Pesarios vaginales

Generalidades del tratamiento

Un pesario vaginal es un dispositivo extraíble que se coloca en la vagina. Está diseñado para sostener zonas con prolapso de órganos pélvicos.

Hay disponibles varios tipos de pesarios, que incluyen el inflable, el de tipo rosquilla y el de Gellhorn.

Su médico le ajustará el pesario para mantener los órganos pélvicos en su posición sin causarle molestias. Los pesarios vienen en diferentes tamaños y se deben ajustar cuidadosamente. Vea una imagen de cómo debería quedar ajustado un pesario.

Los pesarios pueden usarse con éxito para tratar otras afecciones ginecológicas, como un útero que no está en la posición correcta.

Qué esperar después del tratamiento

Le ajustarán el pesario en el consultorio médico. Es posible que deba probar varios tipos de pesarios hasta encontrar uno con el que se sienta bien. Su médico le mostrará cómo quitarse, limpiar y volverse a colocar el pesario según un horario regular. Si tiene dificultad para quitarse y volverse a poner el pesario, puede hacer que lo hagan con regularidad en el consultorio médico.

Por qué se hace

Los pesarios se utilizan como un enfoque no quirúrgico para el tratamiento del prolapso de órganos pélvicos.

Los pesarios también se usan cuando los síntomas del prolapso de órganos pélvicos son leves o cuando una mujer aún no ha dejado de tener hijos. Pueden usarse en mujeres que tienen otros problemas graves de salud de tipo crónico, como enfermedad cardíaca o pulmonar, que hacen que un procedimiento quirúrgico sea más peligroso.

A veces, los pesarios se utilizan para ver qué efecto tendría la cirugía para el prolapso de órganos pélvicos sobre los síntomas urinarios. Esto se llama "prueba de pesario". Si usted tiene un problema de incontinencia con el pesario colocado, se podría realizar una operación diferente para arreglar el problema de incontinencia al mismo tiempo que se realiza la cirugía para el prolapso.

En ocasiones, los pesarios se utilizan para tratar el prolapso uterino en las mujeres jóvenes durante el embarazo. En este caso, el pesario mantiene el útero en la posición correcta antes de que se agrande y quede atrapado en el canal vaginal.

Eficacia

Los pesarios no curan el prolapso de órganos pélvicos pero ayudan a controlar y desacelerar la progresión del prolapso. Añaden soporte a la vagina y aumentan la firmeza de los tejidos y los músculos pélvicos. Los síntomas mejoran en muchas mujeres que utilizan un pesario. Y en algunas mujeres, los síntomas desaparecen.1

Riesgos

Las posibles complicaciones que pueden ser causadas por llevar puesto un pesario incluyen:

  • Llagas abiertas en la pared vaginal.
  • Sangrado.
  • Desgaste de la pared vaginal. En casos graves, puede formarse una abertura (fístula) entre la vagina y el recto.
  • Abultamiento del recto contra la pared vaginal (formación de rectocele).

Se pueden reducir las complicaciones si se lleva puesto un pesario que se ajuste correctamente y que no ejerza demasiada presión contra la pared vaginal. Su médico debería revisar el pesario frecuentemente hasta que ambos estén satisfechos con cómo le queda.

En mujeres posmenopáusicas, a veces se utiliza estrógeno (crema, anillo o tabletas) junto con el pesario para aliviar la irritación causada por el pesario.

Siga las indicaciones de su médico para limpiar el pesario. Limpiarlo con regularidad reduce el riesgo de complicaciones. El horario de limpieza está determinado por el tipo de prolapso de órganos pélvicos y la marca específica de pesario.

Para pensar

Con frecuencia, los pesarios son una herramienta eficaz para manejar el prolapso de órganos pélvicos sin cirugía. Pueden ser la mejor opción si usted es una mujer joven que todavía no ha dejado de tener hijos, si le han dicho que la cirugía sería muy arriesgada para usted o si no quiere operarse por otras razones.

Para algunas mujeres, un pesario podría no ser una buena opción después de una histerectomía. Esto se debe a que el útero y el cuello uterino ya no mantienen las paredes vaginales en su lugar. Las mujeres que tienen un prolapso grave después de una histerectomía pueden tener dificultades para mantener el pesario en su lugar.

Dependiendo de lo cómoda que se sienta y del tipo de pesario que tenga, es posible que pueda dejarse el pesario puesto durante las relaciones sexuales. Sin embargo, no puede colocarse un diafragma (un dispositivo redondo de goma que se utiliza como método anticonceptivo de barrera) mientras se lleva puesto un pesario. Si todavía no ha llegado a la menopausia, es posible que desee hablar con su médico sobre métodos anticonceptivos.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Gleason JL, et al. (2012). Pelvic organ prolapse. In JS Berek, ed., Berek and Novak's Gynecology, 15th ed., pp. 906–939. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Otras obras consultadas

  • Liang CC, et al. (2004). Pessary test to predict postoperative urinary incontinence in women undergoing hysterectomy for prolapse. Obstetrics and Gynecology, 104(4): 795–800.
  • Weber AM, Richter HE (2005). Pelvic organ prolapse. Obstetrics and Gynecology, 106(3): 615–634.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Femi Olatunbosun, MB, FRCSC - Obstetricia y ginecología

Revisado20 junio, 2014