es útil solo en determinados casos.

2. ¿Debería pedirle a su médico una MRI la primera vez que tenga lumbalgia?

  • No
  • No estoy seguro
Eso es correcto. Dado que la mayoría de las lumbalgias mejoran por sí solas, a menudo es mejor esperar y ver si mejoran con el tiempo.

3. ¿Es útil una MRI para algún caso de lumbalgia?

  • No
  • No estoy seguro
Eso es correcto. Una MRI es útil si su médico sospecha que una enfermedad o el daño en los nervios es la causa de su dolor.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioWilliam H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializadoRobert B. Keller, MD - Ortopedia

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.